Ensuciando las elecciones

EDITORIAL MAYO 2021

Estos procesos electorales serán, con mucho, los más sucios y violentos de las últimas décadas, manchados a nivel nacional por la injerencia de una presidencia de la república que está en campaña, violentando las disposiciones legales, pero no sólo está en campaña sino que está utilizando la institución presidencial de una forma artera, represiva y desaseada.

El espectáculo que se está dando es a la vez preocupante y deplorable, pero puede ser también un anticipo de lo que podría suceder en el futuro inmediato con el sistema democrático mexicano.

El espectáculo de Félix Salgado Macedonio no podía ser un peor pantano, para exponer un estilo de hacer política rupestre, que no se permitió ni en el peor de los periodos del PRI, por lo menos no desde el periodo de los años cincuenta del siglo pasado.

Lo más alto que hemos visto de la injerencia presidencial en los procesos electorales para con los adversarios y las instituciones es el grito de batalla arrabalero de Félix Salgado: ¡Los vamos a chingar, y los vamos a chingar bonito!

¿Cómo? Utilizando la difamación desde la más alta tribuna del país; utilizando a la Fiscalía General de la República; utilizando a la Unidad de Inteligencia Financiera; utilizando la amenaza y todos aquellos medios al alcance.

De no darse una participación ejemplar de parte de la ciudadanía, lo cual es muy posible ante el rostro tan grotesco que ha mostrado el poder, la democracia mexicana entraría a un periodo de grave deterioro, sobre el cual se desconoce los alcances que pueda tener, pero se avizora que se estaría afianzando un autoritarismo, para el cual las formas y los procedimientos de la democracia son desechables, ante el propósito principal evidente: concentrar todo el poder y permanecer en él todo el tiempo que sea posible, todo ello en nombre del pueblo, que no es sino el discurso demagógico donde se siembra un nuevo régimen político autócrata, que no se atreve a exponer de manera clara a donde va y que pretende en concreto, aunque el telón cada vez se corra más y deje ver un escenario preocupante.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Siguiente Noticia

Te podría interesar: