El papa Francisco y la contradicción de bendecir parejas del mismo sexo

El papa Francisco y la contradicción de bendecir parejas del mismo sexo

Por: Eugenia Rodríguez

Todo parece indicar que, por las razones que hayan sido, el papa Francisco se ha dado un resbalón de lo más incómodo para toda la iglesia católica

A sus 84 u 85 años, el papa Francisco, quien se ha esforzado mucho en tratar de transmitir una imagen de bonhomía y de humildad a su ministerio, tiene ya problemas importantes de senectud y, en consecuencia, de salud, pues de entrada fue electo ya muy viejo.

Ahora tiene en un predicamento a los obispos de casi todo el mundo, quienes están tratando de explicar “lo que quiso decir el papa”, con su disposición de otorgar la bendición a las parejas del mismo sexo, cuando la doctrina de la iglesia católica no acepta las relaciones entre parejas del mismo sexo, mucho menos su “bendición”.

Anteriormente había dicho el papa Francisco que la iglesia debe aceptar a todo mundo, no importando si son o no “pecadores”, lo que ha sido una política doctrinaria de siempre, pero pone de por medio el sacramento de la confesión, como un recurso para la reconciliación, pero esto de dar la “bendición” a las parejas del mismo sexo tiene en problemas a los obispos, muchos de los cuales se han inconformado abiertamente, pues de entrada no se sabe en que consiste la tal “bendición”.

Si por “bendición” se entiende el sacramento del matrimonio, pues de entrada habrá que considerar que el papa se ha dado un resbalón de lo más embarazoso y ahora los obispos, por su cuenta, van a tratar de hacer malabares para dar una explicación sobre lo que se entiende por “bendecir” las uniones lésbicas o gay.

“Yo los bendigo en el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo” y enseguida darles una rociada de agua bendita ¿Se trata de algo así? ¿Se trata simplemente de orar por ellos y desearles bendiciones de forma impersonal? Pues no se sabe.

Si desde el punto de vista del derecho civil ya está establecido el matrimonio entre individuos del mismo sexo, es muy probable que estos entiendan que el papa ha dicho que se pueden casar por la iglesia, con todo el ritual sacramental de por medio, pero eso implicaría un escándalo al interior de la jerarquía eclesiástica y de la feligresía, porque además contraviene la doctrina vigente.

Todo parece indicar que, por las razones que hayan sido, el papa Francisco se ha dado un resbalón de lo más incómodo para toda la iglesia católica, que ya de por sí tiene serios problemas para adaptarse a todos los cambios vertiginosos que está enfrentando el mundo actual.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Siguiente Noticia

Te podría interesar: