Breaking

La elección en Torreón

Análisis Político y Social / 30 mayo, 2021

Por: Rodrigo Tejeda

La elección en Torreón por la presidencia municipal y las diputaciones federales cobró un giro inesperado con la anulación de la candidatura por Morena de Luis Fernando Salazar Fernández, quien, en una decisión muy controversial, colocó a su propio padre como candidato: Luis Fernando Salazar Woolfolk, quien asumió tal candidatura con total desgano y bajo la presión del hijo, cayendo en una serie incoherencias personales.

Luis Fernando Salazar hijo había estado trabajando en conformar una estructura electoral, tomando como referencia el trabajo que realizó en los medios populares el PRI en las elecciones del año pasado, en que arrasó.

A base de un gasto de muchos millones de pesos, cuyo origen no está claro y es ilegal de acuerdo a los topes de precampaña y de campaña, tiene por lo menos desde el año pasado trabajando en esa estructura, la cual se complementa con todos los programas clientelares de asistencia social del gobierno de López Obrador y, algo muy sucio, la compra de una parte de los liderazgos que había venido construyendo el PAN en las colonias de nivel medio bajo y popular.

La cancelación de la candidatura por el INE vino a cambiar radicalmente la estrategia de campaña y aunque esta ha seguido, con un gasto enorme, la ausencia del candidato o la presencia ocasional del mismo y su perfil, le provocaron inseguridad a las lideresas de las colonias, quienes aprovechan las campañas electorales para vender sus servicios y tomar todo lo que pueden, pero su mayor beneficio está en los tres años que dura el gobierno si el candidato que apoyaron gana.

Ellas no arriesgan; van a la segura con el candidato que les resulte el ganador y la estructura más fuerte en las colonias populares es la del PRI, con el añadido del beneficio de que este partido seguirá en el gobierno estatal hasta 2023 y todo indica que será difícil desplazarlo de la gubernatura, pues la elección en Coahuila se da un año antes de la elección nacional.

Aunque en la guerra de estructuras territoriales Morena no está descartado, sí quedó muy menguado, y le da la posibilidad al PAN de tratar de recuperar una parte de los liderazgos que habían sido comprados por Luis Fernando Salazar Fernández, pero el PRI no se quedó a brazos cruzados, pues tiene una mucho mayor experiencia en el manejo de procesos electorales.

Marcelo Torres Cofiño estaba teniendo una campaña con buena penetración en los medios de clase media, media alta y alta, donde se ubica la clientela dura del PAN, pero con dificultades para lograr una penetración masiva en los medios populares, además de estar cargando con las deficiencias del gobierno de Jorge Zermeño, un gobierno que ya está muy desgastado en muchos sectores.

Mediáticamente, tanto en medios tradicionales como en las redes sociales, la contienda pareció convertirse entre dos candidatos: Cepeda González y Torres Cofiño, lo que beneficiaba a este último, quien arrancó la contienda en una tercera posición, pero el cuestionamiento es si le iba a alcanzar para emparejar las preferencias y superar al candidato del PRI, quien se había cuidado de no cometer errores.

El pronóstico, al cierre de la última semana de campaña electoral, es que el PRI continuaba adelante en las preferencias, seguido por el PAN, sobre cuya posición pesa mucho más el voto que logre jalar Morena, con o sin candidato, debido a que posee esa clientela dura que siente un compromiso de votar por el partido oficial, temerosa de que le retiren de los programas asistenciales de los que se está beneficiando.

De confirmarse esta tendencia el 6 de junio en las urnas, el municipio de Torreón volverá a tener alternancia, regresando el PRI después de dos periodos de gobierno del PAN, pero no se puede precisar si el PAN volverá a ser relegado a la tercera posición por Morena, lo cual se percibe difícil, debido a todos los contratiempos que tuvo en su campaña, en lo que es sin duda un caso anómalo, pero tampoco tenía la delantera en las preferencias electorales antes de que se diera la anulación del candidato.

Si el PAN pierde la elección municipal y llega a perder también el 4to. y el 5to. distritos, confirmaría su derrumbe como el principal partido opositor en Coahuila, lo que ya sucedió el año pasado de 2020 en las elecciones por las diputaciones locales, que fueron un desastre y, pese a ello, no se realizó una restructura del partido, sino por el contrario: se volvió a imponer la misma camarilla tradicional de Torreón.

Comentarios de Facebook
(Visitado 298 veces, 1 visitas hoy)

Etiquetas: , , , , , , , , ,



Redacción




Previous Post

Saúl 'Canelo' Álvarez, envidiado por su éxito

Next Post

Elecciones en Coahuila: Las últimas tendencias





You might also like


More Story

Saúl 'Canelo' Álvarez, envidiado por su éxito

Por: Álvaro González La envidia es la tristeza por el bien ajeno y en una tortura para quien la siente                                                                                                                             ...

30 May, 2021