Orlegi Deportes, fracaso con el Atlas y el Tampico

Orlegi Deportes, fracaso con el Atlas y el Tampico

Por: Sergio Luis Rosas

Ha llamado la atención a nivel nacional e internacional la Multipropiedad del Grupo Orlegi, a siete años de su fundación. Hoy en día es propietario del Club Santos Laguna y del complejo deportivo, cultural y social Territorio Santos Modelo (TSM); del equipo Tampico Madero de la Liga de Expansión, y del centenario Club Atlas de Guadalajara.

El Grupo Orlegi, según lo publicado en su portal de Internet, fue fundado en junio de 2013 e inició sus actividades en el ámbito deportivo como propietario del equipo Santos Laguna y del complejo denominado Territorio Santos Modelo (TSM), en donde se encuentra el nuevo Estadio Corona, que acaba de cumplir 11 años de haber sido inaugurado.

El ocho de agosto de 2013 anunció de manera oficial la compra al Grupo Modelo del equipo Santos Laguna y del TSM en lo que fue su primera operación.

Orlegi es un grupo de diversificación empresarial con presencia en 13 estados de la República Mexicana y en algunos países como Belice, Cuba, Colombia, Estados Unidos y Escocia.

El Grupo Orlegi cuenta con dos líneas de negocios: Orlegi Deportes y Entretenimiento, especializado en la industria del deporte, y Orlegi Negocios, dedicado a la creación y desarrollo de proyectos empresariales.

Ese mismo año de 2013 incorporó Orlegi la empresa Jaiser, corporativo dedicado a la agroindustria. En enero de 2014 se formó el consorcio Vibosa-Orlegi con el objetivo de planear y ejecutar desarrollos comerciales, industriales, habitacionales, de usos mixtos y deportivos. Además, ingresó al sector energético con la empresa Genergética.

El 22 de abril de 2016 la prensa nacional dio a conocer que el Grupo Orlegi había adquirido el 50 por ciento de las acciones del Tampico Madero y el otro 50 por ciento la familia San Román del Grupo Tecamachalco. Dos años después, el 23 de mayo de 2018 Orlegi Deportes adquirió el cien por ciento de las acciones de dicho equipo. A partir de esta fecha lleva el nombre de T.M Futbol Club de la Liga de Desarrollo, llamada hasta el torneo anterior Liga de Ascenso.

El 20 de mayo de 2019 Orlegi Deportes dio otro “campanazo’’ al comprar a TV Azteca el Club de Futbol Atlas de Guadalajara, uno de los de mayor tradición y prosapia. Con esta compra se convirtió en el segundo grupo del futbol mexicano que tiene en propiedad tres equipos profesionales, y conforma el tercer activo más importante con un valor aproximado de 208 millones de dólares.

Según datos de Forbes México, el equipo Santos Laguna tiene un valor de 159.4 millones de dólares, tomando en cuenta el nuevo Estadio Corona y el complejo Territorio Santos Modelo, valuado en cien millones de dólares; a esa cifra se le suma 38.2 millones de dólares del Atlas de Guadalajara y los 10.4 millones de dólares de activos que representa el Tampico Madero.

En resumen, el Grupo Orlegi tiene activos por 208 millones de dólares en clubes de futbol, convirtiéndose, después del Grupo Pachuca, en el principal inversionista del futbol mexicano con una participación del nueve por ciento del total de clubes profesionales de México, tomando en cuenta Liga MX y Liga de Desarrollo.

El valor de los tres equipos de futbol del Grupo Orlegi está en el tercer lugar, después del de Chivas con 290.2 millones de dólares y del Monterrey con 286.2 millones de billetes verdes. Grupo Orlegi, Grupo Pachuca y Grupo Caliente son las únicas empresas con multipropiedad de equipos en el futbol mexicano.

LA COMPRA DEL ATLAS

Gamaliel Ramírez Andrade, uno de los símbolos de los Rojinegros en las décadas de los años sesenta y setenta, integrante de los llamados Niños Académicos, explicó que el Atlas estaba organizado en una Asociación Civil con cambio de directivos cada cuatro años desde su fundación en 1916. El Club Atlas A. C. tiene tres clubes sociales de alto nivel: Atlas Country Club, Atlas Colomos y Atlas Chapalita, cada uno de los cuales cuenta con instalaciones de primer nivel, como casinos, campos de golf, albercas, canchas de tenis y futbol.

Señaló que la política del Atlas era formar, promover y comercializar a los jugadores surgidos de su cantera inagotable.

RdeC: ¿Por qué vendieron el equipo Atlas?

GRA: Por los altos costos del futbol, la directiva decidió vender las acciones del equipo de futbol y del Estadio Jalisco, del cual es socio fundador. La venta estuvo a cargo del Grupo TV Azteca que fue propietario del Atlas durante cinco años y medio.

Señaló que el equipo Rojinegro quedó separado de los tres clubes sociales como Asociación Civil, y en lo que se refiere al equipo de futbol el Grupo Salinas lo convirtió en una Sociedad Anónima de Capital Variable.

R de C: ¿Por qué lo compró el Grupo Orlegi?

GRA: Lo compró porque el Atlas tiene prestigio y el Grupo Orlegi aprovechó su capital y el respaldo que tiene de diferentes grupos empresariales.

Reconoció que es un grupo que tiene visión y piensa en hacer las cosas lo mejor posible, lamentablemente en el Atlas no les ha funcionado hasta el momento. “Las cosas a veces salen bien y a veces mal”.

R de C: ¿Qué prometió el Grupo Orlegi cuándo compró el Atlas?

GRA: Prometió mejorar y tener un mejor equipo con aspiraciones de ser campeón. Prometieron hacer buenas contrataciones. Su anterior presidente, Pedro Portillo, era bien intencionado, pero no sabía lo que es Atlas y lo que su afición quiere.

Añadió que la gente se está alejando del estadio por esa situación. Los seguidores del Atlas no quieren a su dirigencia porque no son de Guadalajara y no saben de futbol ni de contrataciones.

“Han contratado jugadores argentinos que no han mostrado nada y los sostienen. Lo más importante es tener un técnico formado en el Atlas, que tenga el perfil indicado y carácter para dirigir a un equipo de mucha prosapia, que cuenta con la mayoría de la afición de Guadalajara, pues la mayor parte de seguidores de Chivas está en el interior del país’’, consideró Ramírez Andrade.

RdeC: ¿Qué costo aproximado tuvo el equipo Atlas a la compra?

GRA: No se sabe cuánto costó realmente. Hay muchos arreglos en la venta de jugadores. En el futbol lo primero es tener un diagnóstico del equipo, saber cuánto cuesta un jugador, lo cual debe valorarlo la gente que sabe de futbol.

“Lamentablemente, no hay profesionalismo ni conocimientos en la comercialización del futbol. Se estima que los tres Clubes Sociales del Atlas tienen un valor estimativo de 400 millones de dólares. En años anteriores a la compra del equipo hubo una propuesta del Ayuntamiento de Guadalajara de adquirirlo en 35 millones de dólares, sin embargo, fue desechada”.

De acuerdo a información publicada por el diario El Economista el 20 de mayo de 2019, el costo de la operación de compra y venta del Atlas tuvo fue de 38.2 millones de dólares.

Por su parte, Orlegi Deportes informó en esa fecha que llegó a un acuerdo con TV Azteca para adquirir al Atlas Futbol Club, con lo que asumiría el control total del equipo, enfocándose en la administración y operación, además de la estrategia comercial y deportiva.

RdeC: ¿Por qué hasta ahora ha sido un fracaso la compra?

GRA: Porque no saben comprar y hacer negocios. No hubo un plan maestro de desarrollo. Compraron porque pensaron que iban a hacer un gran negocio, pero si no saben armar las estrategias para tener éxito, van a perder.

“Les falta el conocimiento del futbol, saber cómo se maneja a nivel nacional e internacional. Hay que conocer esto y ellos no están capacitados. Tener honestidad en el decir y en el hacer. Deben buscar a las gentes idóneas para armar un consejo directivo que los asesore, una persona que sepa de futbol”, puntualizó.

Subrayó que hay buenos futbolistas, pero deben saber escogerlos. Se fue Manuel Portilla y llega José Riestra como presidente, pero en realidad va a ser un Coordinador, pues dependerá de Alejandro Irarragorri; son presidentes que no tienen poder de decisión para decidir lo que debe hacerse.

R de C: ¿Podrías hacer un comparativo entre la compra del León y la del Atlas?

GRA: El Grupo Pachuca se asesoró del argentino visionario Andrés Fassi y se libró de los problemas del descenso que lo amenazaban cada torneo. Fassi ha sido una pieza importante en el éxito que han tenido los Tuzos en las últimas dos décadas, en la organización de la Universidad del Futbol y en el crecimiento del grupo que actualmente es propietario de los equipos Pachuca, León, Talleres de Córdoba de Argentina y Everton de Viña de Mar en Chile.

Comentó que en México la mayoría de los jugadores extranjeros vienen a engañar a los directivos. En el caso del Grupo Pachuca saben contratar jugadores para las diferentes posiciones, pues lo importante es “un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar’’. Sería bueno que le ayudarán al Atlas.

Luis Gerardo Lugo, analista deportivo del periódico AM de León, recordó que el Grupo Pachuca compró en 2010 la franquicia del Club León al empresario lagunero Jacobo Batarse Giacomán cuando el equipo estaba en la Liga de Ascenso y para el 2011 ya lo habían ascendido a Primera División.

“Se hicieron buenas contrataciones cuando el equipo regresó a Primera División, del Pachuca trajeron a Luis Arturo “El Chapito” Montes, Carlos “El Gully” Peña, Edwin Hernández, Ignacio González y  José Juan “El Gallito” Vázquez. En el extranjero contrataron a Hernán Darío Burbano, Matías Britos y Mauro Bosseli. Repatriaron a Rafael Márquez y Johny Magallón. Los logros no se hicieron esperar y el León consiguió el Bicampeonato en los Torneos Apertura 2013 y Clausura 2014. Lamentablemente el Grupo Salinas desmanteló al Atlas cuando lo tuvo”, apuntó el periodista leonés.

R de C: ¿Cuál es la perspectiva del Atlas en manos del Grupo Orlegi?

GRA: Depende de las acciones que realice el nuevo presidente José Riestra. Lo visualizo mal hasta no ver resultados. Deben hacer un diagnóstico de los jugadores para tomar decisiones y lograr que las cosas mejoren. También ver los recursos financieros con que cuentan.

“El éxito depende de las estrategias que implementen para conseguirlo. Se ve muy difícil el panorama, pues hay inconformidad entre los seguidores del Atlas por la actuación de su dirigencia y del Grupo Orlegi. Las expectativas no son nada halagüeñas y el futuro del equipo es una interrogante”, concluyó Gamaliel Ramírez Andrade.

LA COMPRA DEL TAMPICO

El Tampico Madero estaba en una situación complicada: militaba en la Liga Premier de Segunda División y buscaba un lugar en la Liga de Ascenso. Disputaron la final de la Liga Premier contra Murciélagos en el Clausura 2016 y la perdieron. Jugaron un repechaje para ascender contra Potros UAEM y no lo consiguieron, según cuenta el Licenciado en Administración Pública e historiador deportivo Carlos Méndez Lomelí, quien desde hace varias décadas se ha dado a la tarea de rescatar la historia del futbol tamaulipeco.

Añadió que, en los inicios de esa Liguilla del Clausura 2016, el Grupo Orlegi adquirió el 50 por ciento de la franquicia del Tampico Madero y el otro 50 por ciento lo compró el Grupo Tecamachalco de la familia San Román. Posteriormente, el 23 de mayo de 2018 el Grupo Orlegi adquiere la totalidad de las acciones. Ese mismo año compró la franquicia del San Luis de la Liga de Ascenso para llevarla al Tampico y se nombra a Carlos Gutiérrez Riera como Presidente de T. M. Futbol Club. Éste es su nombre oficial, pues el de Tampico Madero ya estaba registrado ante Femexfut.

RdeC: ¿Qué ha pasado y qué puede pasar con el T. M. Futbol Club en manos del Grupo Orlegi?

CML: La verdad no ha sido muy aceptada la llegada del Grupo Orlegi. La afición no está contenta con el rendimiento del equipo ni con los refuerzos contratados. El T. M. Futbol Club no ha logrado del todo la aceptación de la afición de Tampico, que no los perdona cuando pierden contra Correcaminos UAT el clásico tamaulipeco.

“La verdad, ha sido un tema complicado, el tema de la operación, vigilancia y orden dentro del Estadio Tamaulipas. Había aficionados que ingresaban con bebidas alcohólicas y parrillas para preparar su carne asada durante los partidos. No había ningún control en el boletaje de entrada a las diferentes localidades. Se logró mejorar el ambiente a través del sonido local y poner orden entre los patrocinadores.”

Con la llegada del Grupo Orlegi se aplicó el Reglamento de la Liga de Ascenso y estableció una logística para asegurar la taquilla, esto de inicio generó conflicto, pues los aficionados no estaban acostumbrados al orden. Las instalaciones del Estadio Tamaulipas estaban muy descuidadas en su totalidad, por lo que fue necesario hacer una inversión considerable para rehabilitarlo.

Carlos Méndez Lomelí cuenta que el Estadio Tamaulipas es el único del mundo ubicado en dos ciudades. Una mitad del campo está en el Puerto de Tampico y la otra parte en Ciudad Madero. La idea fue unir a los aficionados de las dos poblaciones, pero genera complicaciones en cuanto al pago de impuestos y solicitud de permisos.

RdeC: ¿Por qué siempre han sido difíciles los equipos de Tampico?

CML: Ha habido malas administraciones, gente que no ha sabido administrar el equipo. La afición de Tampico es muy fiel y apasionada, a veces muy exigente. Por lo general el Estadio Tamaulipas registra una entrada promedio de 15 mil aficionados. Con la llegada del Grupo Orlegi la afición se entusiasmó y abrigó la esperanza de que Tampico Madero regresara a Primera División. Entre los viejos aficionados hay quienes comentan “no me puedo morir sin que el equipo ascienda a Primera División’’. La última vez que tuvieron un representativo en el máximo circuito del futbol mexicano fue en la temporada 1994 – 1995, hace 25 años.

RdeC: ¿En qué benefician o afectan al Santos Laguna las compras del Atlas y del Tampico Madero si hay menos recursos de su verdadero dueño?

CML: Las inversiones fueron en dos partes, primero la de Tampico Madero. Cuando se hace una sociedad hay un Derecho de Tanto para aumentar el Capital, en el caso del Santos Laguna se hizo efectivo con el valor de las cartas de los jugadores Daniel “El Hachita” Ludueña, Marc Crosas y Javier “El Chuletitas’’ Orozco, quienes jugaron en el T. M. Club de Futbol.

“La compra del Atlas fue una oferta, ya que el Grupo Orlegi contó con el apoyo de una empresa televisora por haberle hecho un favor de calidad, siendo así como pudo comprar los Rojinegros al Grupo Salinas”, puntualizó el informante.

Estimó que la compra del Atlas afectó a Santos Laguna porque se desprendió de tres jugadores que fueron claves en la conquista del último campeonato en el Clausura 2018: el defensa central argentino Martín Nervo, el paraguayo Osvaldito Martínez y Francisco Isijara. Posteriormente fueron transferidos Javier Correa y Javier Avella a los Rojinegros.

“Le han dado fortaleza al Atlas, pero han debilitado al Santos Laguna. Al Tampico Madero lo han utilizado como un laboratorio para complementar la formación de sus jugadores de Fuerzas Básicas’’, puntualizó.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Siguiente Noticia

Te podría interesar: