Breaking

En Torreón, ¡Cuidado con el agua!

Análisis Político y Social / Slider / 6 junio, 2022

Por: Eugenia Rodríguez

Desde la campaña electoral el problema del agua y del drenaje en Torreón surgió como el tema principal y, lo más delicado, es que la temporada de calor este año comenzó de forma muy temprana en abril y, con ello, se manifiesta todo el problema de la crisis del agua, lo que obliga al gobierno de Román Cepeda a acelerar la perforación de pozos, pero también a tomar medidas urgentes y realizar un trabajo político inteligente, pues de otro modo el problema se puede desbordar y provocar una gran irritación social, lo que puede fuertes repercusiones sociales y políticas.

Algo que no se hizo al inicio del actual gobierno municipal fue haber convocado a una reunión amplia con los diversos sectores sociales e informar, de manera amplia y detallada, sin darle vueltas al asunto, cuál es la problemática del agua potable y todos los escenarios posibles, informando sobre la escasez que se puede enfrentar, cualquiera que esta sea.

Esto es mucho mejor que estar asumiendo una postura reactiva, una vez que los ciudadanos ya tomaron la calle y bloquean avenidas como protesta al desabasto, el cual ya se veía venir para este verano, porque las cosas pueden estar mucho peor que ahora.

Los medios de comunicación, y en consecuencia la ciudadanía, deberían haber sido detalladamente informados, desde el inicio de la primavera al menos, sobre el estado real del SIMAS Torreón, en todos los sentidos, desde el financiero hasta el técnico, pues se heredaron graves anomalías que la mayoría de la gente desconoce, como también se desconoce por qué no se ha procedido contra el anterior titular del organismo, Juan José Gómez, quien se ha retirado a sus empresas como si ahí no hubiera pasado nada, cuando pasó de todo.

Informar ampliamente y fincar responsabilidades le quita mucha presión directa al nuevo gobierno, pero en apariencia se ha optado por seguir una política que pareciera del “borrón y cuenta nueva”, lo que va a propiciar que los colonos enfoquen toda su atención hacia Román Cepeda y le exijan la promesa de campaña de resolver el abasto de agua y, cuando esta falta, la respuesta la desean para el día siguiente o ese mismo día, ya que el agua es absolutamente esencial, no hay margen de espera.

Hay que tomar en cuenta que la elección por la presidencia municipal fue al inicio del verano pasado, hace casi un año, y ya se tenía acceso a la información para saber cómo es que estaban las cosas y lo que se podía venir si 2022 resultaba un año caliente y de sequía, como está sucediendo.

El nuevo gerente del SIMAS, Lauro Villarreal, le dio un informe a la comisión correspondiente del cabildo, pero una cosa es informar al cabildo y otra muy distinta a la ciudadanía, inclusive hay información que se proporcionó por la cual se presumen actos de corrupción y graves anomalías por parte del gobierno de Jorge Zermeño Infante, pero no se puede sólo insinuar y no concretar legalmente, repitiendo una impunidad que el ciudadano común no parece ya dispuesto a tolerar.

El problema del agua ya hizo crisis en el gobierno anterior, por ineficiencia, por corrupción y también por la sobreexplotación de los mantos subterráneos y la falta de cultura en el consumo de uso agrícola, industrial y doméstico, lo que requiere de un cambio drástico en el manejo del problema por parte del gobierno municipal y de todos los involucrados, pero lo que se ha visto hasta ahora es una política reactiva, la que no parece ser la más adecuada.

LAS 12 ACCIONES DEL ALCALDE

El lunes 30 de mayo a primera hora y bajo aviso del día anterior, el alcalde de Torreón, Román Alberto Cepeda, transmitió desde sus redes sociales un comunicado sobre el grave problema hídrico del municipio.

Desde su escritorio lo dijo: “Torreón en este momento no tiene agua suficiente. Es un problema serio. […] La crisis del agua que tenemos en este momento fue causada por omisión y descuido en la prestación del servicio a lo largo de años anteriores; no siguieron la planeación recomendada e ignoraron totalmente las consecuencias. Nos heredaron un sistema de agua colapsado e ineficiente, con números rojos, cuentas sin cobrar y serios compromisos financieros. Ellos sabían que esta crisis se iba a presentar, pero se deslindaron y hoy vemos el descuido. Lo estamos investigando; les digo, iré con todo el peso de la ley y los responsables enfrentarán las consecuencias”.

A lo largo del video, que dura poco más de 10 minutos en sí, el alcalde recuerda el compromiso hecho en campaña y reconoce la existencia de una crisis del agua, pero con solución. Concreta anunciando un programa emergente de doce acciones del gobierno municipal “para que a nadie le falte el agua, ni en los hogares ni en el sector productivo”:

Aumentar las perforaciones, con 5 pozos que ya están operando “prácticamente” y 3 más que operarán este 2022, éstos en las colonias Compresora, Senderos, Ciudad Nazas, Jacarandas y Victoria, perforando 8 pozos más cada año. Dar mantenimiento a 40 pozos existentes. Implementar un programa intensivo de reparación de fugas y detener el actual desperdicio de 900 litros por segundo. Ofrecer 16 pipas para abastecer las colonias más vulnerables y 4 más para instituciones de primera necesidad. Realizar convenios con “particulares” para interconectar pozos concesionados e integrarlos “ya” a la red pública. Formalizar convenios con empresas laguneras y llenar los megatanques. Impulsar un programa de tinacos a bajo costo. La octava acción contempla establecer “multas ejemplares”, una vez cubierta la necesidad, a quienes dañen la infraestructura hídrica o hagan mal uso del líquido. Invitar a colonos para regar áreas verdes con agua tratada y reservar la potable para el consumo. Activar el programa “SIMAS cerca de ti” en días hábiles para dar atención a los sectores con más reportes. Promover instalaciones ahorradoras de agua en lugares como hoteles, bares y escuelas. Como última acción, anuncia que se fortalecerá una campaña de “cultura del agua” y la atención al cliente del SIMAS, convirtiéndolo en un servicio telefónico que operará 24 horas.

Román Cepeda termina el video recalcando que “todo el esfuerzo de mi administración está abocado en salir adelante de este problema que dejaron y que nunca atendieron” y que “en Torreón sí hay agua [suficiente] y esta crisis la vamos a superar juntos”.

Como se puede apreciar, el comunicado del alcalde, con su tono contundente, se enfoca en mencionar que existe un problema y que será resuelto. Sin embargo, no ofrece un verdadero informe de la problemática, por más que resulte interesante la mención, sin nombre, de que hay exfuncionarios responsables y prometa actuar legalmente contra ellos. Omite el alcalde el señalamiento del principal responsable de la crisis hídrica lagunera, además de las administraciones públicas: el sector ganadero y lechero.

Según la SAGARPA, La Laguna es la principal cuenca lechera del país, con una producción de casi 9 millones de litros diarios y con 600 mil cabezas de ganado vacuno: hay una vaca por cada 2.5 habitantes (más del doble del promedio nacional, 4.3 habitantes por vaca) y se producen 6 litros diarios de leche por cada persona.

De acuerdo a la investigación del medio periodístico independiente Red es Poder, el 7 de octubre de 2021 el director de la Comisión Nacional del Agua, Germán Martínez, declaró que “el acuífero principal de la Región Laguna ya está agotado y esto se debe, en gran medida, a los títulos y concesiones que se siguen otorgando pese a la veda impuesta desde los años 90”.

Red es Poder informa que “el Acuífero Principal-Región Lagunera, ubicado en Coahuila y Durango, está sobreexplotado y no hay volumen disponible para otorgar nuevas concesiones, sin embargo, la cifra de derechos de agua ha crecido un 44 por ciento en las últimas dos décadas”. Durante el 2020, el SIMAS “extrajo 86.4 millones de metros cúbicos de agua”, esto según la información otorgada en la amplia investigación “Conagua seca acuífero de La Laguna y favorece a empresarios”, publicada en marzo de este año y firmada por la periodista Jessica Ayala Barbosa.

De acuerdo a información otorgada en diciembre de 2015 a Revista de Coahuila por el Encuentro Ciudadano Lagunero en Defensa del Agua, el 90% del agua de los acuíferos laguneros es de uso agrícola, pero 80% de las tierras irrigadas son de alfalfa; es decir que 72% de nuestra agua es usada para cultivar alimento para vacas.

Por dar un ejemplo del beneficio particular y no colectivo de esta explotación hídrica, el rancho ganadero de 475 hectáreas de SuKarne, inaugurado en 2015 en Lucero, Durango, y autopromovido como el más grande del mundo, tiene una población vacuna cercana a las 250 mil cabezas de ganado y reportó sacrificar 2’500 reses al día. El llamado “Complejo Agroindustrial Lucero” se abastece de los mantos acuíferos laguneros y, según sus propios números, exporta de la comarca hasta el 70% de su producción.

Comentarios de Facebook
(Visitado 968 veces, 1 visitas hoy)

Etiquetas: , , , , , , , ,



Redacción




Previous Post

La alianza PRI-PAN en Coahuila, una experiencia sin precedentes

Next Post

Coahuila: el problema con el gobierno de Texas





You might also like


More Story

La alianza PRI-PAN en Coahuila, una experiencia sin precedentes

Por: Álvaro González Coahuila había sido, hasta el 2018, un estado con un marcado bipartidismo entre el PRI y el PAN,...

6 June, 2022