La mezquindad del PAN Torreón, irresponsable

Por: Gerardo Lozano

    El PAN en Torreón se extravió en la corrupción y, como consecuencia de ello, perdió la mayor parte de su clientela electoral y de sus miembros históricos, convirtiéndolo en un partido marginal, cuando era la oposición fuerte, lo que le ha llevado a la mezquindad, al tomar decisiones tan irresponsables como la de bloquear el cierre de campaña de la candidata presidencial Xóchitl Gálvez, siendo que es una candidatura en la que va en coalición con el PRI y el PRD.

    La propia Xóchitl Gálvez tuvo que declarar a los medios que no cerraba en Torreón, porque no iba a fomentar la división, ni en esta ciudad ni en el país, lo que dejo dicho todo. El PAN, su dirigencia nacional y local se opusieron a un evento ya programado; a la culminación de la campaña en la parte de la laguna de Coahuila, que tiene la mayor cantidad de votantes.

La consigna es boicotear la campaña del PRI y del PRD, porque no se cumplió un “acuerdo” de canonjías que es vergonzoso siquiera mencionarlo, por lo corrupto, mucho menos utilizarlo para tratar de ejecutar una venganza. Ellos no son los dueños de la candidatura de Xóchitl Gálvez, que se debe más al impulso ciudadano.

La candidatura de Sergio Lara Galván no tiene más que dos propósitos: hacer a un político mediocre de segunda fila regidor del próximo ayuntamiento y, en primer lugar, tratar de quitarle al PRI todos los votos posibles, pero eso significa dos cosas: beneficiar al candidato de Morena a la presidencia municipal, lo que en otras palabras sería la posibilidad de abrirle la puerta al partido oficial en Coahuila y en la región, a donde hasta ahora no ha podido penetrar por sus propios medios.

Se trata de un trabajo sucio, perverso, solo por tomar un desquite como partido político, pues sus posibilidades no van más allá de ocupar un distante

tercer lugar en la contienda, no hay ningún otro escenario posible y eso lo sabe perfectamente el propio Sergio Lara, la dirigencia local, la nacional y gentes como un Jorge Zermeño Infante, quien aún tiene a seis exfuncionarios de su corrupto gobierno en vías de un proceso judicial, por diversos delitos en el ejercicio de la función pública.

En lo que es una postura vergonzosa, el candidato a la presidencia municipal de Torreón tuvo que ir al cierre de campaña de Xóchitl Gálvez en Gómez Palacio, porque su partido había bloqueado el acto en Torreón, que sería más grande y mucho más importante en términos electorales. Le acompaño Jorge Zermeño y su esposa, entre otros panistas impresentables.

Además de la mezquindad es tal la pobreza política del PAN de Torreón que hará el cierre de campaña en el auditorio de las propias instalaciones del partido, sin la participación de simpatizantes y seguidores, pues el recinto es reducido.

Es apenas creíble que a un partido que representó por décadas la oposición en Torreón y en el estado haya caído en una situación tan penosa: poner un candidato que tiene como propósito convertirse en regidor y encaramarse a la nómina municipal, pero además tratar de abrirle las puertas a Morena y complicar más de lo que está la elección presidencial en favor del oficialismo.

¿Ante esto que puede hacer un simpatizante del PAN? Si el candidato es mediocre y tiene fines tan mezquinos parece un voto inútil y riesgoso cruzar la boleta por Sergio Lara en la elección local, aunque se pueda optar por la cruzar a favor de Xóchitl Gálvez en la elección presidencial y en las de legisladores.

Y es que votar por un candidato así en una elección dan decisoria en la vida política del país significaría, de alguna manera, premiar la irresponsabilidad con la que se está manejando el PAN en Torreón, cuya dirigencia actual ya prácticamente representa a un grupo tan pequeño que, con dificultad, puede llenar el pequeño auditorio del modesto edificio del partido, de ahí que cerraran la campaña “encerrados” en su propia casa, no en una plaza pública.

Da pena, pero el voto por el candidato del PAN a la alcaldía se volvió tan inútil como el de Movimiento Ciudadano, que está, literalmente, perdido en las preferencias del electorado.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Siguiente Noticia

Te podría interesar: