Breaking

Forjando campeones de natación

Especiales / 30 mayo, 2021

Por: Sergio Luis Rosas

Dos grandes figuras de la enseñanza de la natación en La Laguna son la maestra Phyllis Pegram Aguilar y Manuel Medina Orozco, quienes en 1981 se dieron a la tarea de construir en un terreno de su propiedad en el Campestre La Rosita el Acuático Laguna, escuela de natación de excelencia que fue el centro de formación de nadadores laguneros que representaron a México en Juegos Olímpicos, Juegos Panamericanos, Juegos Centroamericanos y múltiples competencias internacionales.

La natación es el deporte que más competidores laguneros Olímpicos ha dado y se practica en Torreón desde los inicios de su fundación, en las riberas del Río Nazas, canales, tajos y estanques, entre otros sitios.

A mediados de la década de los años treinta, Hilario Esparza Barrientos construyó la desaparecida Alberca Esparza, rodeada de árboles frutales, que fue el punto de reunión de tritones y ondinas de los años treinta, cuarenta y cincuenta.

Otras piscinas conocidas fueron la Alberca Torreón de Bartolomé Burgos y socios, la Alberca Alejandra de Gómez Palacio de Isidoro “Cholón’’ Leal y la Alberca Topochico de Ciudad Lerdo, de la familia Quiroz. Hasta el Lago Coahuila de la Alameda de Torreón fue utilizado para celebrar competencias de clavados en la década de los años cincuenta.

Desde los inicios de su fundación, el Club Campestre Lagunero y el Club Deportivo San Isidro cuentan con albercas para que sus socios practiquen la natación. La alberca del Centro de Bienestar Social del IMSS en Gómez Palacio fue un detonante para la enseñanza de la natación en La Laguna de Durango desde el inicio de sus actividades.

En 1962 llegó a Torreón como Secretario General de la YMCA el profesional estadounidense Arold Seth Goodwin, quien formó una escuela de excelentes entrenadores de natación, entre los que destacaron Jaime Alvarado, entrenador del Instituto Tecnológico de La Laguna por más de 30 años, y Manuel Medina Orozco y Phyllis Pegram, fundadores de Acuático Laguna.

Dos estudiantes de Acuático Laguna lograron la hazaña de representar a México en Juegos Olímpicos, el primero de ellos fue José Antonio Medina Pegram, quien a la edad de 19 años asistió a los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, siendo el segundo nadador lagunero en participar en una justa olímpica, y Patricia Villarreal Vargas, quien participó en la Olimpiada de Sidney 2000.

Son cinco en total los nadadores laguneros que han asistido a Juegos Olímpicos, el primero de ellos fue Mauricio Campos en los Juegos Olímpicos de Roma 1960, el segundo José Antonio Medina Pegram en Los Ángeles 1984, el tercero Rodrigo González Sesma en Seúl 1988 y Barcelona 1992, el cuarto Jesús Mena Campos en Seúl 1988 y finalmente Patricia Villarreal Vargas en Sidney 2000.

Phyllis Pegram Aguilar nació el 29 de agosto de 1938 en Torreón, Coahuila. Su padre, Stanley Dutton Pegram llegó procedente de Inglaterra para trabajar en la Tlahualilo Harvester Company durante varias décadas, siendo el primer clasificador de algodón en La Laguna. Por muchos años y hasta su muerte en 1969 desempeñó el cargo de vice cónsul de Inglaterra en Torreón. Su mamá, la señora Emma Aguilar de la Garza, era originaria de Múzquiz, Coahuila.

Phyllis Pegram defendió con gran entereza el nombre del Acuático Laguna, cuando una subdelegada del INEDEC Coahuila quiso imponer el mismo nombre a la alberca Olímpica de la Unidad Deportiva Torreón al ser reconstruida en 2003. La maestra Pegram logró conservar el nombre de su escuela y ganó la demanda que interpuso por el delito de plagio. Su actitud fue elogiada por los nadadores laguneros.

RdeC: ¿Qué la motivó a fundar Acuático Laguna?

PP: Me motivó el afán de que mis seis hijos: Patricia, Mariana, Manuel, Mercedes, José Antonio y Margarita pudieran continuar con sus entrenamientos cuando decidimos separarnos de la YMCA Torreón, institución a la que habían pertenecido desde niños y en donde empezaron a entrenar.

“Aprovechamos un terreno que tenía mi esposo en el Campestre La Rosita y construimos una alberca en 1981 para que nuestros hijos y otros muchachos pudieran entrenar lo mejor posible. Empezamos con un grupo pequeño, integrado por las familias Ávalos Longoria, Del Río Corrales, Schott Haces Gil, Castro Sánchez y Medina Pegram’’, precisó.

Apuntó que el primer entrenador de Acuático Laguna fue su esposo Manuel Medina, quien falleció en octubre de 1997. A partir de esa fecha su hija Mercedes asumió el cargo de directora técnica y maestra de la categoría de principiantes, su hijo Manuel se hizo cargo del grupo de avanzados y la maestra Phyllis del de principiantes.

“Con el paso del tiempo, Acuático Laguna creció y a partir de 1982 empezamos a impartir clases de natación de manera abierta a la comunidad, llegando a tener un promedio de 16 alumnos en cada una de las categorías mencionadas. Se tiene un registro de 200 familias, las cuales tuvieron alumnos en Acuático Laguna durante sus 33 años de existencia’’, precisó.

Lo más importante para la pareja era impartir una preparación de calidad a los alumnos de Acuático Laguna para que compitieran con gran éxito. “En esta labor de 34 años me ayudaron mucho mis hijos Mercedes, Manuel y Margarita, pero llegó el momento en que por sus vidas profesionales y personales ya no me podían ayudar y decidí cerrar en 2014’’, explicó.

RdeC: ¿Fundaron Acuático Laguna con sus propios recursos o contaron con el apoyo de patrocinadores?

PP: Mi esposo Manuel contaba con el terreno y con recursos propios e inició la construcción de la alberca. Contamos de entrada con el apoyo de un grupo de seis familias de nadadores. Afortunadamente la demanda en la inscripción de alumnos aumentó y nos permitió ser autosuficientes para cubrir los gastos que genera el mantenimiento de una piscina.

“Debo mencionar que mi esposo es miembro del Salón de la Fama de la Natación de la Ciudad de México, al cual ingresó en 1998 como un justo reconocimiento a su labor de entrenador’’, expresó.

“En primer lugar nadar es un ejercicio muy saludable. La natación de competencia enseña varias cosas: esfuerzo, disciplina, perseverancia, lealtad y respeto a las reglas de competencia. Les enseña también a ganar y a perder con dignidad. El lema de Acuático Laguna era “Nunca, nunca, nunca te rindas. La natación es muy formativa porque todas esas cualidades las aprovechan los jóvenes para su vida futura. Las reglas de Acuático Laguna eran: puntualidad absoluta, respeto, higiene personal y buena conducta’’, enfatizó.

Señaló que las reglas del acuático eran básicas. Se les enseñó a hacer esfuerzos considerables, como levantarse de madrugada para ir a nadar y después asistir a clases. En su visión, estas acciones constantes ayudan al estudiante a ser responsable en los estudios y llevar una vida ordenada.

RdeC: ¿Por qué el agua le gusta tanto a los niños y se le asocia con el descanso y la recreación desde la antigüedad?

PP: En realidad es un cambio total de actividad. En la natación se ejercitan todos los órganos del cuerpo, el cual recibe grandes beneficios. La natación es muy buena para la rehabilitación física de diversas lesiones, pues el agua facilita la movilidad de los lesionados. Se recomienda mucho en las personas con discapacidades físicas como parte de su rehabilitación.

Recordó que actualmente niños y jóvenes con capacidades diferentes practican la natación y participan con gran entusiasmo en las competencias de su especialidad.

RdeC: ¿Cuáles son las mayores satisfacciones que ha tenido como maestra de natación?

PP: Mi relación con los nadadores a través de los años, pues los vi crecer y madurar. Ese acercamiento que tiene el entrenador con sus alumnos crea lazos fuertes. Además, compartimos momentos bonitos y difíciles, pues no siempre se gana. Ese acercamiento es lo más valioso.

“La satisfacción que tuvimos como padres de José Antonio Medina Pegram y entrenadores de Patricia Villarreal Vargas, al ver a tu hijo y a tu alumna participar en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 y Sidney 2000, respectivamente, no tiene precio. En realidad, el éxito fue de ellos, el entrenador es un instrumento’’, destacó.

En Campeonatos Nacionales y Centroamericanos destacó la participación de Vivianne Sánchez Miñana, Eduardo Ibargüengoitia García, Irama Villarreal Urraza, Guillermo Díaz de León Romo, Astrid Wolf Estrada, Susana Olvera Gutiérrez y María Isabel Ortiz Galán.

Recordó también entre esos participantes a José Elías Ganem Guerrero, Óscar Olvera Gutiérrez, Joaquín Pereda Charles, Juan Carlos Cervantes Pérez, Luis Echeverría Ochoa, Paloma Dinkel Ortega, Rafael Canales Medina y Andrea Salas Luna.

“Fue una experiencia muy grata y edificante para nosotros, no sólo por los campeonatos conseguidos, sino porque los muchachos que pasaron por Acuático Laguna fueron parte de nuestra vida, pues compartimos experiencias que nos hicieron crecer a todos’’, puntualizó.

RdeC: ¿Qué cualidades se necesitan para ser un nadador de competencia?

PP: Decisión y perseverancia. Hay nadadores altos, chaparros, delgados y con sobrepeso, pero la constancia es mucho más importante que cualquier otra cosa.

“La constancia de cada uno de ellos fue la clave, sin la cual no hubieran podido triunfar en competencias nacionales e internacionales’’, subrayó.

Admitió que no todos lograron destacar, pero el competir los benefició. “El beneficio está en el trayecto, no sólo en el resultado. Al final de cuentas el haber estado en un proyecto los benefició. En la natación siempre se puede mejorar la marca personal”.

RdeC: En una sociedad como la nuestra, ¿hay que ser rico para tener una alberca?

PP: Para practicar la natación no es necesario contar con una alberca, pues para construirla se necesita dinero. En Torreón existen las instalaciones necesarias para practicar el nado.

“No necesariamente la natación es un deporte de ricos, aunque para salir a competir se requieren recursos económicos’’, reconoció.

RdeC: ¿Por qué los gobiernos promueven tan poco la natación?

PP: En otros países las organizaciones deportivas se encargan de promover albercas. En México no apoyan a la natación. En la actualidad ayudan nada más a los deportistas con posibilidades de calificar a los Juegos Olímpicos de Tokio. En algunos casos los Institutos Estatales del Deporte apoyan a los clubes a los que pertenecen los nadadores calificados.

Reconoció que Nelson Vargas ha ayudado a muchos nadadores desde sus Centros Acuáticos, pero en realidad es contado el apoyo que reciben la mayoría de los competidores de alto nivel.

RdeC: ¿Es muy costoso mantener una alberca?

PP: Efectivamente, es muy costoso mantener cualquier alberca. No es fácil contar con una buena piscina y mantenerla en buen estado. Nosotros hicimos grandes esfuerzos para que la alberca de Acuático Laguna fuera de excelencia.

Comentó que en la ciudad de Torreón existe un buen número de albercas para la preparación de nadadores de nivel competitivo.

RdeC: ¿Cómo le gustaría ser recordada?

PP: Yo espero ser recordada con cariño, como alguien que sirvió a la comunidad lagunera durante 34 años. Me siento satisfecha con los logros obtenidos por mis nadadores que asistieron a Juegos Olímpicos, Juegos Panamericanos, Juegos Centroamericanos, Campeonatos Nacionales y competencias internacionales, entre ellas las celebradas en El Paso, Texas.

“Recibí varios reconocimientos como entrenadora por parte de diferentes asociaciones a lo largo de mi carrera, entre ellos el denominado Fuerza Coahuila que me otorgó el INEDEC Coahuila en 2010’’, manifestó con satisfacción.

Comentarios de Facebook
(Visitado 622 veces, 1 visitas hoy)

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,



Redacción




Previous Post

Arte, entretenimiento y mercado

Next Post

Saúl 'Canelo' Álvarez, envidiado por su éxito





You might also like


More Story

Arte, entretenimiento y mercado

Daniel Herrera Escritor y músico lagunero twitter: @puratolvanera Llevo más de 20 años resolviendo la misma ecuación:...

30 May, 2021