Breaking

La gran mentira: la deuda pública creció con AMLO a niveles históricos

Análisis Político y Social / Especiales / 30 enero, 2024

Redacción

Para 2024 el pago de intereses por la deuda pública de México será el más alto desde 1991, mientras la diferencia entre el gasto y los ingresos también estará en máximos de 36 años.

La deuda y el déficit público tocarán niveles máximos en más de 30 años en este 2024, cierre del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, en lo que es otra de las grandes mentiras en relación a sus ofrecimientos de campaña, de que la deuda pública no se incrementaría en un solo peso, promesa que no solo se ha violentado, sino que se sigue mintiendo al respecto, con la complacencia de muchos analistas financieros y medios especializados, aun cuando los datos precisos les desmienten.

Para 2024 el pago de intereses por la deuda pública de México será el más alto desde 1991, mientras la diferencia entre el gasto y los ingresos también estará en máximos de 36 años, ya que el costo financiero en este año será de 1.263 billones de pesos, una cifra que representa el 14% del gasto del sector público, estimado en 9.0022 billones de pesos.

El costo representará 3.7% de la economía, el porcentaje más alto registrado en los últimos 32 años, pues en 1991 este llegó a 3.9% del PIB, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El costo financiero para este año representará 3.4% del PIB, el mismo monto proyectado por Hacienda a finales del año pasado, de acuerdo con el documento Criterios Generales de Política Económica, que forma parte del Paquete Económico 2024, aprobado por la Cámara de Diputados.

Considerando los saldos de la deuda y las necesidades de financiamiento del sector público, el déficit público se proyecta en 5.4% del PIB, el monto más alto de los últimos 36 años.

Hacienda detalla que el gasto neto total del sector público ascenderá a 9.022 billones de pesos, de los cuales 7.329 billones provendrán de ingresos como impuestos, derechos y renta petrolera. La diferencia entre gasto e ingresos es de 1.693 billones, el documento precisa que en total los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) sumarán 1.864 billones, lo que representa un crecimiento real de 43.3% contra lo estimado para 2023.

En el Paquete Económico propuesto para el ejercicio fiscal de 2024 se solicitó autorizar al Ejecutivo Federal, por conducto de la SHCP, un monto de endeudamiento interno neto hasta por 1.990 billones de pesos para contratar y ejercer créditos, empréstitos y otras formas del ejercicio del crédito público, incluso mediante la emisión de valores, en los términos de la Ley Federal de Deuda Pública (LFDP) y para el financiamiento del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2024.

En tanto, para la emisión de deuda externa se propone la autorización por 18,000 millones de dólares.

Lo anterior es parte del análisis publicado por la especialista en finanzas, Dainzú Patiño, en la revista de negocios Expansión, en base a la información oficial proporcionada por la propia Secretaría de Hacienda y Crédito Público, SHCP.

127% Crece la deuda en este sexenio

En lo que va de la actual administración, la solicitud de deuda interna planteada al Congreso ha aumentado en 127%; con Peña el techo aumentó 19.3% y con Calderón 56.2%.

Una de las principales críticas que ha tenido la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2023, durante su paso por el Congreso de la Unión, es el elevado techo de endeudamiento que se solicita para 2024, el cual es un monto histórico, pero además se hace justo en un año electoral, en el cual el partido oficial busca el prolongar su estancia en el poder.

En tanto, Hacienda estima que el saldo de la deuda se ubique en 46.5% y 48.8% del PIB, en 2023 y 2024, respectivamente, con lo cual asevera que se mantendrá en un nivel sostenible hacia el mediano plazo.

De acuerdo con Hacienda, los objetivos de la política de endeudamiento de esta administración se han enfocado en garantizar que la trayectoria de la deuda como proporción del PIB sea sostenible en el mediano y largo plazos, así como de cubrir las necesidades de financiamiento del gobierno federal con el menor riesgo posible, además de aprovechar las condiciones favorables en los mercados financieros para mejorar el perfil de vencimientos y reducir presiones de liquidez.

Esta versión oficial evidencia que el actual gobierno recibió la deuda en niveles bajos, lo que contradice las constantes críticas del presidente de la república hacia gobiernos anteriores, pues habría aprovechado ese bajo endeudamiento para incrementar muy notoriamente el gasto público, para financiar programas y obras suntuarias sobre las cuales habría que demostrar su productividad y beneficio social.

Como se puede apreciar en la gráfica anterior, publicada por el diario El Economista, en base a la Ley de Ingreso de la Federación de los últimos 23 años, en el periodo que va de 2019 a 2023 la deuda se ha incrementado hasta en 3 billones 870 mil millones de pesos, pero puede cerrar el 2024 con un incremento cercano a los 4 billones 670 mil millones, inclusive alcanzar los 5 billones de pesos.

A partir de 2021, mediados de sexenio, el monto anual de la deuda se ha ido incrementado aceleradamente, para cerrar con un 127% de incremento en el 2024, pero la autorización otorgada de endeudamiento es hasta por 1.9 billones de pesos, lo que marcaría un déficit récord entre los ingresos y los egresos gubernamentales.

Con un crecimiento muy mediocre de la economía, que alcanzaría apenas en 1% si se le compara con los datos oficiales de 2018, el gobierno de López Obrador se ha negado, inexplicablemente, a realizar una necesaria reforma fiscal para aumentar la recaudación de impuestos, pasando el problema a la próxima administración.

La política de gasto público del obradorato se ha fincado no en el impulso al crecimiento económico, la productividad y la obtención de mayores recursos fiscales, sino en la medida mucho más fácil pero mucho menos adecuada: el endeudamiento, solo que en este caso lo ha orientado hacia el endeudamiento interno, no externo, lo que no le justifica y es una gran mentira en relación a uno de los principales compromisos que hizo en su campaña electoral.

El nuevo gobierno, que iniciará a finales de 2024, recibirá un déficit histórico en las finanzas públicas, por lo que de seguir gastando como lo ha hecho López Obrador, llevaría a un grave problema el equilibrio financiero del estado.

Comentarios de Facebook

Etiquetas: , , , , , , , , , ,



Redacción




Previous Post

¿Quién pagará el dinero que regala el gobierno de AMLO?

Next Post

La función del Ejército y su uso en tareas que no le competen por ley





You might also like


More Story

¿Quién pagará el dinero que regala el gobierno de AMLO?

Por: Marcela Valles Cuando termine este sexenio, dentro de apenas siete meses, la deuda pública de México habrá aumentado...

30 January, 2024