Problemas económicos en el Santos Laguna

Problemas económicos en el Santos Laguna

Por: Eduardo Rodríguez

Desde el año pasado el equipo Santos enfrenta problemas económicos, pero este año la situación podría empeorar debido a tres factores principales: la falta de ingresos por entradas al estadio debido a la pandemia; el pleito legal con la poderosa empresa de espectáculos norteamericana Disney y, por si algo faltara, el equipo Atlas de Guadalajara se encuentra sumido en la última posición de la tabla de posiciones en este torneo.

La posibilidad de que los aficionados puedan volver al estadio y con ello se recupere el ingreso perdido parece algo difícil en este año de 2021. Todo depende de la manera en que se dé la vacunación y, hasta ahora, en los mejores pronósticos, se puede ir todo este año en alcanzar un nivel de cubertura básica, que pudiera permitir el regreso de aficionados a los estadios, por lo que lo más probable es que este ingreso esté perdido en la actual temporada y, muy probablemente, también en la próxima si las cosas siguen mal.

El pleito legal contra la empresa Disney va a ser algo complicado que puede resolverse hasta 2022, pero aún no se puede afirmar si Orlegi Sport pueda ganar y recuperar el dinero que reclama por los derechos de televisión. Disney se niega a pagar y tiene un equipo de abogados bastante competente, así que no va a ser fácil ganarle el pleito.

Para empeorar las finanzas de Orlegi Sport, en la quinta jornada de la actual temporada, el equipo Atlas de Guadalajara ha sumado tan solo 5 puntos de 18 posibles y  ha metido sólo dos goles, pero le espera un calendario difícil.

Si las cosas continúan así en el equipo tapatío, que ha perdido el apoyo de su afición, existe un gran riesgo de quedar en el fondo de la tabla al final de la temporada, lo que obligaría a Orlegi Sport a tener que pagar nada menos que 120 millones de pesos para no perder su permanencia en la primera división, lo que sería un golpe demasiado fuerte que tendría que repercutir inclusive en el equipo Santos.

A diferencia de otras ocasiones, Orlegi había recurrido a la venta de jugadores como un negocio rentable, pero ahora no tiene un plantel en el que existan figuras importantes que resulten atractivas para equipos grandes, que pueden pagar cantidades millonarias, como sucedió en el pasado.

Hasta ahora el equipo Santos camina aceptablemente en el torneo que corre, pero no parece tener las condiciones para convertirse en un protagonista, a menos que la suerte vaya en su favor, lo que ha sucedido en otros torneos, entre ellos en el que ganó su último campeonato.

Pero ya sea que al Santos le vaya bien o mal, la empresa de la que depende está enfrentando problemas económicos y, si las cosas salen mal con el Atlas, como hasta ahora, los problemas se acumularán y es posible que habría que buscarle comprador, el problema es quién va a querer comprar un equipo en tales condiciones.

Todo parece indicar que la suerte se le terminó a Alejandro Irarragorri, después de años en los cuales la astucia y su habilidad de mercadotecnia parecían proyectarlo como un muy exitoso empresario. Hoy el que tendrá que pagar las cuentas sería el exempresario cervecero Carlos Fernández, quien se dejó llevar por las audacias de Irarragorri en la compra del Atlas y en otros asuntos de negocios.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Te podría interesar: