¡Que alguien retire ya a Vicente Fox!

¡Que alguien retire ya a Vicente Fox!

Por: Marcela Valles

Vicente Fox Quesada ha cumplido ya los 81 años de edad, es un anciano que goza de una posición económica más que desahogada, no solo a partir de su condición de expresidente de la república, sino de sus actividades que tuvo, y tiene, como empresario.

Es un hombre que, sobre todo en los últimos años, no ha estado a la altura de la figura política que representó, como el primer presidente de la república emanado de un partido de la oposición, en este caso del PAN. Aunque logró algunos aciertos, tampoco estuvo a la altura de lo que se esperaba de él como presidente, desperdiciando una enorme popularidad de la que gozó a su llegada al poder, e inclusive conservó por varios años.

Un hombretón de 1.92 metros de estatura, siempre ataviado de ranchero y con una imagen campirana, se la pasó todo su gobierno debajo de la falda de su mujer, Martha Sahagún, una pequeña, astuta y ambiciosa mujer que le tenía, y le tiene, bajo control, aún antes de que llegara a la presidencia, cuando era todavía gobernador de Guanajuato.

Tiene una fundación y un centro de convenciones en su enorme propiedad del rancho San Cristóbal, ubicado cerca de la ciudad de León, Guanajuato, un hotel ahí mismo y todo un complejo agrícola y habitacional. Un tiempo estuvo muy activo con diversos eventos y además eran conferencista, pero fue menguando poco a poco, sin dejar de hacer apariciones públicas cada cierto tiempo, con declaraciones a ciertos medios de comunicación, donde se muestra cada vez más desafortunado.

Muy probablemente por lo que fue y por lo que representa, nadie se ha atrevido a decirle que ya hace rato que fue hora del retiro; que debe de ser discreto, prudente, mantenerse al margen del debate político y cuidar su imagen.

Cuando la candidata del Frente Amplio por México, Xóchitl Gálvez, está batallando todos los días con los ataques de Andrés Manuel López Obrador, quien hace uso y abuso de la tribuna presidencial, Vicente Fox hace declaraciones a los medios tan desafortunadas que resultan impertinentes, las cuales, por supuesto, usa López Obrador para seguir atacando a la candidata de la oposición.

En su última declaración, en la cual ya se percibe inclusive senil, Vicente Fox habla tratando de usar el estilo muy particular de Xóchitl Gálvez, pero se pone a decir que esta batallando económicamente; que ojalá Xóchitl Gálvez, si llega a presidente, le regrese la pensión de la que gozaba como expresidente, pues tiene que hacer frente a gastos como su seguro de gastos médicos mayores, que, a su edad de 81 años, le cuesta 100 mil pesos mensuales, algo que además no es cierto.

Pero enseguida se lanza en contra de los programas del bienestar, usando la afirmación altisonante de que “se pongan a trabajar todos los guevones”, algo que está manipulando López Obrador y que está tratando de evitar a toda costa Xóchitl Gálvez, con lo cual, en lugar de ayudar a la candidata, la pega un golpe bajo.

Aún antes de que comience la campaña presidencial, alguien debe pedirle a Vicente Fox que se mantenga al margen, y ese alguien es la dirigencia nacional del PAN, a quien le compete la responsabilidad, los siguientes responsables es la propia familia de Fox, en especial Martha Sahagún, ya que ésta conserva el mismo poder que desgraciadamente siempre ha tenido sobre él, valiéndose de los más extraños artilugios.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Te podría interesar: