Breaking

Lo que no se está informando de las vacunas contra el Covid-19

Especiales / Especiales Principal / 4 enero, 2022

Por: Agencias

Existe información muy importante que el gobierno federal no está dando a conocer sobre las vacunas que se están aplicando sobre el COVID-19, la cual es de relevancia y debe ser del conocimiento de los ciudadanos.

En México se están aplicando cinco vacunas diferentes: Pfizer y BioNtech (dos dosis); Oxfod-Astra Zenaca (dos dosis); Sputnik (dos dosis); Sinovac (dos dosis) y CanSino (una dosis).

Cada una de estas vacunas fue creada utilizando una biotecnología diferente, destancando la de Pfizer y BioNtech, que empleo una tecnología de innovación denominada ARN mensajero. La vacuna rusa Sputnik utilizó una tecnología conocida como vector viral o sencillamente adenovirus, al igual que la vacuna de Astra Zeneca.

La vacuna china Sinovac utiliza la tecnología de virus inactivo, empleada tradicionalmente en otro tipo de vacunas, mientras que la vacuna CanSino utiliza el vector viral no replicante.

Es difícil explicar a la población en general información sobre biotecnología, pues se trata de términos que solo emplean especialistas en la materia, pero si es importante que la población en general conozca los protocolos establecidos por cada una de las farmacéuticas para la aplicación de las vacunas, así como la información que se tiene al día de hoy sobre la eficacia real de cada una de estas vacunas.

Desde abril de 2021, el Director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China, Gao Fu, dio a conocer a la prensa que sus vacunas están reportando una eficacia baja para la protección del COVID-19, por lo que están trabajando en nuevas alternativas, como mezcla de tecnologías, aumento de las dosis o de la frecuencia de las mismas.

Lo anterior después de que países como Brasil reportaran que la eficacia de vacunas como CanSino estaban teniendo una eficacia de apenas un 50.4%, casi el límite mínimo aceptado para una vacuna, mientras que la vacuna Sinovac estaba registrando niveles de protección casi similares en los reportes de varios países que la han comenzado a aplicar.

En el caso de la vacuna AstraZeneca, se estaba reportando una eficacia del 62%, casi similar a la eficacia que tiene la vacuna contra la influenza.

La vacuna rusa Sputnik esta registrando niveles de eficacia similares a los de AstraZeneca, que van del 62 al 65% en promedio, pero no ha sido aprobada por ningún organismo internacional de salud.

La vacuna que está reportando niveles de eficacia más alto y que coinciden con los estudios originales de laboratorio es la de Pfizer y BioNtech, con un 95%.

ES BUENO TENER CUALQUIER VACUNA

Para países como México, donde su gobierno no realizó las inversiones que fueron anunciadas en la adquisición de vacunas y ha tenido que recurrir a dificultosos procedimientos de adquisición para cubrir a la población mayor de 60 años y posteriormente a mayores de 50,40, 30 y 18, se han tenido que buscar lotes en diferentes farmacéuticas, lo que complica la logística de la aplicación.

Lo ideal era haber tenido acceso a las vacunas de Pfzer y de Moderna, con las cuales se está cubriendo a toda la población norteamericana, pero las malas gestiones y los errores diplomáticos complicaron el haber obtenido una ayuda importante por parte del nuevo gobierno norteamericano de Joe Biden, por lo cual ha sido necesario buscar compra de vacunas en China, Rusia y Europa.

Partiendo de que estamos en una situación de emergencia, lograr aplicarse cualquiera de las vacunas es bueno, especialmente para mayores de 60 y 50 y población de riesgo, pues las posibilidades de enfermar de gravedad o de muerte disminuyen muy notoriamente, pero si se debe tener conciencia de que la eficacia de las diferentes vacunas es distinta.

Lo anterior obliga a seguir tomando medidas de prevención por parte de la población vacunada , propiamente semejantes a las que se han venido tomando, como uso de cubrebocas, sana distancia, no acudir a sitios concurridos y evitar en lo posible destinos vacacionales muy concurridos.

EL PROBLEMA DE LA SEGUNDA DOSIS

El gobierno federal mexicano ha mezclado hasta ahora sus intereses político-electorales con el programa de vacunación, lo que tiene implicaciones delicadas para la población.

El protocolo de las farmacéuticas para la aplicación de las vacunas fue muy preciso al momento de que sus sueros salieron al mercado y se comenzaron a aplicar.

Pfizer y BioNtech indicaron que la segunda dosis de la vacuna se debe aplicar de 21 a 28 días después de haber aplicado la primera. La segunda dosis es sumamente importante para completar el esquema y para la eficacia final de la vacuna, pero ante la escasez mundial de vacunas, la Organización Mundial de la Salud, OMS, presidida por un africano, lanzó una recomendación delicada que no está avalada científicamente por las farmacéuticas:

El alargar a 42 días el plazo de aplicación de la segunda dosis no esta avalado científicamente, ni en el caso de Pfizer, que es hasta ahora la vacuna con más altos niveles de eficacia.

Si se rompe con el protocolo original diseñado en los laboratorios por las farmacéuticas, todo orienta a que disminuye la eficacia de las mismas. 

Aplicar una sola dosis a un grupo de población, sin prever la adecuada aplicación en tiempo de la segunda dosis, fue una gran irresponsabilidad, motivada por criterios políticos para utilizarlos electoralmente, por lo menos este es el caso de México, donde el proceso de vacunación lamentablemente se dio al mismo tiempo de un proceso electoral muy importante para los intereses del actual gobierno federal. Esto generó una mucho mayor cantidad de contagios y de muertes.

Es esencial que las personas vacunadas tengan la conciencia de que todas las vacunas son experimentales. Sfizer y BioNtech es el laboratorio que tiene hasta ahora los estudios más avanzados sobre la duración de la inmunidad, que originalmente se calculaba de seis meses, lo que se ha demostrado con los estudios más recientes. Después de ese periodo la eficacia disminuye drásticamente.

Cuando se diseñaron todas las vacunas que están hoy en el mercado, no habían aparecido todavía variantes nuevas del COVID-19, como la brasileña, la australiana y la inglesa, pero en 2021, debido a las pésimas políticas sanitarias del gobierno de la India, apareció la llamada variante Delta, más contagiosa y más peligrosa que las variantes en base a las cuales se diseñaron las vacunas experimentales, que son todas.

Esta nueva y peligrosa variante ha venido a confirmar que las vacunas tienen diferente eficacia y, en consecuencia, dan un nivel de protección distinto.

Se esta demostrando que una sola dosis de cualquiera de las vacunas no detiene el contagio de la variante Delta y tampoco el enfermar de gravedad, se requiere el esquema completo pero, además, esta variante ataca con mayor peligrosidad a la población joven y a los niños, quienes no están aún vacunados.

ÓMICRON REPLANTEA LA VACUNACIÓN

La aparición de la variante Ómicron, con cerca de 50 mutaciones en los países del sur de África, ha replanteado la eficacia de la vacunación, debido a la muy alta capacidad de contagio de esta variante, la que puede sustituir a la variante Delta como la dominante.

La información sobre Ómicron se ha hecho inicialmente con un gran alarmismo y, lamentablemente, con disputas de países y de empresas farmacéuticas, además de que la Organización Mundial de la Salud, OMS, ha ayudado a crear un ambiente alarmista y catastrófico.

Una vez que se va disponiendo de una mayor información científica, se tiene certezas como el hecho de que Ómicron si es mucho más contagiosa, pero tiene efectos más leves que la variante Delta, por lo cual se espera que el índice mundial de contagios puede elevarse de manera muy drástica, por lo que se ha vuelto necesaria la aplicación de una tercera dosis de refuerzo de la vacuna.

Farmacéuticas como Pfizer, que tiene los estudios más adelantados, advierten la necesidad de una tercera dosis para toda la población.

Los porcentajes de eficacia de las vacunas siguen siendo los mismos que se reportaron inicialmente, con la diferencia de que Ómicron es más contagiosa y puede atacar también a una parte de la población vacunada si no se toman las medidas de protección, pero evita la gravedad y la muerte por COVID-19.

La población sin vacunar va a aumentar su riesgo de enfermar y la gravedad, así como el número de muertes. Se alarga así la expectativa inicial de terminar con el COVID-19 en el 2022 y, de no presentarse variantes más agresivas, la normalidad podría venir hasta el 2023, pero esto está condicionado a tener vacunada a un porcentaje de al menos el 80% de la población.

El gobierno mexicano, confundiendo la austeridad con la tacañería, ha ido siempre un paso atrás en los programas de vacunación, pero además ha optado por vacunas que resulten más baratas, por lo cual toda la población que fue vacunada inicialmente con Pfizer, está siendo vacunada en su tercera dosis con Astra Zeneca, cuando son dos tecnologías diferentes: ARN mensajero la de Pfizer y vector viral la de Astra Zeneca.

Una dosis de Oxford/AstraZeneca tiene un costo de solo 3 euros (7.5 pesos mexicanos) y es la más barata de todas las vacunas que están disponibles, en comparación con la vacuna de Pfizer que cuesta una dosis 17 euros (42 pesos mexicanos). 

El gobierno mexicano ha optado por aplicar la vacuna más barata que hay en el mercado, mientras destina miles de millones de pesos a proyectos innecesarios y políticamente caprichosos. 

Lo más recomendable es que la tercera dosis de refuerzo sea de la misma farmacéutica de las dos primeras vacunas, para garantizar su eficacia, además de dejar de comprar vacunas como Sinovac y Cansino, que son comprobadamente de menor eficiencia, aunque sean más baratas.

Comentarios de Facebook
(Visitado 44,719 veces, 1 visitas hoy)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,



Redacción




Previous Post

Fracasa la lucha contra la corrupción

Next Post

Alarmismo con variante Ómicron





You might also like


More Story

Fracasa la lucha contra la corrupción

Por: Rodrigo Tejeda La principal política del gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha sido la lucha en contra de la corrupción...

4 January, 2022