José María Fraustro, cambio de escenario político

José María Fraustro, cambio de escenario político

Por: Álvaro González

La candidatura de José María “Chema” Fraustro a la presidencia municipal de Saltillo trae consigo un cambio en el escenario político del estado si, como lo indican todos los sondeos de opinión, se convierte en el nuevo alcalde de la capital.

Hasta ahora la figura política en la capital del estado era Manolo Jiménez Salinas, quien se ha sabido posicionar mediáticamente, pero sólo en Saltillo, trayendo un cierto aire refrescante a una clase política que sufría todo el desprestigio dejado por los hermanos Moreira.

Pero Manolo Jiménez es muy joven, tiene 36 años y además de alcalde únicamente ha sido diputado local, también por un distrito de la capital del estado.

Su intención era la de reelegirse como alcalde para mantenerse vigente, de cara a las elecciones de 2023 por la gubernatura del estado, pero esto no ha sido posible, por lo que tendrá que buscar otra opción al término de este 2021 para poder seguir su carrera política, posiblemente en algún cargo dentro del gabinete estatal.

Por su parte, José María Fraustro Siller es un político con una trayectoria muchísimo más larga y diversa que la de Manolo Jiménez, pero además es un político que no tiene limitada su presencia a Saltillo, sino ampliada a todas las regiones del estado, debido a que ha tenido cargos como el ser dos veces rector de la UAdeC y, por lo tanto, funcionario de educación pública con alcance también estatal; presidente del Congreso del Estado y, en los últimos tres años, Secretario General de Gobierno, lo que implica el manejo de la política interna estatal.

Es un político maduro, con 65 años de edad y en plenas facultades. Si tienen un buen desempeño como alcalde de Saltillo, algo para lo que tiene todos los conocimientos y la experiencia necesaria, se estaría colocando de forma muy sólida para ser considerado como posible candidato a la gubernatura.

Otra característica de Fraustro Siller que ahora no tiene alguien tan joven como Manolo Jiménez, es que cuenta con un grupo político fuerte y una extensa red de relaciones en todo el estado, formada a lo largo de toda su carrera.

Un aspecto sobre el que tendrá que trabajar es el dar más intensidad a su estilo personal de comunicación, lo que gusta en los medios populares, pues hasta ahora su estilo ha sido más bien de ejecutivo, esto es: pausado, analítico, mesurado, aunque es un hombre que tiene presencia física, transmite afabilidad y no genera tensión o conflicto en sus relaciones, por lo cual se podría afirmar que es un político sin enemigos, lo que es un activo bastante valioso.

De una u otra forma, Fraustro Siller tendrá que hacer una intensa campaña electoral y también un intenso gobierno municipal si, como él mismo lo ha dicho, está “preparado para ser alcalde y otras cosas más”. La otra cosa más que le quedaría en su carrera pública es la gubernatura.

Por su parte, Manolo Jiménez tendrá que seguir trabajando mucho para consolidar su carrera política, que ha iniciado de una forma precoz y, aunque hasta ahora ha hecho bien las cosas, tiene que ver la política desde una perspectiva estatal, no sólo localista, algo que tampoco ha visto su equipo de colaboradores, para quienes Coahuila termina en los límites del municipio de Saltillo, lo cual, si desea ir más allá, se debe terminar el día que entregue la alcaldía a su sucesor.

Es muy común que un inicio precoz le haga pensar a un político que su carrera hacia otros cargos se dará de manera fulgurante, pero se requiere de la maduración, tanto a nivel personal como pública, y eso implica muchos años de trabajo, de los cuales dispone si desea seguir en el ámbito de la vida pública. Es incuestionable que si de algo está urgido el PRI es de caras nuevas y de formas distintas de pensar y hacer política.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Siguiente Noticia

Te podría interesar: