Coahuila: Morena en problemas – Resumen de precampañas

Coahuila: Morena en problemas – Resumen de precampañas

Por: Rodrigo Tejeda

Al cierre de las precampañas electorales en Coahuila, el pasado 12 de febrero, lo más destacado son los fuertes problemas internos que está enfrentando Morena, en tanto que la alianza PRI-PAN-PRD tuvo un comportamiento de acuerdo a los pronósticos previos, lo mismo que la alianza UDC-PVEM, mientras que el PT tiene una pobre presencia y sólo destaca su fuerte promoción en las redes sociales.

La división en Morena sigue prevaleciendo, lo que ha limitado la penetración de la precampaña y disminuido el índice de preferencias hasta en cerca de 10 puntos para el morenismo. Esto pese a los esfuerzos del precandidato Armando Guadiana Tijerina por buscar la unidad del partido y realizar una “operación cicatriz”, incorporando a los ex priistas que había sumado Ricardo Mejía Berdeja, y pese también a los esfuerzos del líder nacional de Morena, Mario Delgado, por llamar a la unidad e, inclusive, la intervención del Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, por alinear a los alcaldes morenistas a la campaña de Guadiana Tijerina.

El efecto Ricardo Mejía parece haber causado un problema casi irresoluble en la unidad de Morena, debido a todas las expectativas y la propaganda que se le permitió realizar durante casi todo 2022, pero principalmente a su postura, por la cual parece tener la consigna abierta de ir en contra de Armando Guadiana Tijerina.

El 11 de febrero, por medio de un video colocado en las redes sociales, el coordinador de la precampaña y ex precandidato, Luis Fernando Salazar Fernández, renunció a su cargo, argumentando que se sentía muy incómodo con los ex priistas que estaban interviniendo en la precampaña, refiriéndose indirectamente a personajes como Shamir Fernández y Jorge Luis Moran, ex alcalde de Torreón, entre otros.

Lo más delicado es que Luis Fernando Salazar manifestó que la gente del propio Armando Guadiana no se siente cómoda y “su gente” tampoco se siente cómoda con los ex priistas, pero no mencionó que gran parte de dicha incomodidad tiene su origen en la disputa por las candidaturas a las 16 diputaciones locales, donde hay problemas serios para llegar a un acuerdo.

De prologarse este escenario hasta el inicio de las campañas, que serán muy cortas, el posicionamiento de Morena se verá seriamente afectado.

En el bando de la alianza PRI-PAN-PRD hasta ahora, y contra lo esperado, las cosas parecen marchar mejor de lo esperado, ya que se preveía una mayor resistencia de los sectores más duros del panismo hacia la alianza, pero en los sondeos iniciales todo indica que el panismo se ha familiarizado con la candidatura de Manolo Jiménez.

Toda la estructura electoral del PRI y del PAN están funcionando conforme a lo previsto, con un candidato joven que ha mostrado un dinamismo mucho más intenso que el del veterano candidato morenista, Armando Guadiana.

Foto: Vanguardia

MEJÍA BERDEJA Y UDC-PVEM

Cumpliendo los pronósticos iniciales, la precampaña de la UDC-PVEM ha tenido una muy pobre penetración en las regiones sureste, laguna y centro del estado, donde radica el grueso del censo de población y de electorales, concentrando su proselitismo en las regiones carbonífera, de los cinco manantiales y el norte, donde tradicionalmente tiene la casi totalidad de su clientela, pero ahora tiene más dificultad para avanzar en Piedras Negras, donde el PRI se ha afianzado y el segundo lugar lo ocupa Morena.

Evaristo Pérez, el precandidato, está manejando un discurso muy similar al de Ricardo Mejía Berdeja del PT, con la diferencia de que la UDC tiene una estructura más arraigada en varios municipios chicos y en su bastión (Ciudad Acuña), pero además el PVEM es una mejor marca electoral que el PT, un partido de izquierda que históricamente sólo ha alcanzado votaciones de entre 1% y 2% por ciento en elecciones pasadas.

LA UDC-PVEM, al igual que el PT con Ricardo Mejía Berdeja, le están apostando a sustraerle toda la clientela posible a Morena, manejándose como si ambos fueran parte de la llamada 4T. La intención es atraer a los sectores más indecisos del morenismo, por un lado y, por el otro, en el caso del PT, a los sectores más duros o radicales.

Hasta ahora Armando Guadiana ha optado por manejar un discurso moderado, que busca ser propositivo y, sólo en parte, de denuncia, haciendo una referencia básicamente a la necesidad de una alternancia.

En contraste Ricardo Mejía está tratando de ser la cara dura de las precampañas, con mensajes agresivos, sin planteamientos de propuesta, denominándose inclusive como “El Tigre”, para tratar de desplazar su mote tradicional de “El Bebesaurio”, como se le conoce en el medio político.

Después de haber perdido las fuentes de financiamiento, las relaciones con el poder central y sin poder utilizar la imagen de AMLO ni la de Morena, Mejía Berdeja se ha tenido que replegar a las redes sociales, por el menor costo que le representan, buscando conservar al menos una parte de la clientela que había generado con la muy extensa campaña que realizó en 2022, debido a la cual tiene 9 carpetas abiertas por violaciones a las leyes electorales del estado, lo que sigue siendo un asunto pendiente.

En caso de que se proceda en su contra, ya el poderoso aparato del gobierno federal no lo protegería, por el contrario, es muy probable que lo viera con buenos ojos para disminuir el nivel de la división interna y la desviación de votos.

De seguir las cosas como han cerrado el 12 de febrero las precampañas, Morena podría perder al menos 10 puntos en las preferencias del electorado de Coahuila, lo que le podría colocar hasta 15 puntos por debajo de la alianza PRI-PAN-PRD, porque la UDC-PVEM le puede sustraer al menos un 5% y el PT otro 5% de las preferencias que tenía todavía en noviembre de 2022.

Armando Guadiana se verá obligado a replantear su campaña y a enfrentar todas las turbulencias internas que azotan a su partido, algo para lo cual tiene demasiado poco tiempo y una energía limitada. La renuncia de Luis Fernando Salazar descompone lo poco que se había logrado unificar que, a juzgar por los hechos, era sólo algo de apariencia y no de fondo.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Te podría interesar: