Breaking

La polémica sobre el aborto: ¿Por qué al menos no se consulta?

Especiales / Slider / 1 noviembre, 2021

Por: Eduardo Rodríguez

El aborto es un tema sumamente delicado, tanto que no se explica por qué la Suprema Corte de Justicia de la Nación, SCJN, determina su despenalización sin condicionantes de ninguna naturaleza, sin que antes exista algún tipo de consenso entre la población directamente interesada, en este caso las mujeres, que son 51.2% de la población mexicana.

De pronto, a principios de septiembre, la SCJN determinó la despenalización en el estado de Coahuila, lo que ha tomado por sorpresa a la población coahuilense, pues no se conocía de alguna polémica o situación en especial sobre este tema en el estado. ¿Quién promovió la propuesta del ministro Luis María Aguilar?

El asunto viene al parecer desde 2017, en el periodo de Rubén Moreira, pero no se conoce que ningún diputado federal de Coahuila o algún legislador local lo haya promovido; sin embargo, de algún lugar debe de haber partido tal iniciativa, origen que hasta ahora se desconoce por completo.

Antes de la decisión de la corte, sólo la Ciudad de México, Veracruz, Hidalgo y Oaxaca habían despenalizado el aborto, ahora Coahuila se suma, pero no por decisión propia sino de la SCJN. Faltará que el congreso local haga los cambios correspondientes a los artículos 195 y 196 del Código Penal del Estado de Coahuila.

Son 27 los estados que permiten la práctica del aborto, pero bajo ciertas condiciones muy específicas como violación, riesgo grave de salud de la gestante, actos imprudenciales o culposos, malformaciones graves del producto y, en los casos de Michoacán y Yucatán, se agrega el motivo de causales económicas graves.

Todos establecen que el aborto sólo puede practicarse antes de las 12 semanas de gestación, nunca después de este periodo.

REUTERS/Agustin Marcarian

EL FETO A LAS DOCE SEMANAS DE GESTACION

Las organizaciones opuestas al aborto, lo mismo que los especialistas médicos, establecen que en la semana 12 el feto no es ya un embrión sino un ser humano en un acelerado desarrollo; basta referir que en la semana 12 se forman las cuerdas vocales y las uñas de pies y manos empiezan a definirse.

Entre otros elementos, aparece el primer vestigio de pelo en todo su cuerpo, el sistema nervioso fetal está desarrollándose y la hipófisis está liberando una gran cantidad de hormonas.

Para darse una idea más cercana, los riñones ya secretan orina, el hígado bilis, el corazón acelera su desarrollo y tiene ya las cuatro cavidades, los pulmones comienzan a funcionar y el feto puede succionar líquido, chuparse el dedo y tener un gran movimiento de su cuerpo y de sus manos y pies.

Entrar quirúrgicamente y despedazar, literalmente, este milagro de la vida y extraerlo en todo un dilema de orden moral, que pasa por el principio más esencial del ser humano: el derecho de la vida, pues además a las 12 semanas ha pasado el mayor peligro de aborto espontáneo y las nuevas tecnologías médicas permiten la revisión del buen estado del feto en detalle.

Poniendo las ideologías a un lado y atendiendo al proceso natural de la vida, observar un ultrasonido de última generación de un feto de 12 semanas es algo realmente impresionante, aunque este tenga un tamaño no mayor a diez centímetros.

Los grupos prodecisión y feministas consideran que la mujer tiene derecho a decidir si ese feto vive o muere, porque es “su cuerpo”, cuando habría que plantearse, inclusive en términos jurídicos, si no se trata de una segunda persona con el derecho a la vida.

Los grupos provida plantean que el legislador debe buscar alternativas para salvaguardar tanto los derechos e integridad de la madre como los del feto, pero los polemistas consideran que esto es algo sumamente difícil en los casos en que han sido establecidos por la mayoría de las legislaciones estatales que siguen vigentes en el país.

NADIE HABLA DE EDUCACION SEXUAL

Hasta ahora, la casi totalidad de los estados del país coincidían en el consentimiento del aborto en casos de violación, peligro de muerte para la madre y graves malformaciones del producto, pero se han ido agregando otras causales como actos imprudenciales o culposos, inseminación artificial no consentida y causas económicas graves.

Estas tres últimas causales: actos imprudenciales y culposos, inseminación artificial no consentida y causas económicas graves, se prestan a una interpretación muy complicada en su definición.

Los actos imprudenciales pueden ser el sostener relaciones sexuales bajo un estado de alcoholización o de drogadicción, lo mismo que los actos culposos, los cuales pueden ocurrir cuando la mujer es drogada o alcoholizada con el propósito específico de violación; las relaciones sexuales entre adolescentes, o bien cuando una menor de edad es inducida por un adulto al coito. Las posibilidades son muchas y muy complejas, pero varios de los escenarios tienen un factor que parece ser común: una falta de educación sexual, tanto de parte del hombre como de la mujer.

Sobre las causas económicas graves también se puede tener toda una polémica, basta observar la procreación irresponsable en ciertos grupos sociales, o la utilización de la procreación para usar a los hijos como proveedores económicos, lo que sucede mucho en niños en condiciones de calle y de explotación infantil.

RECURRIR AL ABORTO O EDUCAR

Hace ya décadas que estamos asistiendo a cambios muy importantes en los hábitos sexuales, donde las relaciones se dan cada vez de manera más temprana y el sexo ha pasado en gran medida al plano lúdico, de entretenimiento, desvinculándolo de su naturaleza reproductiva y de los elementos que le dan su condición de humanización, como las relaciones afectivas profundas, la procreación responsable e inclusive la sensualidad misma.

La práctica clandestina del aborto es una práctica extendida que no se puede ocultar, en la cual las mujeres más vulnerables económicamente corren los mayores riesgos, pero cualquiera puede sufrir un daño emocional que le puede marcar de por vida.

La idea de que sólo una mujer violada, ultrajada y en condiciones sociales deplorables recurre a la práctica del aborto es algo erróneo; cada vez más mujeres de medios sociales económicamente altos, medios altos y medios está recurriendo a la práctica del aborto, sin que exista ningún problema de orden legal.

Entrevistada por la agencia EFE, sobre el número de mujeres encarceladas en Coahuila por practicarse un aborto, Adriana Romo, de la Red Mujeres de La Laguna, con sede en Torreón, manifestó que en Coahuila no hay mujeres procesadas por este crimen, pues se les procesa bajo otros conceptos, pero no se tiene ninguna información concreta de que alguna mujer esté presa en el estado por la práctica del aborto, lo cual, de darse, se considera como un caso sumamente esporádico.

Revista de Coahuila buscó la información oficial sobre mujeres encarceladas por la práctica del aborto, inclusive bajo otros conceptos como homicidio en relación de parentesco, infanticidio, filicidio u omisión de cuidados, pero no pudo obtener ninguna información al respecto.

En contraste, es bastante fácil de ubicar a médicos que han practicado, por décadas, abortos clandestinos o bajo reserva, la mayoría de ellos ginecólogos que ofrecen sus servicios de forma ordinaria.

La ministra de la Suprema Corte, Margarita Ríos Farjat, afirmó, el día de la despenalización del aborto en Coahuila: “nadie se embaraza en ejercicio de su autonomía para después abortar”.

Si se toma literalmente la afirmación, ésta es muy discutible.

Entre la población universitaria es bastante común el término “free” (libre), lo que define a una relación de convivencia con el acuerdo de tener relaciones sexuales frecuentemente, cada que a ambas partes se les antoje, y muchas veces se les antoja ya bajo el influjo del alcohol o estupefacientes, sin que ella tome en cuenta su calendario menstrual, y él, por supuesto, es lo último que le pregunta.

“Una nalguita” es un término también común entre la misma población joven, generalmente utilizada por los hombres, que de forma muy similar al “free” define a una persona con la cual por acuerdo y deseo mutuo se tiene una relación utilitaria enfocada al placer sexual, sin tomar en cuenta si alguna de las dos personas se somete a dicha relación por apego emocional.

El sexo comienza regularmente en la preparatoria, en todos los medios sociales, incluido el rural, sin que exista una educación sexual, ni por parte de la familia y mucho menos por parte de la escuela u otro medio, mientras que el bombardeo sexual es recibido desde la misma pubertad, o incluso desde la infancia, a través del mundo del espectáculo y de forma agresiva por medio de las redes sociales.

El planteamiento de que el aborto es un asunto exclusivo de la mujer, ni corresponde a la realidad ni se apega al hecho de que la relación sexual es un asunto tanto de la mujer como del hombre.

Nadie está hablando de un tema fundamental: el sexo responsable, tanto de parte de la mujer como del hombre, por el contrario: se está promoviendo masivamente el sexo como un acto de divertimiento y por el placer que este implica, como cualquier otra adicción.

Tampoco se está hablando de la responsabilidad de la procreación, cuando es el acto fundamental de la preservación de la especie humana y del derecho más esencial que es el de la vida.

Un principio irrenunciable del ser humano es el asumir la responsabilidad sobre su propio cuerpo, no el lema que corre ahora de “haz con tu cuerpo lo que tú quieras”.

En muchos medios y grupos sociales muy extensos, el hombre sigue teniendo un dominio determinante sobre el embarazo de la mujer, por lo que se registra un muy alto índice de violencia conyugal y extraconyugal, que incluye la violencia sexual.

Mientras este machismo no desaparezca, tampoco desaparecerán los embarazos no deseados por la mujer y la procreación no responsable, lo que está íntimamente relacionado con la práctica del aborto.

Somos, de acuerdo a las estadísticas, un país con niveles muy altos de violencia hacia la mujer, los que no han disminuido por el hecho de que el feminicidio tenga en México una de las penalizaciones más altas en el mundo.

Despenalizar el aborto impedirá que una mujer sea privada de su libertad por ello, pero, en un enfoque realista, no resuelve el problema del aborto.

Se requieren cambios sociales y culturales profundos, a los cuales sólo es posible lograr a través de la educación escolar, familiar y de programas de orientación y asistencia gubernamentales muy eficaces y con recursos suficientes, pero el actual gobierno federal no parece estar interesado en el tema: inclusive ha retirado los recursos a muchas ONG´s orientadas a la atención y protección de mujeres en condiciones vulnerables.

Una decisión del pleno de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sólo ayuda de forma menor a la resolución del problema.

LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA

El otro tema que ha tratado la Suprema Corte es el de la eliminación de la objeción de conciencia, por la cual un médico puede negarse por sus principios de ética profesional a la práctica del aborto, como está contemplado en la Ley General de Salud de México.

La Suprema Corte ha anulado en apariencia la objeción de conciencia, pero tendrá que ser el Congreso de la Unión el que determine la reglamentación específica, por lo que se anticipa que será muy difícil que ésta sea eliminada.

Actualmente la Ley General de Salud establece que “cuando se ponga en riesgo la vida del paciente o se trate de una urgencia médica, no podrá invocarse la objeción de conciencia, en caso contrario se incurrirá en la causa de responsabilidad profesional”.

Cambiar las actuales disposiciones sobre objeción de conciencia para hacer una excepción en el caso del aborto inducido, sin que éste sea por implicaciones de orden médico, va a ser muy complicado que suceda, pues es mayoría abrumadora en el gremio de especialistas de la ginecología quienes tienen objeción de conciencia, en el caso de la práctica del aborto sin que este sea una urgencia de tipo médico o ponga en peligro la vida de la mujer.

Evitar que una mujer vaya a la cárcel por la práctica del aborto es una decisión que tiene un consenso general, pero el problema del aborto seguirá irresuelto e incluso podrá incrementarse, pues sus posibles soluciones no han sido analizadas y consensadas entre el grueso de la sociedad mexicana.

Comentarios de Facebook

Etiquetas: , , , ,



Redacción




Previous Post

Lo que Conagua no está diciendo de 'Agua Saludable'

Next Post

Comienza a aflorar corrupción del gobierno de Jorge Zermeño




More Story

Lo que Conagua no está diciendo de 'Agua Saludable'

Por: Marcela Valles Pareciera que el proyecto Agua Saludable para La Laguna llegó a un feliz acuerdo y todo mundo quedó...

1 November, 2021