Elección de diputados en Coahuila: los pronósticos

Elección de diputados en Coahuila: los pronósticos

Por: Álvaro González

La elección de diputados locales en Coahuila el próximo 18 de octubre tiene varias complicaciones, de las cuales la más importante es la pandemia de COVID-19, algo completamente inédito en un proceso electoral.

Tradicionalmente las elecciones de diputados locales, cuando se realizan en solitario, como es el caso del próximo 18 de octubre, suelen ser las menos concurridas y, en consecuencia, con los niveles de abstención más altos.

El PAN y Morena impugnaron las elecciones, bajo la argumentación de que no habría condiciones sanitarias para realizarse. El PAN proponía realizarlas hasta noviembre o diciembre y Morena, que tiene una tremenda división interna, proponía lo mismo, pero otra facción argumentaba que no hubiera proceso electoral sino hasta el año entrante.

El problema es que legalmente el día primero de enero de 2021 Coahuila debe tener instalada una nueva legislatura, lo que es constitucionalmente obligatorio, sin otra opción.

Previendo la rijosidad de los partidos políticos, tanto la del PAN (recordar el último proceso por la gubernatura) y en especial la de Morena, si la elección se realiza el 18 de octubre habría tiempo para desahogar impugnaciones y reclamos, para poder entregar a tiempo las constancias de mayoría a los diputados electos, que son 16, y el reparto de las 9 plurinominales, de acuerdo a los resultados oficiales de la elección.

Además de la salud de los ciudadanos y funcionarios de casillas, la preocupación mayor del PAN y de Morena es que las campañas, que durarán tan solo del 5 de septiembre al 14 de octubre, tendrán que ser virtuales, incluyendo los posibles debates entre los candidatos, lo que en la práctica propiciará que el partido que tenga más estructuras territoriales, será el que pueda movilizar más votos, pues las redes sociales son un medio completamente incierto, además de que habrá restricciones.

Desde la segunda semana de agosto, empresas como Facebook han establecido una serie de restricciones para admitir la publicidad, inclusive de material periodístico que tenga contenidos que pueden influir, a favor o en contra, de las diferentes corrientes políticas, lo que hace prever que las campañas electorales no serán en el tono ni en los términos que muchos de los candidatos y partidos quisieran.

Se requerirá de mucho ingenio y de trabajo creativo para que las campañas, sin agresiones y amarillismo, puedan trascender en las redes sociales, donde los trucos que se emplean con mucha frecuencia, como los llamados bots, no podrán operar a favor o en contra de alguno de los candidatos.

LOS PROBLEMAS DE LOS PARTIDOS

Las clases medias, donde tiene buena parte de su clientela el PAN, son las que más se están cuidando del COVID-19 y podrían tener reservas de acudir físicamente a emitir su voto en una elección que no tiene mayor atractivo, porque además, por lo menos en Torreón, de los cuatro candidatos, dos de ellos ya son diputados que buscarán reelegirse y va a ser muy difícil que puedan argumentar razones para volver a votar por ellos, por lo cual es muy probable que tan solo cuenten con el voto duro del panismo, de aquéllos que no votarán por el PRI y menos por Morena aunque el candidato fuese el señor obispo.

Morena, como partido, es un verdadero embrollo, sin pies ni cabeza y, aun con la intervención de la nueva dirigencia nacional, va a tener serios problemas para presentar su lista de candidatos del 20 al 30 de agosto para solicitar los registros correspondientes.

Al momento de escribir este artículo y a unos días del vencimiento del plazo, no se podía conocer si siquiera una lista tentativa de quiénes serán los candidatos a diputados por los 16 distritos electorales.

En el PRI el problema principal, paradójicamente, podría ser el propio PRI si no se hace una selección adecuada de candidatos, más ahora que la dirigencia nacional del partido quiere centralizar la toma de decisiones y, mediante un feo madruguete, se ha atribuido la facultad de, por lo menos, “palomear” la lista final de los candidatos, cuando desde siempre ese listado se decidía a nivel de los estados.

Podría haber necesidad de tener una negociación de algunas de las diputaciones, pero eso puede acarrear problemas, porque se pueden colocar en la lista algunos políticos ya muy desprestigiados socialmente o, como se dice en el argot político, “cartuchos quemados” que ya no tienen ninguna oportunidad, y pueden perder ante cualquier improvisado o desconocido que les pongan enfrente.

Todo indica que será una elección de partidos, más que de candidatos, ante las dificultades para poder llevar a cabo las campañas. En este sentido, el PRI y el PAN están mejor posicionados, en tanto que Morena apuesta todo a la figura presidencial y a la imagen de la 4T entre los ciudadanos, lo cual en estos momentos se desconoce, pero aún la aprobación del desempeño de López Obrador ha bajado sensiblemente durante los últimos seis meses.

El pronóstico, que es compartido por todos los participantes, es que se puede dar una muy fuerte abstención, más si los índices de contagio de la pandemia de COVID-19 no bajan notoriamente de aquí al 18 de octubre.

En los medios populares el temor al contagio es mucho menor, mientras que en las clases medias es donde podrían tener más penetración campañas realizadas en medios de comunicación tradicionales y en las redes sociales, el problema es que los candidatos no tienen mayores argumentos ni para debatir ni para hacer campañas; este año se ha ido políticamente casi en blanco y todo se ha concentrado en la pandemia.

Como no sea abordar temas que nada tienen que ver con la función legislativa, es difícil imaginar que temas van a manejar en sus campañas los 16 candidatos de cada partido, por lo menos si nos referimos a temas nuevos, propositivos y atractivos para los pocos votantes potenciales.

El más interesado en lograr una mayoría, aunque sea simple, en el Congreso del Estado es el PRI, porque esto está íntimamente relacionado con el manejo del gobierno estatal, de ahí que sea el PRI el que más impulso debe poner para sacar adelante esa mayoría que tanto necesita.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Te podría interesar: