Breaking

Morena: Siete años y más de 600 mdp en multas

Análisis Político y Social / 30 mayo, 2021

Por: La redacción/Agencias

A sólo siete años de haber sido fundado en 2015, Morena es un partido desordenado, con frecuencia caótico, donde su pequeña militancia formal está dividida y pasada por alto por parte de su dirigencia formal al momento de la toma de decisiones.

Debido a todo este desaseo interno, Morena, en 2019, a tan solo medio año de haber asumido el poder federal, había recibido 600 millones en multas por incumplir con la normatividad impuesta a los partidos políticos por la ley, ya que son entes financiados con dinero público.

Los recientes escándalos de anulación de candidaturas, que ensuciaron todo el proceso electoral de este 6 de junio, no son sino consecuencia de un partido que no ha mostrado ni el interés ni la capacidad de organización para rendir cuentas sobre el que ahora es un presupuesto enorme, debido a los resultados electorales obtenidos en 2018.

Para este 2021 le han sido asignados a Morena como prerrogativas 2,195 millones de pesos, casi el doble del PAN (1,213 millones de pesos) y del PRI (1,143 millones de pesos), pero la historia de rendición de cuentas de Morena es todo un caso.

En junio de 2019, a cinco años de haber obtenido su registro como partido político nacional por parte del INE y de haberse convertido en la primera fuerza política del país en las elecciones de 2018, es el partido con mayor opacidad y peor rendición de cuentas. Su opacidad, su mal manejo de finanzas y sus irregularidades financieras le han valido alrededor de 600 millones de pesos en multas por parte de la autoridad electoral.

Lo anterior sin contar la multa de 197 millones de pesos que el INE le impuso al partido por haber hecho un manejo irregular del Fideicomiso Por los Demás, que fue creado para apoyar a los damnificados por los sismos de septiembre del 2017, sanción que posteriormente fue revocada por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

En 2019, el INE le determinó multas por 20.3 millones de pesos debido a las irregularidades en los informes de gastos e ingresos de las campañas que se celebraron ese año: fue el partido que recibió las mayores multas del pasado proceso electoral en ese año; mientras que, el 27 de junio, se le impuso a Morena una multa de 241 mil pesos por opacar las aportaciones de sus militantes, así como información sobre su personal y sus gastos en publicidad y comunicación social.

HISTORIA DE OPACIDADES

Las primeras elecciones en las que participó Morena fueron las intermedias de 2015, en donde se renovó la Cámara de Diputados, así como el congreso local de la Ciudad de México, las 16 delegaciones políticas de la capital del país, así como nueve gubernaturas: Sonora, Baja California Sur, Guerrero, Nuevo León, Michoacán, San Luis Potosí, Querétaro, Colima y Campeche.

Tras la fiscalización de esas elecciones, Morena fue multado con 27.6 millones de pesos por diversas irregularidades en los informes de gastos e ingresos de campaña de sus candidatos.

En las elecciones del año siguiente, en 2016, donde se renovaron las gubernaturas de 12 entidades y se eligió a la asamblea constituyente de la Ciudad de México, el partido dirigido en ese entonces por Andrés Manuel López Obrador, obtuvo multas por 42 millones de pesos.

A finales de ese año, durante la fiscalización del gasto ordinario del partido en 2015, la primera auditoría del gasto anual de los partidos hecha ya con las reglas establecidas en la reforma político-electoral del 2014, el partido fue sancionado con 47.99 millones de pesos por irregularidades en sus gastos, entre las que se encontraban falta de pago de impuestos, gasto en objetos no partidistas, gastos no reportados ante la autoridad electoral, entre otras anomalías.

En las elecciones del 2017, año en que se renovaron las gubernaturas de Coahuila, Nayarit y Estado de México, Morena fue el partido más sancionado, con 158 millones de pesos.

Respecto a la fiscalización de sus gastos ordinarios de 2016, Morena recibió 97.1 millones de pesos en multas, lo cual lo convirtió en el tercer partido más multado.

En las precampañas federales de 2018, el partido guinda fue castigado con 3.4 millones de pesos; mientras que, en la fiscalización de las campañas de ese año, incluidos los comicios de la Presidencia de la República, así como las dos cámaras del Congreso, Morena fue sancionado con 139.5 millones de pesos, lo cual lo convirtió en el segundo partido más multado, tras el PRI, que recibió 186 millones de pesos en multas.

Una de las principales irregularidades de la campaña de Morena fue el reporte tardío de los gastos e ingresos de campaña del entonces candidato López Obrador, a quien le llevaba las finanzas Alejandro Esquer, su actual secretario particular, lo cual causó irritación al interior del INE.

“Congelar la rendición de cuentas (…) afecta las capacidades de trabajo de la autoridad electoral”, denunció en su momento el consejero Ciro Murayama, entonces presidente de la Comisión de Fiscalización, tras denunciar que Morena y su candidato presidencial no rendían cuentas a tiempo.

Ese mismo año, el INE decidió multar con 197 millones de pesos a Morena por el mal uso de su fideicomiso “Por los Demás”, el cual supuestamente iba a ser usado para ayudar a los damnificados por los sismos, ya que se detectó que presuntamente se utilizó para triangular recursos en efectivo.

En concreto, el Instituto halló que al fideicomiso entraron 78.8 millones de pesos, de los cuales 44.4 millones ingresaron en efectivo en una serie de movimientos de los que no se pudo conocer su origen ni su destino.

El TEPJF revocó esa multa al considerar que el INE no hizo una investigación exhaustiva, además de que no se acreditó que el dinero que ingresó al fideicomiso fuera de origen público, lo cual sin embargo no justificaba que la mayoría de ese dinero tuviera un destino desconocido.

A inicios de este año, tras la revisión del gasto ordinario de Morena de 2017, el partido fue sancionado con 46 millones de pesos por distintas irregularidades, entre ellas, el dinero usado de manera indebida para financiar encuestas mediante las cuales se eligieron a los candidatos del partido: la más polémica de ellas, la que se usó para elegir a Claudia Sheinbaum como candidata a la jefatura de gobierno capitalina.

Del 2014 al 2018, el encargado de las finanzas de Morena y de López Obrador fue Esquer, quien actualmente se desempeña como secretario del presidente. Fue durante ese periodo donde ocurrió el caso del fideicomiso y la mayor parte de las multas de Morena.

Este 2019, Morena ya fue sancionado con 2.3 millones de pesos por irregularidades de las precampañas de este año, y se perfilaron penalizaciones de al menos 20.3 millones de pesos por irregularidades durante las campañas electorales, el responsable de las finanzas desde febrero de este año es José Frías Zea, un ciudadano poco conocido y que nunca ha ocupado un cargo público.

En diversas ocasiones, el INE ha llamado la atención de Morena debido a la opacidad mediante la cual maneja sus finanzas. El 25 de junio de 2019, el consejero Ciro Murayama reveló que ha habido 12 denuncias hacia Morena por parte del INAI relacionadas a temas de opacidad.

“La transparencia bien entendida, no debe verse como una carga o un obstáculo en la vida de los partidos, sino como un puente de comunicación con la ciudadanía, que permite legitimar al conjunto de los partidos políticos y a cada uno de lo individual”, planteó el funcionario electoral durante la sesión.

Ya instalado en el poder central y a tan solo siete años de su existencia formal, sigue sin tener control sobre las finanzas del partido, cuando maneja ya miles de millones de pesos en prerrogativas.

Mario Delgado, su nuevo dirigente nacional, enfrenta una demanda promovida por el diputado morenista Porfirio Muñoz Ledo, un personaje histórico de la izquierda mexicana, para que se explique de dónde provinieron los miles de pesos empleados por Delgado en su campaña interna por la dirigencia nacional del partido, la cual le fue arrebatada a Muñoz Ledo de una forma bastante burda.

En este año de 2021, es escandaloso lo que han gastado los candidatos de Morena a las presidencias municipales de Torreón y Saltillo, en lo que es toda una simulación que se desconoce si será sancionada, mientras el gobierno de la 4T pregona su lucha contra la corrupción y se dice víctima del INE por las sanciones que le fueron impuestas en el proceso electoral que concluye.

Comentarios de Facebook
(Visitado 651 veces, 1 visitas hoy)

Etiquetas: , , , , , , , , , ,



Redacción




Previous Post

Elecciones en Coahuila: Las últimas tendencias

Next Post

El IMSS de AMLO niega medicinas y deja de reportar compras





You might also like


More Story

Elecciones en Coahuila: Las últimas tendencias

Por: Rodrigo Tejeda Al cierre de las campañas electorales en Coahuila por la renovación de las presidencias municipales...

30 May, 2021