Breaking

Coahuila, entre los cinco estados más seguros

Coahuila / Coahuila Principal / Especiales / 3 diciembre, 2021

Por: Gerardo Lozano

Para quienes vivimos el infierno de la inseguridad en La Laguna, de los años 2007 a 2011, de pronto nos pasa por alto que hoy hemos recuperado los niveles de seguridad que teníamos antes de ese terrible periodo.

Pero no sólo La Laguna, sino todo el estado de Coahuila se ubica entre los cinco estados más seguros de todo el país, pese a la supresión de recursos del Fortaseg, Fondo para el Fortalecimiento de la Seguridad en los municipios, y a que el estado ha sido castigado severamente por el actual gobierno federal, en lo que se refiere a la asignación de recursos financieros.

De acuerdo a la información oficial proporcionada por el Fiscal General del Estado, Gerardo Márquez Guevara, la realización de un estudio comparativo del periodo que va de diciembre de 2018 a agosto de 2021, Coahuila ocupa el tercer lugar en menor número de homicidios a nivel nacional; el quinto con menos robos de vehículos y el séptimo con menos secuestros y extorsiones.

De 79 mil 944 homicidios cometidos en el país en ese periodo, únicamente corresponden a Coahuila 531 homicidios, que representan el .66% nacional.

De 352 mil 65 vehículos robados en los 32 estados de la federación, en Coahuila únicamente fueron robados 1,662 vehículos; el .5% en promedio.

Para enfatizar sobre las cifras, Márquez Guevara refirió que el promedio nacional de homicidios por cada 100 mil habitantes a nivel nacional es de 67.96 casos y en Coahuila, por cada 100 mil habitantes, es de solo 16.87 homicidios.

LA ESTRATEGIA DE SEGURIDAD

Revertir los índices de inseguridad es uno de los procesos más complicados que existen para un gobierno municipal, estatal y para una sociedad, de ahí lo meritorio de la situación que vive hoy Coahuila.

Uno de los primeros factores que contribuyeron en el combate a la inseguridad en el estado, fue, contra lo que se dice en muchos medios, la acción del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa en su último año.

Coahuila no tenía, hasta el inicio de la primera década de este siglo, ningún cártel u organización del crimen organizado que estuviera asentada en su territorio, como es el caso de Tamaulipas y de Chihuahua, los vecinos fronterizos.

Coahuila tenía una presencia, principalmente en La Laguna, del cártel de Ciudad Juárez y del cártel de Sinaloa, pero ésta era, y es, limitada.

En la región norte también era limitada la presencia de los cárteles de Tamaulipas, pero a partir de los años 2005 y 2006 Coahuila se convierte en territorio de expansión de Los Zetas, que invaden prácticamente todas las regiones, aunque en menor medida la región del sureste y la capital, Saltillo.

Fundado por exmilitares de fuerzas especiales, el cártel de Los Zetas se vuelve el más violento, con prácticas demenciales, que pronto se extendieron a otros cárteles y organizaciones criminales.

El problema más grave para La Laguna fue que surgió una guerra regional entre el cártel de Los Zetas y el de Sinaloa, denominado como “los chapos”. De ahí surge toda la barbarie y la marea de sangre que se vivió, con actos inclusive de terrorismo contra civiles.

En un operativo conjunto, el gobierno de Felipe Calderón determinó el lanzamiento de un ataque quirúrgico en contra de Los Zetas, desde el norte hasta la región lagunera y replegó también a “Los Chapos”, por lo menos del territorio coahuilense.

Después de esa operación de alto nivel y con la eliminación y captura de otros capos de nivel regional y la muerte de varios de ellos, el territorio de Coahuila quedo bastante despejado de la presencia del crimen organizado.

En esa coyuntura, el gobierno estatal, en coordinación con los gobiernos municipales y las fuerzas federales, apoyadas por el ejército y la marina, comenzaron a manejarse bajo el esquema del mando único, por el cual todas las fuerzas de seguridad operan de forma coordinada para responder a cualquier presencia criminal.

El gobierno de Miguel Riquelme Solís fortaleció este esquema operativo e invirtió más recursos en seguridad pública, aplicando mano firme o dura, como se le quiera decir, aún con la poca colaboración de gobiernos municipales como el de Torreón y Monclova, ambos en manos de panistas que, en lo que era una postura partidista, no cooperaron con el esquema de mando único, pero no por ello dejaron de actuar todas las demás fuerzas en ambos municipios.

Hasta ahora los logros han sido muy importantes y Coahuila es el estado norteño con el nivel más alto de seguridad.

EL FACTOR SOCIAL

Lo más destacado ha sido la continuidad de políticas de seguridad por los últimos diez años por parte del gobierno estatal, pero el factor económico y social ha jugado un papel muy importante.

Coahuila ha tenido un crecimiento económico por encima de la media nacional en estos 10 años; un nivel más bajo de informalidad y un nivel de pobreza también por debajo de la media nacional, pero principalmente ha tenido un crecimiento industrial y una generación de empleos, inclusive antes de la pandemia del COVID-19 estaba teniendo una sobre oferta de empleo en la región norte y de los siete manantiales, y una gran expansión industrial en el sureste.

Golpeada como todo el país por el COVID-19, la economía de Coahuila ha tenido una más rápida recuperación y, en términos generales, un mejor manejo de la pandemia, si se le compara con algunas otras entidades, además tomando en cuenta que uno de los primeros epicentros de la pandemia se dio en Monclova en 2020.

Todo esto le ha abonado positivamente a lograr la recuperación y el mantenimiento de la seguridad pública, pero es un esfuerzo constante, permanente: el crimen organizado asechando y tratando de infiltrar al estado y las fuerzas coordinadas detectándolo y combatiéndolo.

El último llamado de Miguel Riquelme Solís a los alcaldes electos es ser especialmente cuidadosos y estrictos, debido a la intención de las organizaciones del crimen organizado de infiltrar a las corporaciones policiacas municipales.

Y es que el crimen, literalmente, no duerme. Estamos en un periodo de expansión y reacomodo de los cárteles a nivel nacional; un reacomodo como quizás no se había dado en los últimos 40 años, y Coahuila es un territorio deseado.

Comentarios de Facebook
(Visitado 163 veces, 1 visitas hoy)

Etiquetas: , , , , , , ,



Redacción




Previous Post

Límite a deducción de donativos pone en riesgo a organizaciones civiles

Next Post

Presupuesto Terminator





You might also like


More Story

Límite a deducción de donativos pone en riesgo a organizaciones civiles

Por: Agencias/ Redacción El límite a la deducción de donativos obstaculiza acciones filantrópicas, afectando a sectores...

3 December, 2021