Armando Guadiana Tijerina: ‘No sé qué piensa el presidente’

Armando Guadiana Tijerina: ‘No sé qué piensa el presidente’

Por: Gerardo Lozano

Lidiar con la improvisación y las contradicciones de Andrés Manuel López Obrador debe estarse volviendo cada vez más difícil, no sólo para su círculo de allegados, sino para todos aquellos que forman parte de Morena o están ligados a su movimiento, ya no digamos para los intereses del país.

En una resolución sorpresiva pero justa, Armando Guadiana Tijerina fue designado como el virtual candidato de Morena a la gubernatura de Coahuila, para las elecciones del próximo 4 de junio. Las encuestas (el método que está empleando la dirigencia nacional del partido) lo favorecieron de manera amplia, inobjetable, lo que obligó a designarlo, pues el precandidato preferido del círculo presidencial, Ricardo Mejía Berdeja, quedó ubicado en una tercera y muy distante posición, pero le habían dado tanto apoyo que éste se consideraba ya como el virtual candidato, aunque se manejaba con tal arrogancia que más parecía ya un candidato electo.

Mejía Berdeja, violando las reglas acordadas del juego, rechazó abiertamente las encuestas y se rebeló en contra de la decisión de su partido, lo que llevó al propio AMLO a disciplinarlo, afirmando en su conferencia de prensa que no había división, que el subsecretario de seguridad seguiría en su cargo y estaba aceptando “maduramente” los resultados.

Vino enseguida la improvisación y la contradicción, al afirmar públicamente que estaba nombrando a Ricardo Mejía como su encargado del Programa de Agua Saludable para La Laguna y el “problema de AHMSA”. ¿Cómo a qué horas y por qué va a hacer eso si sigue siendo subsecretario de seguridad y las cosas están que arden en seguridad?

El fin de semana siguiente Ricardo Mejía realizó por lo menos cinco “asambleas informativas” en otras tantas ciudades de Coahuila.

En un activismo político frenético que duró casi todo 2022, Mejía Berdeja se había rodeado ya de un grupo de políticos de lo más variopinto, con quienes había establecido compromisos de todo tipo, desde promesa de cargos públicos hasta deudas de carácter económico para financiar su “precampaña”, y todos ellos, quienes se quedaron en una situación hasta vergonzosa (varios renunciaron a otros partidos) están siendo instigados a “exigir” una “negociación” con Guadiana Tijerina.

Es muy razonable que Armando Guadiana se sienta desconcertado con la decisión de López Obrador de designar a Mejía Berdeja como su “encargado” en Coahuila, cuando sigue siendo el Subsecretario de Seguridad, lo que le abre la puerta para seguir realizando activismo político en Coahuila, pero Armando Guadiana lo que menos tiene es tullido, valga el dicho ranchero, y tendrá que poner orden, o de otra manera habrá caos en Morena.

Es evidente que AMLO no sabe a fondo quién es y cómo es Ricardo Mejía, pero Armando Guadiana lo tiene muy claro, porque el ahora “acapulqueño” es el mismo que salió corriendo de Coahuila hace 17 años; nada parecen haberle enseñado los años.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Siguiente Noticia

Te podría interesar: