SIMAS destruye el pavimento

Por: Eduardo Rodríguez

SIMAS ha sido, por décadas, un pozo de corrupción y de ineptitud, a niveles escandalosos, pero no pasa nada.

Durante unas semanas el SIMAS realizó algunos trabajos de excavación en la calle Juárez, entre Diagonal Reforma y Antonio De Juan Belz. Cuando terminó tapó todas las zanjas, repuso el pavimento y dio por concluida la obra.

Una semana después se comenzaron a formar ondulaciones en el pavimento y entonces cayeron algunas lluvias y aquello se puso horrible. Como es mi paso obligado a diario, el agua cubría la hondura de los hoyancos, que eran realmente enormes y casi pierdo una llanta y daño los amortiguadores en uno de ellos.

Lo indignante es que esto lo hace SIMAS por toda la ciudad: abre zanjas, las rellena de nuevo con tierra, no realiza la compactación correspondiente ni coloca los materiales que debe, pone encima la plasta de asfalto y destruye la pavimentación, que en ocasiones ha sido colocada recientemente y tienen que pasar años, muchos años, para que se vuelva a repavimentar.

Se da por un supuesto que es el SIMAS el que cubre sus propias excavaciones, pero igual las realiza otra dependencia municipal, el caso es que SIMAS debe hacerlo o estar coordinada con quien haga las cosas de manera correcta y no provoque tal destrucción, pues ya de entrada el asfalto es de baja durabilidad y basta una semana de lluvias para dejar las calles como si fuera un paisaje lunar.

Pongo otros ejemplos, para demostrar que esto lo hacen por toda la ciudad. Voy el domingo a la iglesia, pues un pariente de un amigo ha pasado a mejor vida, se murió pues, y fui a la misa en el templo de San José, ubicado en la calle 11 y lo mismo: la huella destructiva de SIMAS, y solo recorrí la cuadra que va de la Escobedo a la Bravo, pero el daño es mucho más amplio.

Algo todavía peor, en la colonia Ampliación La Rosita, donde tuvieron que pasar no menos de cinco gobiernos municipales para que repavimentaran, hay calles donde se hicieron excavaciones de SIMAS a lo largo de varias cuadras y quedó un hundimiento en la parte central de dichas calles, que, con las últimas lluvias, empeoró todo y echó a perder la repavimentación ¿Habrá que esperar otros 15 años para que el problema se corrija?

SIMAS ha sido, por décadas, un pozo de corrupción y de ineptitud, a niveles escandalosos, pero no pasa nada. Hay varios exfuncionarios de la pasada administración con proceso judicial abierto y otros amparados, pero estamos cerrando el segundo año del nuevo gobierno y nadie está en la cárcel o ha reparado los daños que provocó al erario municipal, tal vez porque políticamente el PAN es ahora aliado, por lo que se quiera, pero siempre hay un pretexto para que no pase nada y esta dependencia siga siendo ineficiente y corrupta.

Donde SIMAS hace alguna reparación, ya sea de tubería de conducción de agua u obras más grandes de reparación de drenaje, causa un daño al pavimento que, con el paso del tiempo, se va empeorando.

Toda la ciudad reciente esta ineptitud en los trabajos que realiza el personal de la paramunicipal o quien sea que los realice, lo que debería de haberse corregido desde hace varios gobiernos, pues los recursos económicos y materiales los tienen.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Siguiente Noticia

Te podría interesar: