La inflación en México supera el 7.2 %

La inflación en México supera el 7.2 %

Por: Agencias/Redacción

México cerró el 2021 con la mayor tasa de inflación en lo que va de este siglo, reflejando principalmente un incremento en el precio de alimentos, el gas LP y fertilizantes. Según analistas, en gran parte esta inflación es consecuencia del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

El incremento de los precios del gas doméstico y de algunos alimentos como el pollo, el limón, la carne y el aguacate, entre otros, han impulsado nuevamente la inflación en febrero y marzo. El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en 7,28% por ciento a tasa anual en febrero, su primera alza este año luego dos meses consecutivos de descensos, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). El resultado estuvo ligeramente por encima a los pronósticos del mercado, los cuales estimaban una variación de 7,23% a tasa anual, según el promedio de los analistas económicos.

Para el mes de marzo el índice de ubicó en un 7.22%, y eso sólo incluye los alimentos y productos que se encuentran dentro del paquete para la medición oficial de la inflación, que deja fuera muchos productos que son de consumo básico, aunque no sean considerados como indispensables.

A tasa mensual, entre enero y febrero de 2022, la inflación presentó una variación de 0,83%, su mayor nivel para un mes igual en 22 años, desde el año 2000, de acuerdo con datos del INEGI.

Por productos, los que más se encarecieron en el segundo mes del año fueron el limón con un incremento mensual del 15%, el aguacate con un 8,7% y el gas LP, cuyo precio se elevó en los últimos 30 días un 5.7%.

El Estado de Quintana Roo fue el que registró mayores presiones inflacionarias durante febrero (1,47%), seguido de Hidalgo, Oaxaca y Michoacán.

México cerró 2021 con la tasa de inflación más alta en 21 años, un 7,36%, por el aumento sostenido en los precios de los alimentos y los combustibles. Aunque en enero de este año la escalada de precios parecía haber dado un respiro con menores cifras respecto a los meses previos, las nuevas cifras de febrero han vuelto a encender las alarmas dentro del sector económico y financiero del país.

Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base, apunta tras la publicación del indicador que, derivado de la guerra en Ucrania, los precios de las materias primas han mostrado fuertes presiones al alza en los mercados internacionales, destacándose los precios de metales industriales y granos, factores que tendrán incidencia sobre los precios de los energéticos y productos pecuarios. “La nueva proyección de inflación podría ser revisada al alza en los próximos meses, dependiendo de la intensidad y duración del choque en los precios de materias primas sobre la inflación al consumidor”, refiere.

La escalada de precios suma un año fuera del rango objetivo fijado por el Banco de México, que ubicaba el indicador en un 3%. En su más reciente informe trimestral, el banco central reconoce que pese a que se anticipa que la inflación general se vaya reduciendo a lo largo de 2022, conforme se desvanezcan los efectos de los choques originados por la pandemia, tampoco se puede descartar la posibilidad de que ocurran nuevos choques que la presionen al alza derivada del complejo entorno que enfrenta la inflación como resultado de la pandemia, el cual pudiera verse deteriorado aún más ante el conflicto entre Rusia y Ucrania.

SE DISPARAN 300% LOS FERTILIZANTES

De acuerdo a los precios manejados para los fertilizantes en la Comarca Lagunera, los fertilizantes se han incrementado hasta en un 300%.

Un bulto de 50 kilogramos de sulfato de amonio tenía, en 2021, un precio que fluctuaba alrededor de 275 pesos y hoy, con precios de la Sociedad Cooperativa Agropecuaria de la Comarca Lagunera de Gómez Palacio al 31 de marzo, el precio es de 848 pesos con 57 centavos.

Lo mismo sucede con otros fertilizantes nitrogenados como la urea ácida, el Nitrosul o el UAN32.

Debido a este enorme incremento de los fertilizantes, muchos pequeños agricultores están dejando de cultivar sus tierras y podría haber escasez de alimentos, opinó Cristian García de Paz, director de Protección de Cultivos, Ciencia y Tecnología (PROCCYT).

En el primer semestre de 2021, México le compró a Rusia casi 30% de los fertilizantes usados para la producción de alimentos, agregó el investigador.

“Si se toma en cuenta que Rusia es el principal productor de fertilizantes nitrogenados y las sanciones financieras y comerciales que Estados Unidos y Europa le han impuesto por el conflicto en Ucrania, es muy posible que se limite el suministro global de fertilizantes”, añadió.

“Los más afectados por el aumento de fertilizantes son los pequeños propietarios; tenemos reportes preocupantes de agricultores que han reducido la dosis de fertilizantes de un 30 hasta un 50%”, comentó Luis Eduardo González Cepeda, presidente de la Unión Mexicana de Fabricantes y Formuladores de Agroquímicos (UMFFAAC).

“Y en el Bajío han disminuido la superficie sembrada, ante la incertidumbre de los precios en que venderán sus cosechas y que estiman que ni el gobierno, ni los costos de producción, les garantizan los rendimientos necesarios, así que mejor han dejado de arriesgar el poco capital que tienen”, añadió.

El presidente UMFFAAC recordó que el aumento de los precios de los fertilizantes fue por la menor capacidad de movilización de contenedores desde China, el segundo exportador mundial, y la crisis de los contenedores.

El encarecimiento de los fertilizantes fue provocado también por el incremento en los precios del gas natural, principal materia prima para los fertilizantes nitrogenados.

Según el representante de los productores agrícolas, en Estados Unidos y Europa fue de más de 600 por ciento el año pasado el aumento del precio del gas natural.

Los agricultores piden al gobierno de Andrés Manuel López Obrador para que vea y escuche las condiciones en que está el campo mexicano, que se adopten medidas prácticas como instalar centros de distribución donde los pequeños productores tengan un precio especial en los fertilizantes.

EL CONFLICTO UCRANIA-RUSIA

El conflicto en Ucrania y Rusia está provocando un aumento de precios de la materia prima agrícola. El maíz, por ejemplo, sube un 28% en lo que va del año en el mercado estadounidense, el mayor de todo el mundo, y ya cotiza a menos de un 10% de los máximos históricos que se alcanzaron en 2012, cuando, en un año de cosecha nefasta, los precios de los alimentos alcanzaron un nuevo máximo histórico, según los datos que recopilaba la Organización de Naciones Unidas.

El aceite de girasol, por su parte, sube más de un 13% en el año, y el aumento de precios desde junio del año pasado, cuando se vieron los precios más bajos de 2021, es cercano al 50%. En cuanto al trigo, la variedad de trigo duro es la que está experimentando las subidas más significativas, con una subida de casi el 75% desde el pasado mes de julio. Para la cebada, la subida es del 30% en ese mismo periodo.

Esto se debe a que Ucrania es el granero de Europa. Tanto, que su bandera representa un campo de trigo bajo un cielo azul. El 70% del territorio es cultivable, y se trata del mayor productor del mundo de aceite de girasol, según los datos del año 2019 que recopila el Observatorio de la Complejidad Económica (OEC), con casi un 20% de las exportaciones mundiales de este recurso agrícola, que en 2019 supusieron ingresos de 3.750 millones de dólares para el país.

Además, aunque Ucrania no es un productor tan importante de maíz para el mundo, por su peso en las exportaciones mundiales (un 13% del total), con sus ventas de este cereal ingresó casi 4 mil 800 millones de dólares en 2019su mayor fuente de ingresos por las ventas al exterior.

Y la lista sigue: es un importante exportador de trigo y de cebada (3.100 millones de dólares y casi 500 millones en exportaciones en 2019 respectivamente). En los últimos días el encarecimiento se ha acelerado peligrosamente debido al conflicto, y amenaza con contribuir a aumentar una tasa de inflación que, ya antes de la invasión rusa, estaba alcanzando niveles preocupantes.

*Fuentes: El País, Forbes, Agencias.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Siguiente Noticia

Te podría interesar: