Morena inicia campaña con desventaja y trata de reorganizarse

Morena inicia campaña con desventaja y trata de reorganizarse

El acto de registro de Armando Guadiana Tijerina como candidato a la gubernatura de Coahuila fue un acto muy vistoso, al reunir a miles de simpatizantes de diferentes regiones del estado, que le aplaudieron en una luminosa y primaveral tarde saltillense en el Parque de las Maravillas, pero detrás de ese colorido escenario el candidato del partido oficial ha tenido que realizar una difícil reorganización de su campaña, una vez que al cierre de su precampaña había caído más de 10 puntos por debajo del candidato de la coalición PRI-PAN-PRD, que encabeza el priista Manolo Jiménez.

Al evento solo asistieron el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López y el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado. Se esperaba la asistencia de otros personajes del morenismo nacional, así como la de varios gobernadores y legisladores del partido oficial.

Armando Guadiana ha tenido un muy difícil mes de marzo, en el cual tuvo que negociar con varias facciones de su partido y personajes, opuestos originalmente a su candidatura, quienes habían apoyado durante el 2022 la extensa campaña realizada por Ricardo Mejía Berdeja, hoy candidato del PT a la gubernatura.

De entrada, se tuvo que sustituir al coordinador de la precampaña, el expanista Luis Fernando Salazar Fernández, quien renunció, no se sabe si por los malos resultados o a iniciativa propia. En su lugar se ha colocado como coordinador a Jonathan Ávalos Rodríguez, alcalde morenista de Francisco I. Madero con permiso, quien es un político de bajo perfil y con una escasa experiencia en procesos electorales de este nivel. Fuera del modesto municipio lagunero que gobierna es alguien desconocido para el resto del medio político estatal.

La siguiente tarea del empresario minero y hoy candidato, fue el tratar de desmantelar, con ayuda de Mario Delgado, la red política que había construido Ricardo Mejía Berdeja, para lo cual tuvo que repartir posiciones e inclusive acceder a lo que se puede considerar como chantajes políticos.

Los tratos realizados han incluido el ceder la candidatura del Distrito 10 local a la esposa de Shamir Fernández, Roció Guadalupe de Aguinaga, para atraer a su campaña al incómodo diputado federal priista, ahora morenista.

A José Ángel Pérez, expresidente municipal de Torreón por el PAN, le tuvo que hacer candidato a diputado por el 8 Distrito para que se retirara del PT, donde nadie sabe que hacía, siendo empresario y un panista, hijo de un conocido político priista.

La “negociación” se siguió con el actual diputado panista plurinominal, Rodolfo Walls Aurioles, quién era uno de los más controvertidos seguidores de Ricardo Mejía, cuando pensaba que este sería el candidato, pero como desea reelegirse ha sido colocado como candidato al 11vo. Distrito local.

ESPOSAS, MADRES Y DEMAS

Para alinear a la campaña a la alcaldesa morenista de Múzquiz, Tania Flores, llamada “la reina del carbón”, se tuvo que hacer candidata a diputado local plurinominal a la madre de esta, María Elena Guerra. Para alienar igualmente al alcalde morenista de San Juan de Sabinas, Mario Alberto López, se hizo candidata a su esposa, Elisa Saucedo Rodríguez.

En las plurinominales, quienes llegarán sin tener que hacer campaña y aunque Armando Guadiana perdiera la gubernatura, aparece el junior “influencer” Antonio Attolini Murra, quien ni tan siquiera vive en Coahuila, además de Alberto Hurtado y María Elena Guerra, quien ya se mencionó anteriormente.

Después de toda esta serie de concesiones y chantajes, que se antoja ya un costo muy alto, por todo lo que ello implica, todavía una facción dura Morena en Coahuila decidió seguir apoyando la candidatura de Ricardo Mejía, como la doctora Miroslava Sánchez Galván, quien fue designada por el Distrito 9, pero por el PT, aún siendo fundadora de Morena en la región lagunera, quien ha manifestado que no le importa si le corren del partido.

Pero no obstante todos los esfuerzos realizados por buscar reunificar las fuerzas de Morena y restarle fuerza al PT y a la alianza de UDC-PVEM, tanto Ricardo Mejía como el PVEM han abiertos sus campañas lanzando fuertes ataques en contra de Armando Guadiana Tijerina, a quien tratan de descalificar como candidato de Morena, acusándolo de ser un candidato a modo para el PRI.

El PT sigue tratando de lucrar electoralmente con la imagen de la 4T, aunque ya no puede usar el nombre de AMLO. Lo mismo sucede con el PVEM y en consecuencia con la UDC, quienes están fincando su campaña en tratar de quitarle clientela a Morena, más que a la misma alianza del PRI-PAN-PRD.

Ante semejante escenario, Morena tendrá que enfrentar una campaña a tres frentes, primero contra la alianza PRI-PAN-PRD, quien de entrada le lleva una ventaja considerable en los sondeos de inicio de campaña, pero al mismo tiempo con el saboteo del PT, o más específicamente de Ricardo Mejía Berdeja y de la alianza UDC-PVEM.

Lamentablemente, Ricardo Mejía Berdeja dejó envenenado el proceso interno de selección de candidato en Morena, al grado de que una gran parte de los simpatizantes del partido siguen manteniendo la idea de que Mejía Berdeja era el “legítimo” candidato y, afirman, que todo esta alineado para que gane el PRI, algo que tendrá que intentar revertir Armando Guadiana Tijerina.

Por lo pronto el dinero ya comenzó a fluir a la campaña morenista. Para el acto de registro en el Parque Las Maravillas de Saltillo, se rentaron no menos de 100 camiones, más todos los demás gastos que implicó el acto masivo. El nuevo coordinador, Jonathan Ávalos parece muy convencido de que los actos masivos son una demostración de fuerza electoral y, si, son muy vistosos y muy caros, pero en la actualidad pueden ser muy relativos y bastante engañosos, los secretos de la operación electoral están en otra parte.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Siguiente Noticia

Te podría interesar: