Políticos laguneros y el obvio disfraz de las precampañas

Políticos laguneros y el obvio disfraz de las precampañas

Por: Eduardo Rodríguez

Los anuncios espectaculares de las principales vialidades de Torreón se han convertido en un desfile de vanidades de ciertos políticos, quienes aspiran a ser candidatos de su respectivo partido a la presidencia municipal.

El primero en aparecer fue Luis Fernando Salazar Fernández, quien, con el pretexto de su “informe como diputado federal”, colocó anuncios espectaculares donde afirma que ha hecho maravillas como legislador, una vez que, como dice el calificativo popular, le “chaqueteó” al PAN, ya siendo diputado por este partido que, precozmente, le ha dado todo, para pasarse a MORENA, y buscar la presidencia municipal de Torreón y eventualmente la gubernatura de Coahuila, nada más.

¿Cómo un junior de la clase alta local que ha sido parido políticamente por el PAN y educado en una ideología de derechas se pasa a MORENA y se quiere convertir en su candidato? Sencillamente no entiendo.

El siguiente en la pasarela de anuncios espectaculares fue José Ángel Pérez, exalcalde panista de Torreón, cuyo desempeño fue, por usar un calificativo mesurado, deficiente. Hoy, a base de dinero, se ha convertido en diputado federal por MORENA y está en préstamo nada menos que al PT, el ala dura del morenismo, cuando es empresario y una gente de la clase alta local.

En sus espectaculares afirma que ha dado despensas a los menesterosos, que ha donado tres meses de su sueldo para obras pías y contribuyó para que se trajera la vacuna contra el COVID-19, todo ello levantando la mano en el Congreso con displicente servilismo dentro de la multitud de diputados oficialistas.

Hasta donde se sabe, cada diputado recibe una cantidad mensual cercana a los 30 mil pesos para gestión social y otra cantidad muy importante para el pago de sus gastos administrativos y todavía le sobra el sueldo completo, así que es un desparpajo decir que ha regalado algo y si tiene algo que ver con la vacuna de COVID-19 pues habría que reclamarle.

El tercero en el orden es Marcelo Torres Cofiño, quien ha puesto espectaculares aquí y allá, ya abiertamente promocionándose como candidato del PAN a la presidencia municipal de Torreón y antes lo hizo con motivo de su “tercer informe legislativo” como diputado local.

Por supuesto que, en su opinión, ha hecho maravillas y promete también maravillas para la ciudad, pero el problema es que todos esos anuncios espectaculares, que dicen tan poco o no dicen nada, realmente salen de nuestros bolsillos y por cierto son bastante caros, pero en apariencia todo indica que no hay problema de dinero; dinero hay para las campañas, vía sueldos de legisladores federales o locales.

Según los consejos de sus asesores de imagen y publicistas, los tres están en la etapa que se denomina de “posicionamiento de imagen”, en la cual se trata que el elector fije en su mente la imagen física del candidato y se aprenda su nombre.

Lo más absurdo es que en el caso de Luis Fernando Salazar Fernández y José Ángel Pérez, están en un pleito interno de MORENA que se asemeja, muchísimo, a un pleito de callejón, en el cual todo un grupo de políticos o aprendices de políticos se pelean la candidatura y nadie sabe aún quien será.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Te podría interesar: