Arturo Gilio: la fiesta brava debe continuar

Arturo Gilio: la fiesta brava debe continuar

Por: Sergio Luis Rosas

ENTREVISTA AL EXMATADOR ARTURO GILIO HAMDAN

La fiesta brava es una herencia de la cultura española que ha sobrevivido en nuestro país a través de cinco siglos, a pesar de las adversidades y de quienes se oponen a este festejo por considerarlo una crueldad, sin tomar en cuenta que México ha aportado grandes figuras a la tauromaquia y que las ganaderías existentes en el país han trascendido las fronteras.

En el caso de Coahuila, estado donde desde hace unos cuantos años prohibieron las corridas de toros, los legisladores dictaminaron la Ley Antitaurina y olvidaron las hazañas de Fermín Espinosa Saucedo, mejor conocido como “Armillita’’ o el “Maestro de Maestros’’, considerado como uno de los toreros más grandes de todos los tiempos, nacido en la ciudad de Saltillo y descendiente de una familia dedicada a la tauromaquia desde el siglo antepasado.

A su regreso triunfal de España en 1935, “El Maestro’’ Armillita sostuvo una gran rivalidad con el torero regiomontano Lorenzo Garza, celebrando corridas de mano a mano en 19 ocasiones y en la mayoría de ellas Fermín Espinoza se llevó el triunfo por delante.

Ese año del 35 se inició la competencia entre el torero de Saltillo y el de Monterrey, los dos se jugaban la vida en el ruedo y la afición de las dos entidades disfrutaba el arte taurino. En los tendidos había una gran pasión y las mantas de ambos bandos salían a relucir.

Ante la prohibición de la fiesta brava en Coahuila, el espectáculo taurino encontró refugio en la acogedora Plaza de Toros Alberto Balderas de Ciudad Lerdo, a la que un día un alcalde le quitó el nombre del gran diestro duranguense para imponerle el nombre de un charro lerdense, como si un ruedo fuera un lienzo charro, ignorando que la Ciudad Jardín fue la primera de las tres ciudades hermanas en contar con un escenario taurino.

Las hazañas de los grandes toreros y el ambiente que se vive en la fiesta brava han sido llevados a la pantalla cinematográfica. Grandes escritores han publicado relatos interesantes sobre la tauromaquia, como Ernest Hemingway en su libro “Muerte en la tarde’’ de 1932; Luis Spota en su novela “Más cornadas da el hambre’’, historia de unos aprendices de torero.

La situación actual del toreo en La Laguna y en México es crítica según lo manifiesta Arturo Gilio Hamdan, ex matador lagunero de gran trayectoria, empresario taurino, ganadero y apoderado, quien en la presente entrevista hace un análisis concienzudo del difícil momento que atraviesa actualmente la tauromaquia mexicana.

Arturo Gilio Hamdan lucha desde diferentes trincheras con gran ahínco para que la tauromaquia siga vigente en La Laguna, pese a la imposición de leyes antitaurinas que pretenden desaparecerla.

SLR: ¿Cómo definirías la tauromaquia?

AGH: Es el arte de lidiar reses bravas a mayor entendimiento y mejor interpretación, resultando así la tauromaquia. Para mí es una forma de vida, puesto que todo lo relacionado a la fiesta de los toros está en mi escritorio.

“Parte de mi tiempo lo dedico a ella, pues soy ganadero, empresario y apoderado. Más que hábito es una forma de vida, pues todo lo relacionado con el mundo de los toros me apasiona’’, puntualizó el ex matador de toros Arturo Gilio Hamdan.

SLR: ¿En algunas regiones de España la tauromaquia está considerada como un patrimonio nacional?’

AGH: Sí, prácticamente en todo España está declarada como un patrimonio nacional y una fiesta que ha conservado sus costumbres, su cultura y su turismo taurino; sin embargo, en Cataluña se prohíben las corridas más por la cuestión independentista que por lo nacionalista.

“Creo que la gran mayoría de las poblaciones de España tienen una fiesta taurina que de fondo es igual, pero con diferentes tradiciones por región. En “La Pamplonada’’ del siete de julio corren los toros por las calles de Pamplona. En Valencia el seis de marzo se celebran las Fiestas Falleras, consistente en figuras enormes de papel que desfilan por las calles el 19 de marzo.

“Las fiestas de Sevilla en donde la gente pasea en sus coches de caballos vestidos a la usanza sevillana, música y bailables flamencos. Cada provincia la celebra de manera diferente’’, puntualizó.

SLR: ¿Crees que es justa la lidia a muerte entre toro y torero?

AGH: Sí, el toro se lidia en edad adulta para salir al ruedo con todas sus facultades, con preparación física de salud y alimentación. Por su parte, el torero tendrá que enfrentar toda esa fiereza de los 500 kilos que ve enfrente y descifrar en milésimas de segundos las facultades y cualidades del astado.

“Partiendo desde el punto de vista de que el torero está dispuesto a jugarse la vida en una profesión donde muchas veces el toro lo ha vencido, podemos decir que es un duelo a muerte entre toro y torero’’, así lo consideró.

SLR: ¿Cuáles fueron las cornadas más graves que sufriste en tu carrera de matador?

AGH: En total fueron 11 cornadas, tres de ellas fueron de muerte. Una fue en Piedras Negras, Coahuila, en donde me rompieron la arteria femoral y tuve que recibir casi tres litros de sangre.

“La siguiente fue en Chota, Perú, donde me rompí la arteria safena, de igual manera me hicieron transfusión de sangre. En esta cornada perdí el conocimiento y desperté en el quirófano. Mi vida estuvo en peligro; incluso, solicité los santos óleos’’, recordó ese momento difícil de su carrera.

Relata el matador que la tercera cornada grave fue en la Plaza México, penetrante de vientre con ruptura de escroto y recto.

SLR: ¿Sentías miedo al momento de la lidia?

AGH: No, sentía miedo previo a la corrida porque vas a algo desconocido. Todos los animales son diferentes, pero en el momento en que sale el toro y vas descifrándolo te vas relajando poco a poco hasta llegar el momento en que lo dominas y lo disfrutas, olvidándote de tu cuerpo y “toreando con el alma’’.

“Cuando sales al ruedo y ves al toro se pasa el miedo. Todos los que nos exponemos a una situación de riesgo o competición pasamos miedo, sin olvidar que el miedo del torero es angustiante y profundo, puesto que está en riesgo tu vida’’, estimó el ex diestro lagunero.

SLR: ¿Qué opinas de la prohibición de la fiesta brava en Coahuila?

AGH: Yo considero que las creencias de algunos no pueden estar por encima de los derechos de los demás.

“Definitivamente en el caso de Coahuila siento que fue un atropello a nuestros derechos y libertades como ciudadanos, dando preferencia a una especie por encima del ser humano, olvidando a una especie que fue creada para el sacrificio’’, explicó.

SLR: ¿Fue una arbitrariedad?

AGH: Considero que sí, porque fue precisamente una iniciativa personal del ejecutivo (Rubén Moreira) y no una demanda ciudadana.

SLR: ¿Qué le dirías a quienes se oponen a la fiesta brava?

AGH: Primero que nada, que se den la oportunidad de conocerla para poder tener una opinión de la misma; segundo, si no les llegase a gustar la fiesta brava recuerden la frase de don Benito Juárez, “el respeto al derecho ajeno es la paz’’.

Recordó que Coahuila ha sido tierra de algunos toreros que han marcado historia en la fiesta brava a nivel mundial como “El Maestro” Armillita de Saltillo, Coahuila, y a nivel nacional el lagunero Valente Arellano Salum, quien en su etapa novilleril fue un revolucionario de la tauromaquia.

En seguida explicó: “el toro bravo es un animal que genéticamente nace para embestir y para atacar, eso no se le enseña. Un animal no puede haber sido toreado antes de salir a la Plaza de Toros. Al final de su muerte sirve para el abasto de carne para consumo humano como cualquier bovino, porcino, caprino o avícola. No debemos confundir las características de estas especies con las mascotas.

SLR: ¿Qué repercusiones tuvo para tu familia la suspensión de la tauromaquia en Coahuila?

AGH: Definitivamente fueron efectos negativos en la economía de muchas familias. Mi dificultad es el tema económico de proyectos del Coliseo Centenario, que contemplaba cierto número de eventos comprometidos a espectadores y patrocinadores.

“No sé en números a cuánto podría ascender la pérdida, no es cuantificable, pues tuve que suplir los toros por otros espectáculos que generaron mayor inversión y riesgo económico para realizarlos’’, puntualizó.

Estimó que repercutió básicamente en lo económico, disminuyeron fuentes de empleo y genéticamente perjudicó la crianza de animales de lidia, situaciones que no tomaron en cuenta los que enarbolaron la bandera del antitaurinismo para sus fines electorales.

SLR: ¿Es rentable un coso tan pequeño como el de Lerdo?

AGH: Nos hemos adecuado a los costos basados en la capacidad de sus ingresos y hemos logrado el apoyo de los sectores, tanto de autoridades como profesionales, para poder traer a la Plaza de Toros Alberto Balderas de la Ciudad Jardín, carteles con figuras del toreo con la seriedad que una corrida de toros requiere.

Detalló que toreros de la talla de Enrique Ponce, Pablo Hermoso de Mendoza y Andy Cartagena se presentaron en este coso. Se había anunciado a Andrés Roca Rey, máxima revelación del toreo, pero la pandemia canceló su temporada en México, aunque existen posibilidades de que cuando volvamos a la normalidad venga a nuestro país.

“La verdad es que habíamos contado con el beneplácito de los aficionados con buenas entradas y logramos posesionar a la Plaza de Toros de Ciudad Lerdo como un escenario en donde las grandes figuras quisieran estar’’, precisó el empresario taurino lagunero.

SLR: ¿Qué están haciendo los ganaderos para mantener la crianza de toros de lidia?

AGH: La verdad es que la ganadería de toros bravos está teniendo grandes pérdidas en la actualidad, pues al no haber corridas de toros tienen que lidiarlos a puerta cerrada y sacrificar a sus animales que llevaban pastando cinco años, vendiéndolos a precio de carne, lo cual está dejando muchas pérdidas.

En seguida explicó: “La mayoría de los ganaderos ha decidido disminuir el número de vientres que se encuentra en su ganadería para evitar más gastos a corto plazo y apostar a una reactivación a mediano y corto plazo”.

Reconoció que indudablemente el golpe a los ganaderos ha sido muy fuerte y la ganadería taurina está en crisis.

SLR: ¿Qué futuro le ves a la fiesta brava, podría desaparecer en México?

AGH: Yo veo una época de crisis; sin embargo, a lo largo de la historia ya se ha presentado en otras épocas, esperamos que cuando se vuelva a la normalidad surjan nuevas figuras del toreo, quienes en la actualidad se están preparando intensamente para dar un aire nuevo de gran expectación a los aficionados.

“Creo también que esta pandemia está uniendo a todos los sectores profesionales a replantearse, a modernizarse y a reinventarse dentro de la fiesta brava”, estimó el entrevistado.

Yo veo el futuro con optimismo. En el tema ganadero sigo haciendo pruebas de sementales para mejorar la genética.

“Como padre de un torero me he dado más tiempo para acompañar y ver los avances que lleva mi hijo Arturo Gilio Quintero dentro de su corta profesión. Los fines de semana voy a las ganaderías para platicar con toreros y ganaderos para ver cómo podemos difundir y explicar a las nuevas generaciones en que consiste la fiesta brava”, reiteró.

SLR: ¿Qué tan costoso es mantener un rancho ganadero?

AGH: No debería ser costoso, puesto que la idea como propietario de una ganadería es ser rentable, y cuando uno logra posesionarse puedes vender tus toros en plazas de primera, si el objetivo se logra.

SLR: ¿Cómo ha tomado tu familia el que tu hijo Arturo Gilio Quintero también haya decidido ser torero?

AGH: En el tema de aprobación estamos conscientes que debemos apoyar a nuestros hijos a cumplir y desarrollar sus sueños; sin embargo, sentimos una gran angustia por lo difícil y riesgoso que es esta profesión.

Comentó que cuando tiene oportunidad de acompañarlo, sobre todo a las plazas de mucha responsabilidad, lo hace con gusto. Habla con él previo a la corrida sobre diferentes aspectos del compromiso que le espera. Se coloca en el callejón y cuando su hijo está frente al toro le habla poco.

“Actualmente es novillero. A sus 20 años de edad se ha forjado en España desde los 15, ha toreado en seis países alrededor de 40 novilladas en plazas importantes”, apuntó.

Sobre el tema de la alternativa de su hijo mencionó que estaba prevista para fines del 2021, quedando pendiente la nueva fecha. Estaba anunciado para Sevilla el 18 de junio del 2020, la segunda plaza más importante de España. Esperemos que se normalice la situación para que pueda aprovechar estas oportunidades.

“Su alternativa va a depender de que se abran las oportunidades y los festejos en España, eso marcará su futuro inmediato. Como aficionado y profesional seguiremos buscando los conductos basados en las leyes y en nuestros derechos para regresar la fiesta brava a Coahuila”, concluyó el ex matador, empresario taurino, ganadero y apoderado Arturo Gilio Hamdan.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Te podría interesar: