AHMSA: para ‘enemigos’ no hay gracia ni plazos

AHMSA: para ‘enemigos’ no hay gracia ni plazos

Por: Álvaro González

Altos Hornos de México, AHMSA, debe pagar el servicio de luz como cualquier otra empresa o cualquier otro particular, aunque el servicio sea malo; eso es algo que no parece tener mayor discusión. ¿Pero qué pasa si una gran empresa trae apuros y no puede cubrir a tiempo un servicio público que depende del gobierno federal?

Pasa que si es amigo del señor presidente o de alguien cercano al señor presidente que le hable al oído, hay tiempo de gracia, hay facilidades y hasta hay condonaciones. Pero Alonso Ancira, el dueño principal de AHMSA es visto como un enemigo, por la razón de fondo de que es amigo de Carlos Salinas de Gortari, en cuyo periodo se hizo de la siderúrgica más importante del país que, dada la casualidad, se encuentra ubicada en Coahuila y también, dada esa misma casualidad, es la base de la economía de todo el centro del estado.

Y pasó que como AHMSA debía un poco más de 130 millones de pesos por el servicio de electricidad, CFE le cortó el servicio de tajo, lo que paralizó a la siderúrgica por varios días, con perdidas cercanas a un millón de dólares al día.

¿No podía haber una negociación? Porque la CFE no ha difundido que haya tenido negociaciones antes de proceder a cortar el servicio, lo que le ha metido mucho temor a toda la región centro de Coahuila, cuya economía pende de la siderúrgica, que maneja por lo menos 17 mil empleos directos, pero además hay muchos miles más que dependen de las empresas proveedoras de la siderúrgica.

Se diría que son muy malos modos, pero peores han sido cuando han metido a la cárcel, y luego liberado, al propio Alonso Ancira, acusado de defraudación por la venta al estado de una empresa de agronitrogenados, cuando se supone que ya existía un acuerdo de reparación del daño, que fue el mismo que se aplicó cuando se le retiran los cargos, queda en libertad y decide mudarse a San Antonio, Texas, aprovechando su doble nacionalidad.

Muy lejos está Alonso Ancira de ser una figura beatífica, como también está a una distancia similar de ser un alma de la caridad cristiana. Es un empresario que hace negocios y genera riqueza, y la toma de donde la encuentre, porque a eso se dedica. Que ha cruzado la línea es muy cierto y lo ha tenido que pagar, a diferencia de muchísimos otros que gozan de la gracia del señor presidente, entre quienes se encuentran, por citar el más grande ejemplo, Carlos Slim, el hombre más rico del país.

Lo que inquieta y mete preocupación es que a nadie parece importarle la incertidumbre y el ambiente de inseguridad que se le propicia a los miles de empleados y trabajadores, quienes ya las han pasado duras en años anteriores debido a los contratiempos que ha tenido que enfrentar la empresa.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Te podría interesar: