Breaking

Redes sociales: destrozar el español

Opinión / 6 junio, 2022

Por: Álvaro González

Somos un país con un bajo nivel de lectura. Se lee muy poco, tan solo 3.4 litros en promedio por cada mexicano al año, pero ese es un promedio que ha proporcionado el INEGI, el cual incluye los libros que tienen que llevar los estudiantes, no sólo los libros que se leen de forma espontánea fuera de la escuela, por el solo gusto o placer de la lectura.

Si se lee poco, se escribe muchísimo menos, pues la principal forma de escritura de la población era la elaboración de cartas, las cuales eran distribuidas por el servicio postal, que está en vías de desaparición.

Hoy ha surgido una nueva forma de escritura, pero a través de los diferentes instrumentos de las redes sociales, como el Twitter, WhatsApp y todas las plataformas, que se han convertido en herramientas cada vez más extendidas en todos los sectores sociales.

Cuando se revisa los buzones de las diferentes publicaciones de un medio electrónico, es simplemente desastroso lo que se puede observar sobre la escritura de los usuarios, que hacen comentarios o discuten un determinado tema.

Podemos poner al lado algo muy delicado: la violencia verbal y la absoluta falta de respeto en los comentarios, para remitirnos al uso del lenguaje como tal.

En un párrafo de tres o cuatro líneas se pueden sumar tal cantidad de errores de ortografía, de sintaxis y de deformaciones del español que resultan casi imposible cuantificarles. El uso de la puntuación simplemente no existe; tampoco el uso adecuado de minúsculas y mayúsculas. La ortografía, como ya se dijo, es sencillamente aberrante, pero no se escriben con frecuencia ni tan siquiera las palabras completas, sino abreviaciones arbitrarias; pedazos o símbolos extraños, como el poner K en lugar de “que”, por citar un pequeño ejemplo.

El recurrir a la procacidad pareciera obligado, pero ni las procacidades son bien escritas, mucho menos las palabras ordinarias. Se destroza el español, como suponemos que se deben estar destrozando otros idiomas, de los cuales sólo me consta el inglés por nuestra cotidiana convivencia con los Estados Unidos.

Cuando ve uno un texto escrito con propiedad en las redes sociales, se está ante algo esporádico, cada vez más extraño, lo que es realmente penoso.

No se le puede pedir a toda la población que tenga un uso impecable del español, pero sí a un universitario o a cualquier persona que tenga estudios de tipo medio.

Debería ser, como parte de una exigencia oficial, que las instancias públicas le exigieran a los propietarios de las redes el realizar campañas promoviendo el uso correcto del idioma, invitando a tratar de escribir con propiedad gramatical y también a evitar la violencia verbal, que es siempre la antesala de la violencia física.

Hoy nadie parece preocuparse por lo que está sucediendo con el uso del idioma en las redes sociales y esto es sumamente delicado.

Comentarios de Facebook
(Visitado 109 veces, 1 visitas hoy)

Etiquetas: , , , , , ,



Redacción




Previous Post

Santos Laguna en problemas

Next Post

¿Hacia un mundo de ambigüedad sexual?





You might also like


More Story

Santos Laguna en problemas

Por: Sergio Luis Rosas La demanda legal interpuesta en su contra por Fox Sports pone en riesgo la franquicia de Santos...

6 June, 2022