Justicia o circo político – Editorial agosto 2020

Justicia o circo político – Editorial agosto 2020

En lugar de un proceso judicial sólido, cuidadosamente llevado en su proceso por la Procuraduría General de la República, estamos asistiendo a un circo político, donde la justicia no parece ser el propósito principal, sino golpear a todos los adversarios de López Obrador, seleccionados cuidadosamente, aunque con gran desaseo.

La urgencia lleva al presidente a presentar un video, salido de quién sabe dónde, en el que dos asistentes de un exlegislador panistas cuentan paquetes de dinero, entregados por no se sabe quién, ni para qué propósito, ni con qué fines, pero hay que difundirlo “porque los medios no le han dado la debida difusión” y hay que hablar de la inmundicia de todos los gobiernos pasados.

En un documento de más de 60 páginas, Emilio Lozoya, el exdirector de Pemex, expone a la Fiscalía General de la República una relación exhaustiva de hecho en contra de lo que parece una lista previamente seleccionada de todos los enemigos de López Obrador, incluyendo a tres expresidentes de la república, pero de paso “embarra” a la prensa, en lo que ya es una tendencia de este gobierno. Sin embargo, una cosa es afirmar y la otra es comprobar los dichos cuando vengan los procesos judiciales ya en forma, lo que sucederá a finales de este año y principios del próximo, justo a tiempo para la elección de 2021, que son determinantes para el destino del gobierno de la 4T.

Pero como esto ya es un lodazal, los contrarios no están pancos y, de alguna manera, le han hecho llegar un video al periodista Carlos Loret, donde un hermano de López Obrador, Pío, recibe bolsas con dinero por más de un millón de pesos para los gastos de campaña y del propio López Obrador. El funcionario que entregaba acababa de ser premiado con un cargo enorme en el actual gobierno.

Entrando indebidamente a la polémica, la no primera dama, Beatriz Gutiérrez Müller sacó el argumento de que doña Leona Vicario donaba dinero a la causa de la conspiración de independencia, en lo que es una comparación histórica de cinismo, donde, como acostumbran, manipulan la historia como les viene en gana y, lo que es de psiquiatra, de alguna manera se sientes personajes históricos.

López Obrador habló de “bolsitas” (más de un millón de pesos cada bolsita) para su causa, en otro acto de cinismo; pero si hay demanda, su hermano Pío y Morena tendrán que ser investigados por la Fiscalía General de la República, que por cierto no ha explicado cómo el documento de Emilio Lozoya circuló en las redes sociales.

¿Tenemos justicia o un circo político para sacar adelante las elecciones de 2021, cuando ya los demás argumentos se agotaron, lo mismo que los resultados?

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Siguiente Noticia

Te podría interesar: