El abuelo lagunero del Off Road

El abuelo lagunero del Off Road

Por: Sergio Luis Rosas

Salomón Ayup Romero, nacido el 19 de junio de 1956 en Matamoros de La Laguna, practica este deporte extremo desde hace 44 años, siendo uno de los pioneros de esta modalidad del deporte motor que se practica en un vehículo denominado bugui o arenero, el cual tiene un chasis ligero, una carrocería sin techo rígido y ruedas grandes. Un deporte de adrenalina.

Los primeros Buguis o areneros, llamados así por andar en la arena, fueron construidos sobre la base del volkswagen escarabajo (el vocho). El modelo es apodado bugui, castellanización de “bicho’’ en inglés: buggy es el diminutivo de bug. Hoy en día existen buguis fabricados en modelos de producción o totalmente artesanales.

Los buguis están pensados principalmente para personas que disfrutan con la conducción o diseño de este tipo de vehículos. Gracias a sus grandes ruedas suelen ser utilizados en las zonas costeras o en los desiertos, donde se puede circular libremente y saltar entre las numerosas dunas, como en las Dunas de Bilbao, municipio de Viesca, Coahuila.

Su uso se ha extendido entre unidades especiales para distintos cuerpos militares.

Por norma general, la disposición del motor es trasero, al igual que la tracción. Esta configuración le facilita el sobre viraje. Actualmente se están creando modelos con tracción a las cuatro ruedas y modelos de dos o cuatro plazas.

La producción en serie se ha extendido a vehículos sin carrocería, normalmente fabricados en China debido a su bajo costo, pero de baja calidad. Están limitados en potencia y en velocidad a 70 kilómetros. Una de las modalidades de este deporte es el vehículo 4 x 4, llamado “todo terreno’’ por meterse donde no hay acceso.

Se considera al municipio de Matamoros como la “mata’’ del Off Road en la Comarca Lagunera. Cuenta con equipos que cada año participa en el evento anual denominado Rally Coahuila 1000, organizado por la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), delegación Torreón, en forma conjunta con el Gobierno del Estado de Coahuila. El ganador en 2021 fue Marco Molinar.

LOS “CHAMACOS’’ RODRÍGUEZ.

Dentro de los festejos del 50 Aniversario de la elevación de Torreón al rango de ciudad, se celebró la Primer Gran Carrera del Jubileo de Oro el domingo 15 de septiembre de 1957 en un circuito de 2.800 metros establecido en la colonia Los Ángeles, recién fraccionada. El ganador absoluto de esta competencia automovilística fue el chamaco Ricardo Rodríguez, de 15 años de edad, quien meses después hizo su debut internacional en Riverside, California.

Los hermanos Ricardo y Pedro Rodríguez de la Vega (fallecidos ambos) pueden ser considerados como los precursores del automovilismo en Torreón, junto con otros jóvenes laguneros, entre ellos José Antonio Segura. Ricardo Rodríguez fue la figura destacada de la Gran Carrera del Jubileo de Oro que acaparó la atención a nivel nacional por la calidad de sus participantes en las diferentes categorías. El director general de la carrera fue Jesús Cabrera y el director técnico Jorge Labardini.

Ricardo y Pedro eran conocidos en Torreón como “los chamacos’’ Rodríguez, pues aunque nacidos en la Ciudad de México en 1942 y 1940, respectivamente, habían residido parte de su infancia y adolescencia en Torreón, donde empezaron a practicar el automovilismo, por ello durante la Gran Carrera del Jubileo de Oro fueron considerados “como de casa’’.

El absoluto triunfador de esa histórica competencia fue Ricardo Rodríguez, tripulando su coche Porche Spyder número nueve en las Categorías Turismo y Sport. El joven corredor dejó maravillado a los asistentes al evento, que se dieron cita en buen número, ya que fue acondicionado un amplio espacio denominado Campo Norte, en el que estacionaron automóviles, camionetas y camiones con aficionados. Por su parte, Pedro Rodríguez destacó años después como ganador de Las 24 Horas de Le Mans en 1968.

Dejemos ahora que Salomón Ayup Romero, mejor conocido como “El abuelo del Off Road’’ en Matamoros, Coahuila, nos cuente con el origen y desarrollo de este deporte extremo en nuestra región, desde la década de los años setentas.

RdeC: ¿Cuál es el origen de este deporte o afición?

SAR: Su origen nació en 1977 con unos compañeros de Torreón, Coahuila, los hermanos Guillermo, Adolfo y Eduardo Grajeda Franco, Ricardo Calvete, Francisco Díaz de León, Agustín Núñez, Alfonso Ramos, “El Cori’’ Bustos, Eduardo Segura, mi hermano Homero y un servidor.

“Este es el grupo pionero de Torreón, nos juntábamos en el Rancho Las Amapolas de los hermanos Grajeda Franco y en su casa de Torreón Jardín. También nos reuníamos en el Rancho “El Loco’’, propiedad de los hermanos Ayup”, recordó el entrevistado.

En seguida dijo que la idea inicial fue convivir y salir a rutas o campear. Salían rumbo a Parras, al Cañón de Fernández y a las Dunas de Bilbao. Este grupo duró alrededor de diez años.

RdeC: ¿Cómo eran los buguis de aquel entonces?

SAR: Eran buguis tubulares, estaban equipados con reductores de velocidad en las llantas traseras y frenos individuales. Los asientos y el componente eran de fibra de vidrio.

“En ese entonces participaban alrededor de 20 buguis en los eventos celebrados en el Campo de Béisbol Cámara Junior de Matamoros en la década de los años noventa.”

RdeC: ¿Cuánto cuesta un bugui y la indumentaria que usan los pilotos?

SAR: En la actualidad un bugui cuesta entre 35 mil y hasta 800 mil pesos si es de competencia, equipado con suspensión trasera y delantera modificada. El equipo del piloto profesional tiene un valor de 12 mil pesos e incluye casco, overol, zapatos, faja y gogles.

RdeC: ¿Por qué se visten de esa manera, como personajes salidos de una película de Mad Max?

SAR: Se visten así por seguridad del piloto y copiloto, pues por reglamento siempre van dos. El copiloto es esencial para todo, espacie de brazo derecho del piloto.

“En mis inicios llevaba de copiloto a mi hermana Alejandra Ayup Romero, incluso me acompañó en mi penúltima participación. El copiloto es el guía del conductor. En la actualidad se utiliza el GPS, del cual se encarga el copiloto para guiar al conductor”, puntualizó.

RdeC: ¿Es realmente un deporte, afición ruda o se le parece?

SAR: Realmente es un deporte extremo con cien por ciento de adrenalina pura. Es de alto costo y peligroso. Los riesgos que se corren son choques, volcaduras, caídas en zanjas, todo tipo de accidentes dependiendo de la habilidad del piloto, la cual es muy importante.

“Se requiere estar concentrado al cien por ciento y mostrar las habilidades al cien por ciento. Las lesiones que más se sufren son fracturas de extremidades, contusiones y descalabradas. Por ello se debe llevar un equipo adecuado para evitar accidentes”, advirtió.

RdeC: ¿Qué tantos accidentes ocurren en una competencia de bugies?

SAR: Ocurre un diez por ciento de accidentes en una competencia ordinaria. Las principales causas son la dificultad del terreno, la velocidad, el desconocimiento de la ruta y el clima registrado durante la competencia.

“En Matamoros se tiene la Pista del Huizache, en la cual se celebran tres o cuatro eventos por año. La salida es en el Norte de Matamoros por los arcos de entrada rumbo al ejido Vizcaya. Otras rutas son a campo traviesa a Parras de la Fuente, al Puerto del Perico, a las Dunas de Tacubaya en el ejido de San Pedro, al paraje conocido como ‘El Quemado’ en el ejido Andalucía”, apuntó.

Hoy en día Salomón Ayup Romero es presidente del Off Road desde hace diez años, su membresía es de alrededor de 50 pilotos. En Matamoros hay un grupo de bugueros afiliados a Off Road.

Añadió que si se toman en cuenta a practicantes de bochos, buguis, racer, cuatrimotos, motos, camionetas y Jeeps 4 x 4, son alrededor de 200 en el Off Road de Matamoros. Incluso, se cuenta con equipos que participan en el Rally Coahuila 1000 organizado por Canaco Torreón y la Secretaría de Turismo del estado de Coahuila, entre ellos Herrera Racing, Team Los Quemados y Taller Sam, habiendo conseguido tres primeros lugares en diferentes categorías.

RdeC: ¿Cómo se organizan las travesías y cuáles son las más importantes en Coahuila?

SAR: Normalmente los equipos se ponen de acuerdo con la Asociación de Pilotos de Off Road para elaborar cada ruta o travesía de manera frecuente. Las más importantes son a Bilbao, Viesca, Parras de la Fuente, Cañón de Fernández, Puerto del Perico, Dunas de Tacubaya, partiendo de la Pista del Huizache.

En el estado la travesía más importante es la de Rally Coahuila 1000, que anteriormente era de Piedras Negras y Ciudad Acuña, Coahuila, pasando por Cuatro Ciénegas y Torreón a campo traviesa. Desde hace tres años es de Saltillo a Parras y concluye en Torreón.

RdeC: Los ecologistas se han quejado de que los buguis provocan daños a la naturaleza, incluso, tienen prohibido entrar a El Cañón de Fernández

SAR: Lamentablemente, hay pilotos que no respetan la naturaleza. Creen que van en competencia y se olvidan de conservar el ecosistema. No toman en cuenta los daños que ocasionan a la flora y a la fauna.

“Por un lado, está bien que hayan prohibido la entrada al Cañón de Fernández; por el otro, frena el deporte del Off Road”, consideró el entrevistado.

Dijo que se tiene conocimiento de que un grupo de Off Road de la ciudad de Torreón se amparó para poder entrar al Cañón de Fernández. “Es una lástima que no podamos disfrutar del paisaje y del microclima de ese lugar, muy agradable, sobre todo en las tardes”.

RdeC: ¿Hay competencias o nada más el reto de los recorridos?

SAR: Ambas cosas, el reto de los recorridos y participar en competencias. En Matamoros se realizan de tres a cuatro eventos por año. Incluso, asisten a la competencia denominada México Norte, serial que se celebra en diferentes ciudades de la república, entre ellas Guanajuato, San Luis Potosí, Monterrey, Saltillo, Cuatro Ciénegas y Matamoros, Coahuila.

RdeC: Da la impresión que los participantes del Off Road beben mucho alcohol.

SAR: Una aclaración, los aficionados son los que consumen bebidas etílicas. A los pilotos participantes en una competencia se les checa la presión, que no tengan Covid 19, que no hayan consumido alcohol o estupefacientes. En caso de dar positivo se les prohíbe participar.

Hizo hincapié en que existe un reglamento para las competencias de Off Road, en el que se establece que si no aprueban los puntos de revisión, no participan. Se han dado casos, pero de manera aislada.

RdeC: ¿Qué tanto participan las mujeres en el Off Road, o es sólo para hombres?

SAR: También participan mujeres, en un cinco por ciento aproximadamente. Entre las más conocidas podemos mencionar a Yadira Morales de Monterrey, Leticia Ramírez de Querétaro y Tania Licón de San Luis Potosí. En La Laguna no hay todavía mujeres que participen en este deporte extremo. La participación de ellas es un buen aliciente para las mujeres que deseen competir en Off Road.

A sus 65 años de edad, Salomón Ayup Romero, el “abuelo del Off Road en Matamoros de La Laguna” se siente orgulloso de sembrar la semilla del Off Road, que ha dado muchos frutos en su tierra natal desde hace 47 años.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Te podría interesar: