Breaking

Las dos caras del fisicoculturismo: un disciplina riesgosa con buen auge en La Laguna

Especiales / 4 enero, 2022

Por: Sergio Luis Rosas

De entre las personas que tienen el buen hábito de ejercitar su cuerpo en un gimnasio, ya sea por salud o incluso por vanidad, destaca en ocasiones alguna persona o grupo que han decidido dedicarse a desarrollar sus músculos hasta el grado máximo. A esta actividad profesional se le conoce como fisicoculturismo o fisicoconstructivismo. En el panorama del deporte lagunero, desde hace varios años esta actividad ha obtenido un puesto importante. Revista de Coahuila entrevistó a David Alcocer López, entrenador de una nueva generación de fisicoconstructivistas en La Laguna.

El hombre llega al gimnasio todos los días a las siete de la mañana en punto; usa una camiseta de tirantes y un short corto, su pelo casi cortado al rape, que es la moda. Apenas va a iniciar su entrenamiento y se para frente al enorme espejo para verse con cierto embeleso: los bíceps enormes, el cuello de toro, los pectorales prominentes, hinchados; los muslos que, de tan gruesos, le dan un andar parecido al de un bebé o de una persona muy obesa. Todo lo ve con satisfacción, pero no está satisfecho, quiere hinchar más sus músculos y a ello dedicará las próximas dos horas y, por la tarde, regresará a levantar pesos otras dos horas. Sólo descansa los domingos.

Junto a ese fisiculturista que se recrea en el espejo, Antonio, un hombre de 50 años, hace su rutina diaria de ejercicio por una hora, antes de bañarse e irse a su trabajo: media hora corriendo en la banda y media hora de aparatos, con pesos moderados. Para su edad tiene una buena figura, no hay panza, su pecho es atlético y sus brazos fuertes. El ejercicio diario lo mantiene sano y le da energía, no desea nada más, y tampoco tiene tiempo para más.

El fisicoculturismo y en general el gimnasio se han convertido en una moda y en una necesidad. Una moda porque entre los hombres jóvenes lo que hoy se estila es estar “mamado”, como popularmente se le denomina a tener un cuerpo con cierta musculatura, antes se decía “ponchado”. Una necesidad porque la vida moderna es sedentaria y gran parte del día se va sentado o tirado en un sofá y luego en la cama, lo que nos ha convertido en una sociedad de obesos, cada vez con más diabéticos e hipertensos, porque al sedentarismo hay que agregarle los malos hábitos de alimentación y la llamada “comida regional”: las “gorditas”, que no podían tener un nombre más exacto, las que compiten con los tacos, la barbacoa, la birria, los tamales, la nieve y la cerveza; éstas dos últimas favorecidas por un clima donde las ciudades son hornos en verano y apenas primaveras en invierno.

Por esta razón se calculan por lo menos en 100 el número de gimnasios que operan en la zona conurbada de La Laguna.

Entre ese ir y venir de cuerpos sudorosos, de aparatos para ejercitar todos los músculos, mientras se escucha una música estruendosa de fondo, transitan los fisiculturistas o fisicoconstructivistas, para usar un término más técnico, quienes se dedican a cultivar los músculos, hasta darles proporciones enormes que a ellos les parecen magníficas y, a muchos otros, un tanto grotescas, excesivas e innecesarias.

Pero como en casi todo: el fisicoculturismo tiene dos rostros; el de los hombres y mujeres embelesados con sus cuerpos y el de quienes sólo aspiran a poseer un cuerpo atlético, por salud y porque se ve bien. Esto va lo mismo en hombres que en mujeres, aunque en las mujeres, por tener su cuerpo un mayor componente de grasas, la aspiración es alcanzar una figura lo más escultural posible.

Pero hubo un tiempo, no muy distante, en que no estaba permitida la entrada de las mujeres a un gimnasio, su presencia causaba controversia. El acceso para ellas era en un horario restringido. Fue Elsa Tirado Medina quien abrió el camino para que las laguneras se iniciaran en el fisicoconstructivismo. Hoy en día su práctica es casi obligatoria para las mujeres que desean tener un buen nivel de vida saludable.

En la actualidad lo practican tanto los hombres como las mujeres de los 15 años en adelante y hasta más de los sesentas.

Después de la pausa sanitaria ocasionada por el Covid-19, el fisicoculturismo regresó el pasado 11 de septiembre con el concurso Mister y Miss Laguna, organizado por Team Laguna Classic. El ganador del certamen fue el duranguense Felipe de Jesús Núñez, quien en una final muy disputada se impuso a los laguneros Luis Humberto Martínez y Carlos Hiram Pérez.

Felipe de Jesús Núñez

Los concursos son una pasarela donde hombres y mujeres, untados de aceite para resaltar más su musculatura y con diminutas tangas y bikinis posan para los jueces, que evalúan aspectos como el volumen, la definición, la proporción y otros elementos para decidir cual es el cuerpo más “perfecto”.

Ha sido tal el desarrollo del fisicoculturismo en nuestro país, que la Universidad del Valle de Zamora, en el estado de Michoacán, ha instituido la Licenciatura de Fisicoconstructivismo y Fitness con el objetivo de formar profesionales especializados en esta área con formación académica, científica, técnico deportiva y humanista, que les permita desarrollar las competencias profesionales para enseñar, entrenar y propiciar el desarrollo físico de atletas y deportistas en el ámbito de esta disciplina.

Para entrar a este mundo del fisicoculturismo, Revista de Coahuila entrevistó a David Alcocer López, instructor del Gimnasio Warriors de esta ciudad, en el cual prepara a Abraham Contreras, Rivaldo Meza, Carmen Hernández y Sofía Arias, nuevas promesas del fisicoculturismo lagunero. Alcocer habla con gran libertad y sin esconder la parte poco sana de este deporte, lamentablemente cada vez más cargado de sustancias prohibidas, sofisticada alimentación, problemas de egos desbocados por la mala autoestima y un apetito insaciable de músculos enormes, fabulosos.

Ronnie Coleman

RdeC: ¿Cómo se define el Fisicoculturismo como deporte?

DAL: Es el deporte para asemejarse al cuerpo perfecto. Hay diferencia entre fisicoculturismo y fisicoconstructivismo, el primero sigue los patrones de simetría ya estructurados; el segundo es el deporte de superarse como persona, buscar la manera de ser mejor día con día.

“El fisicoconstructivista no tiene una fecha para competir, su enfoque es en sí mismo, mejorar día con día’’, enfatizó.

RdeC: ¿Qué beneficios físicos tiene y qué problemas fisiológicos puede generar?

DAL: Los beneficios son aumento de masa muscular, pérdida de masa grasa, aumento en la serotonina y dopamina; por consiguiente ayuda a salir de alguna depresión y a reducir el estrés, ya que disminuyen los niveles de cortisol en el cuerpo humano.

En las consecuencias mencionó que genera problemas en las articulaciones, tendones, cadera y espalda baja. Produce también problemas musculares, desgarres en bíceps, pectorales, zona del hombro y femorales, que son los más comunes.

RdeC: ¿En qué consiste un entrenamiento profesional y qué rutinas incluye?

DAL: Consiste en cumplir el volumen de extremo de cada grupo muscular a la semana y cumplir con la hipertrofia.

“Las rutinas pueden ser hipertrofia, gasto metabólico y Power Lifting. En lo personal nada más practico estas tres rutinas. Existe otra rutina que es resistencia muscular, pero no es de mi agrado. Lo recomendable es dormir seis horas al día para lograr la recuperación muscular.”

RdeC: ¿Cómo se prepara y lleva a cabo un concurso?

DAL: Primero se empieza por una fase de volumen muscular, en la cual se trabajan los puntos débiles del atleta para mejorarlos. Después se pasa a la fase de corte con un déficit calórico y aumentando el gasto energético del atleta para poder bajar sus niveles de grasa a un máximo, del ocho por ciento hasta el cuatro por ciento.

“Esto es en teoría; sin embargo, hay atletas que con el diez por ciento se ven bien para subir su ‘puesta a punto’. En la fase final, faltando dos semanas, empiezan a controlar sodio y potasio, ingesta de carbohidratos”, explicó.

Agregó que en la última semana empiezan a reducir la ingesta de agua, al igual que la ingesta de minerales, iones y vitaminas. Se reducen los carbohidratos casi en su totalidad para cumplir con el vaciamiento de glucógeno, y crear un “efecto rebote’’ a la hora de crear la carga.

“En la ‘puesta a punto’ se hace una carga de carbohidratos simples y complejos, dependiendo del estado del atleta. En algunos casos se llega a usar algunas bebidas alcohólicas, entre ellas el vino tinto o vodka para seguir deshidratando al atleta”, precisó.

Shawn Rhoden

RdeC: ¿Qué tanto influyen la estructura física y la genética en desarrollar un cuerpo escultural?

DAL: La estructura ósea es importante a la hora de elegir la categoría de competencia, ya que es la base, los pros y contras del atleta. La genética es muy interesante, sin embargo, la dedicación y el esfuerzo pueden llegar a superar estos límites.

“La estructura ósea es importante al igual que la genética, pero ésta no es una limitante, en caso de que no esté a favor del fisicoculturista”, aclaró.

RdeC: ¿Cómo debe ser la alimentación?

DAL: Debe ser una alimentación alta en proteínas; sin embargo, no deben olvidarse de los carbohidratos y de las grasas. La mayoría de las proteínas deben ser de origen animal. La mejor fuente de proteínas de alto valor biológico es el huevo.

“En la etapa de volumen debemos utilizar carbohidratos de alto índice glucémico, sin olvidar, que se deben consumir grasas polinsaturadas, por ejemplo, el aguacate, el aceite de olivo, cacahuates sin sal, almendras, nueces y otras grasas de este tipo”, detalló.

SUSTANCIAS PROHIBIDAS: “…MÁS QUE NECESARIAS”

RdeC: ¿Cómo se da el uso de sustancias prohibidas, como anabólicas y esteroides?

DAL: Para un atleta de alto rendimiento es más que necesario utilizarlas en cierto tiempo, esto dependerá de la liga en la que el fisicoculturista vaya a competir, ya que ciertas asociaciones piden doping obligatorio de sustancias exógenas (como diuréticos, esteroides, anabólicos o estrogénicos), mejor conocidos como Doping Deportivo.

Añadió que existen otras drogas como el SARM’s y el Clembuterol; éste último es usado en el ganado para el crecimiento muscular y de calidad. Hace tiempo fue utilizado para niños con problemas de asma.

RdeC: ¿Qué tanto influye la vanidad de estar viéndote horas al espejo y centrar la atención en tu cuerpo?

DAL: Influye totalmente. Todas las personas que entraron a este deporte fue para encontrar un cambio de posición corporal. Algunos la consiguen y al mismo tiempo la convierten en vigorexia, trastorno mental que genera la persona al no sentir ningún cambio corporal.

“Se obsesiona con los entrenamientos y la forma de alimentarse, llevando esto al extremo, como el uso excesivo de sustancias dañinas para el cuerpo humano como las ya mencionadas”, puntualizó.

EL COSTO DE UN CUERPO DE HÉRCULES

RdeC ¿Conoces la historia de Ronnie Coleman, de 57 años de edad, quien tiene 12 operaciones y está casi inválido? ¿Es el fisiculturista más grande de la historia?

DAL: Desde mi punto de vista como fisicoconstructivista considero que cada quien conoce sus límites y sabe hasta dónde quiere llegar. Cuando nos adentramos en este medio conocemos los riesgos que influye abusar de los entrenos (entrenamientos), cargas pesadas, uso de esteroides, abuso de suplementos alimenticios y de llevar nuestro cuerpo al límite fisiológica y mentalmente.

“Cada quien es responsable de su destino y si está dispuesto a enfrentarlo. Coleman estaba consciente de los problemas y consecuencias que iba a tener, y que fueron el pago de sus grandes hazañas”, comentó.

Añadió que Coleman aún sigue intentando componer su espalda para algún día volver a entrenar y practicar los que más ama en la vida.

RdeC: ¿Qué sabes del jamaiquino Shawn Rhoden, Mister Olympia 2016, fallecido a consecuencia de un infarto a los 46 años de edad el seis de noviembre de este año?

DAL: Como bien sabemos las paredes del corazón siguen siendo un músculo, por eso a la hora de usar esteroides y ejercitarnos en automático, el corazón se ejercita también y crecen sus paredes ventriculares. Como consecuencia esto lleva a una insuficiencia cardiaca, que fue la causa de su fallecimiento.

RdeC: ¿Cuánto cuesta ser fisicoculturista?

DAL: Mucho, tanto en tiempo como en dedicación y dinero para cubrir los gastos que genera este deporte, principalmente la dieta alimenticia, los suplementos, los fármacos y el pago de la cuota mensual en un gimnasio.

En salud, a manera de ejemplo citó los chequeos de niveles hormonales, hepatotoxicidad por el uso de fármacos, exámenes de orina para checar niveles de proteína y creatinina, asesoramiento de profesionales en nutrición, entrenadores y psicólogos.

“El psicólogo se encarga de vigilar actitudes y aptitudes del atleta para que no presente ningún cuadro depresivo grande o vigorexia. Un deportista de alto rendimiento invierte un promedio de 1,500 a 2,500 pesos diarios, según lo manifestado por Jonathan Portillo, ganador del Concurso Mr. México en 2020 y 2021”, concluyó el entrevistado.

Comentarios de Facebook
(Visitado 388 veces, 1 visitas hoy)

Etiquetas: , , , , , , ,



Redacción




Previous Post

La lectura no es una varita mágica

Next Post

Zermeño: el amargado hablando de amargura





You might also like


More Story

La lectura no es una varita mágica

Por: Daniel Herrera Escritor y músico lagunero twitter: @puratolvanera ¿Vale la pena dedicar más tinta a las tonterías...

4 January, 2022