Breaking

Torreón: en camión de tercera

Análisis Político y Social / Coahuila / Opinión / 3 diciembre, 2021

Por: Gerardo Lozano

El problema de la mayoría de los gobiernos de todos los niveles en México es su cortedad de visión, su incapacidad de invertir el dinero público en obras de infraestructura que estén pensadas en función de una utilidad de largo plazo.

Hay en Torreón un Instituto Municipal de Planeación, IMPLAN, y eso es muy bueno si lo que propone este instituto tuviera un carácter normativo, pero no; lo que propone, para el propio gobierno del cual forma parte, son como las llamadas a misa: el que quiere va y el que no, pues no.

Si se ha viajado un poco o un mucho por países desarrollados, se puede observar que una de sus principales características es que sus ciudades cuentan con sistemas de transportación muy modernos y eficientes, de tal manera que se puede ir a cualquier parte, con gran comodidad y a un precio módico.

Torreón, cuando alguna vez, a principios del siglo pasado, fue una ciudad chica y con un trazo urbano muy moderno para la época, contaba con un sistema de tranvías que era, también para la época, un modelo de eficiencia e inclusive de ecología.

Penosamente, con el paso de los años las cosas se fueron echando a perder y para los años setentas del siglo pasado Torreón era una ciudad media con un pésimo sistema de transporte y una deficiente movilidad, pero esto fue empeorando con el paso de las décadas, hasta llegar al estado de cosas en que nos encontramos.

Cuando inició el actual gobierno de Jorge Zermeño Infante, en 2018, la ciudad tenía prácticamente terminada la obra física para establecer un nuevo sistema de transporte del tipo Metrobús, que tiene como propósito el restructurar el obsoleto, contaminante y caro transporte de autobuses públicos.

Es una obra que fue apoyada por el gobierno de Enrique Peña Nieto, por lo tanto financiada con fondos federales, los cuales fueron parados de tajo por el actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

¿Qué era lo inteligente en este caso; lo que atendía a los intereses de los sectores más populosos que utilizan el servicio de autobús para desplazarse?

Lo sensato era que el gobierno municipal, que duró cuatro años, en dos periodos, reconociera que el Metrobús era la obra más importante y además se encontraba en su fase terminal, así que era prioritario buscar la manera de terminarlo, dejando a un lado la estupidez de las cuestiones partidistas y la visión mediocre de corto plazo.

Si se hubiera hecho una planeación conjunta con el gobierno estatal y se le hubiera destinado una parte del presupuesto municipal y otra parte del estatal, mezclando inclusive aportaciones de empresas privadas, como sí se hizo en otras obritas de ornato, Jorge Zermeño Infante le habría heredado a la ciudad una gran obra que modificara la movilidad urbana por décadas.

Pudo más la mezquindad y la cortedad de miras, en un hombre que vivió en Europa cinco años de manera fastuosa a costa de nuestros impuestos y, en consecuencia, debe conocer bastante bien los sistemas de transporte de muchas ciudades europeas, así que no hay ignorancia, sino una consistente mezquindad.

CRITICAR PARA JUSTIFICARSE

Pero no sólo puso por encima de una gran obra de infraestructura un conjunto de obritas de remozamiento y hermoseamiento de pequeñas plazas y jardines, sino que se ha dedicado a cuestionar abiertamente el que la obra, por el salvaje recorte de recursos federales al estado, no se ha concluido e inclusive causa problemas, según su visión.

Tal pareciera que el Metrobús no es una obra esencial para la mayoría de los torreonenses que viajan en camión todos los días, dejando parte de su sueldo a cambio de un pésimo servicio.

Parece bastante claro que él y su familia, quienes han pasado de una muy estrecha clase media a una familia de clase alta gracias a los beneficios de la política y a la corrupción, jamás se suben a un autobús de tercera, ni en Torreón ni en la Ciudad de México, que son las dos ciudades donde tienen radicados sus capitales.

Para resaltar el atraso tan grande que sufre Torreón en su infraestructura de transporte público, cito un pasaje de la obra Viaje de un mexicano en Europa, del gran Melchor Ocampo, producto de su viaje por Europa ¡en 1840!, ¡hace 180 años!

“Los ómnibus, comenta el personaje, son unos carruajes de gruesas hojas de lata, capaces de contener unos diez y seis pasajeros; tienen el juego de fierro y, como la caja, casi nada pesa este. Desde las ocho de la mañana hasta las once de la noche atraviesan todo París en todas direcciones, y aunque son diversos dueños, casi todos tienen correspondencia: está usted por ejemplo en el Arco de la Estrella y tiene que ir a la Plaza del Trono, que dista nueve mil metros por donde menos: ¿Quiere usted ahorrarse toda esta fatiga? Pues cada diez minutos pasa por delante de usted un ómnibus, en el que se mete sin más diligencia que ordenar al conductor que pare; da usted unos seis sueldos (poco menos de medio real), avisa hasta donde quiere ir y con un boletito dejan a usted en la primera administración a donde corresponde este punto, y de allí otro ómnibus lleva a usted al lugar deseado en pocos minutos. No he visto cosa más útil, ni creo que se encontrará nada que le supere en comodidad bajo todos aspectos.”

Jorge Zermeño vivió cinco años en Europa como embajador de México ante España, un paseo que fue un gusto con cargo al erario público, pero al menos Madrid lo recorría en automóvil de lujo y con chofer, tanto para él como para su esposa, por lo cual no aprendió nada de provecho para aplicarlo como gobernante municipal, a diferencia de Melchor Ocampo, quien, siendo un gran hacendado michoacano, se complacía en viajar en el ómnibus del París del siglo antepasado.

Asombra que un personaje tan acabadamente mediocre, como lo es Jorge Zermeño, haya tenido tanta fortuna, hasta que el electorado torreonense pareció descubrir en las últimas elecciones quién es realmente y cuán pequeña es su estatura como político y como gobernante.

Comentarios de Facebook
(Visitado 149 veces, 1 visitas hoy)

Etiquetas: , , , , , , , ,



Redacción




Previous Post

Complicado escenario electoral para el PRI y el PAN en 2022

Next Post

Acusan a SIMSA de prácticas ilegales





You might also like


More Story

Complicado escenario electoral para el PRI y el PAN en 2022

Por: Guadalupe Vallejo | Expansión.mx OAXACA Y TAMAULIPAS MARCARÁN EL BANDERAZO DE LOS PROCESOS ELECTORALES 2022 COMPLICADO...

3 December, 2021