Breaking

La militarización del país: 542 generales ganarán más que el presidente en 2022

Especiales / 3 diciembre, 2021

Por: Agencias/Redacción

Pese al discurso sostenido por el mandatario mexicano, sobre que ningún funcionario puede ganar más que el presidente del país, el proyecto de sueldos para el próximo año establece lo contrario.

Desde antes de asumir la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue bastante enfático en una de sus promesas de campaña: ningún funcionario público ganaría más salario que el presidente del país. Y, a su vez, él se rebajaría el sueldo a la mitad de lo que percibía su antecesor, Enrique Peña Nieto (2012-2018). Lo segundo lo cumplió apenas llegó al cargo, pero lo primero no se ha cumplido, menos en la institución que se ha convertido en su principal respaldo: las fuerzas armadas del país.

542 mandos militares en 2022 tendrán un sueldo mayor al del propio mandatario, que corresponderá a 162 mil 311 pesos brutos al mes.

La decisión del presidente quedó plasmada en el Artículo 127 de la Constitución, que establece que ningún servidor público podrá recibir remuneración por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión, mayor a la establecida para el presidente de la República.

Por remuneración señalan toda percepción en efectivo o en especie, como dietas, aguinaldos, gratificaciones, premios, recompensas, bonos, estímulos. Mientras que a su vez el Artículo 9 de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos indica que ningún servidor público recibirá una remuneración o retribución por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión igual o mayor a la Remuneración Anual Máxima que tenga derecho a recibir el presidente de la República.

Sin importar su discurso y el hecho de que sea el “Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas”, 542 militares en puestos que van desde General de División hasta General Brigadier, ganarán más que el presidente.

Por ejemplo, según el Analítico de Plazas del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), la percepción bruta en 2022 para un General de División será de 189 mil 550 pesos. Dentro del Ejército son 46 las plazas para ese puesto. De igual manera, 175 Generales de Brigada y 321 Generales Brigadier recibirán más que el mandatario. Habría que agregar a 873 coroneles con sueldos también muy altos.

En la segunda mitad de este mes de noviembre los diputados y senadores votarán el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2022 y de antemano se sabe que no tocarán los rublos asignados a las fuerzas armadas.

En ese proyecto, llama la atención también el salario mensual que recibirán unos 175 Generales de Brigada, que es la segunda posición de mayor jerarquía: 177 mil 792 pesos brutos al mes. Mientras 321 soldados que se desempeñan como General Brigadier, ganarán 165 mil 407 pesos brutos mensuales.

Argumentando motivos de seguridad, ninguno de los militares del país figura en el portal Nómina Transparente de la Secretaría de la Función Pública (SFP), en donde se pueden consultar las percepciones de todos los funcionarios públicos a nivel nacional.

No obstante, en Declaranet sí aparece, por ejemplo, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval González, quien obligado a presentarla, este 2021 hizo pública su declaración patrimonial, con ingresos anuales por dos millones 257 mil 804 pesos. El presidente Andrés Manuel López Obrador, para hacer una idea, presentó en su última declaración patrimonial, hecha el 27 de mayo de 2021, un ingreso anual por un millón 567 mil 400 pesos.

En dos años de gobierno, Andrés Manuel López Obrador afianzó el proceso de militarización en México con 30 tareas asignadas al Ejército más otras misiones a la Secretaría de Marina, aunado a las funciones de Seguridad Pública que las Fuerzas Armadas comenzaron a operar desde 2006.

Fue el 24 de agosto del 2018, como presidente electo, que López Obrador matizó su promesa de campaña para regresar a las Fuerzas Armadas (FFAA) a sus cuarteles. En aquella fecha tuvo un encuentro con Francisco Vidal Soberón y dos días antes acudió a una reunión con Salvador Cienfuegos Zepeda, titulares de la Marina y Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) con Enrique Peña Nieto, respectivamente.

El tabasqueño argumentó que los mandos de la Sedena y Marina le habían ofrecido un diagnóstico de la seguridad en México. Agregó que entrevistarse con ellos era fundamental para saber qué funcionó y qué fue desechado, además, que sería irresponsable retirar a los soldados de inmediato, porque las policías locales no estaban funcionando.

UN EJÉRCITO DE GENERALES

El ejército mexicano y la marina armada tienen una de las burocracias de altos mandos militares más grandes del mundo, en proporción al número de efectivos totales con que cuenta la institución castrense.

El ejército norteamericano, considerado el más poderoso del mundo, tiene 615 generales, sólo 73 más que el ejército mexicano, que es cuatro veces más chico en su número de efectivos totales.

China, que cuenta con el ejército más grande del mundo, integrado por 2 millones 695 mil soldados, sólo tiene 191 generales y dispone de un enorme presupuesto de 178 mil 200 millones de dólares.

De esta forma, México tiene un general por cada 390.9 soldados; Estados Unidos un general por cada 1,447.9 soldados y China un general por cada 12,041 soldados.

De acuerdo a los estándares internacionales, el ejercito y la marina armada de México deberían tener en conjunto no más de 150 generales, pero tienen casi 300 más, con un sueldo que ahora es superior al del mismo presidente de la república.

Esta política, que no es nueva y viene de muchos gobiernos anteriores, era permitida como un beneficio para un ejército que siempre había mantenido un perfil bajo; que posteriormente fue incorporado a la lucha en contra del narcotráfico y del crimen organizado en general, pero que ha brincado a otra posición en el actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El ejército se ha convertido la institución en la cual se está respaldando el actual gobierno, que ha emprendido el proceso de militarización más importante, desde el periodo postrevolucionario del siglo pasado.

Los 213,477 elementos del ejército y los 54,179 de la marina armada han sido destinados sólo una parte a quehaceres de seguridad, pero el resto ha asumido tareas de apoyo a campañas de salud, de encargados de ciertos programas sociales; se les han entregado las principales obras de infraestructura que se realizan, como el llamado Tren Maya y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, como concesiones y para el usufructo de las mismas en beneficio del propio ejército.

Se les ha asignado la construcción de 2,500 sucursales del Banco del Bienestar, entre otros quehaceres.

Pero lo más importantes ha sido la creación de la Guardia Nacional, que no es sino una policía militar nacional, que depende directamente del ejército en la práctica, pero se desea que esto se convierta en constitucional.

Para 2022, el presupuesto conjunto para el ejército, la marina armada y la Secretaría de Seguridad Pública será de 235 mil 237 millones de pesos.

La Secretaría de Seguridad Pública pasará de 63 mil 441 millones de pesos a 93 mil 370 millones; un 47% más que en el actual año de 2021 y, debido a que los mandos militares manejan la guardia nacional y la política de seguridad, los incrementos los manejará directamente el ejército.

En un abrupto contraste, los 32 estados del país recibirán, en conjunto, únicamente 7 mil 988 millones de pesos a través del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP), pero los municipios no recibirán un solo peso, al dejar sin fondos el Programa para el Fortalecimiento de la Seguridad (FORTASEG).

Hay estados que recibirán menos de 100 millones de pesos para seguridad pública; estados que son importantes aportadores de recursos fiscales.

Mientras las estadísticas de homicidios y feminicidios en el país alcanzaron la alarmante cifra de 94,415 en el periodo del 1 de diciembre de 2018 al 31 de julio de 2021, que abarcan el actual gobierno federal, un récord histórico, López Obrador retira el presupuesto a los estados y municipios y sólo cree en el ejército y en una Guardia Nacional que hasta ahora ha sido incapaz de dar resultados, en parte por la fallida política de seguridad pública que se está aplicando y en la cual se empeña el Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas del país.

Comentarios de Facebook
(Visitado 460 veces, 1 visitas hoy)

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,



Redacción




Previous Post

En México, todo el presupuesto al poder militar

Next Post

Complicado escenario electoral para el PRI y el PAN en 2022





You might also like


More Story

En México, todo el presupuesto al poder militar

Por: Ricardo Raphael | The Washington Post “México carece de servidores públicos honestos, por eso tenemos una alta...

3 December, 2021