La crónica negra del Santos – Última Parte

La crónica negra del Santos – Última Parte

Por: Sergio Luis Rosas

Desde sus equipos precursores y entre peligros de descenso, el amor de la afición, compraventas empresariales y varios episodios turbios, así ha sido la historia del futbol varonil profesional en la Comarca Lagunera. Ésta es la última entrega de la crónica vital del Santos Laguna.

El sábado 20 de diciembre de 2003, la Comarca Lagunera se estremeció con la noticia de la venta del Santos Laguna al empresario argentino Carlos Ahumada, con la condición de que el equipo permaneciera en La Laguna. La infausta noticia fue dada a conocer en rueda de prensa por Alberto Canedo Macouset, vicepresidente del club, quien estuvo acompañado de Eduardo De la Torre, recién designado técnico de los Guerreros.

Nunca se dio a conocer por qué se vendió el equipo. El Grupo Modelo había entrado en sociedad en junio de 1993 con el Grupo ABInBev, que en esa fecha adquirió el 18 % de las acciones de la cervecera mexicana y en 1997 tenía en su poder el 50.35 %, aunque el consejo de administración local conservó el control. El nuevo socio le recomendó a la Corona que se deshiciera de sus equipos deportivos profesionales y fuera nada más patrocinador.

Los socios brasileños manifestaron que su negocio era la cerveza y no el futbol, por lo que no deseaban tener un negocio distractor y ajeno a su giro principal.

Cuestionado más tarde, Guillermo Cantú Saénz, quien fue presidente del equipo de 1999 a 2003 y quien realmente llevó a cabo la venta del equipo a Carlos Ahumada, comentó que se lo habían vendido porque era “como cuando tu tienes a la venta un carro: tú se lo vendes a quien te haga la mejor oferta y te concrete la operación”, expresó en tono algo molesto. Una venta evidentemente irresponsable.

La noticia causó revuelo y tristeza en La Laguna, dados los antecedentes de Carlos Ahumada como presidente del equipo León de Primera División “A’’, quien meses antes había secuestrado el Estadio Sergio León Chávez, utilizando grupos de porros y golpeadores, para evitar que el juego de vuelta de la final de esa rama entre Irapuato y León se jugara en ese escenario.

Santos Laguna se preparaba para su primera participación en la Copa Libertadores y el Estadio Corona no cumplía con el requisito del alumbrado para jugar de noche. Ahumada dotó al viejo Corona del alumbrado requerido.

En el mes de marzo de 2004 el nuevo propietario del Santos Laguna se vio involucrado en el escándalo de un video en el que entregaba fajos de billetes al político René Bejarano, el más importante operador político en los medios populares de la ciudad de México, noticia que causó gran escándalo a nivel nacional.

Ante tal situación, después de una breve estancia en Torreón, Carlos Ahumada huyó a Cuba. Como consecuencia de su conducta delictiva, el Sistema Administrativo Tributario (SAT) y la Procuraduría General de la República (PGR) requirieron el equipo verdiblanco durante tres años.

Por esta situación tan anómala y el conflicto legal que se desató, el SAT le pidió a la Federación Mexicana de Futbol se hiciera cargo de la administración del equipo, lo que representó un costo muy alto para los socios de cervecería Modelo. Todo indica que al final se dio una negociación, pero el equipo estuvo en peligro de desaparecer.

Fue un verdadero viacrucis del equipo verdiblanco. En el Torneo Verano 2004 fue administrado por la Federación Mexicana de Futbol. En ese entonces surgió la frase “Un Guerrero nunca muere’’ durante las marchas de apoyo al equipo en ese triste episodio. En la Copa Libertadores, pese a la situación que se vivía, tuvo una gran actuación.

El Grupo Modelo fue obligado a retomar la administración del Santos Laguna, mientras que los abogados de Carlos Ahumada reclamaban el adelanto de diez millones de dólares que habían dado a la cervecera a cuenta del equipo en la operación de compra venta.

En el Invierno 2005, Jared Borgetti deja el equipo para irse a jugar a Dorados de Sinaloa, Héctor Altamirano emigra al San Luis y el paraguayo Denis Caniza a Cruz Azul. El presupuesto para el sostenimiento del equipo bajó considerablemente y Eduardo “El Yayo’’ de la Torre echó mano de la cantera santista y debutó a Elgabry Rangel, Rafael Grimaldo, José Antonio “La Mona’’ Olvera y a Rogelio “El Pelé’’ López, entre otros.

El promedio de los Guerreros en la tabla porcentual fue a la baja de manera considerable y para el Torneo Verano 2006 habían tocado fondo y el equipo estaba a bordo del descenso.

Esos tres años difíciles fueron un desfile de técnicos: Eduardo “El Yayo’’ de la Torre, Jorge Vantolrá, Benjamín Galindo, Wilson Graneolati y Daniel “El Travieso’’ Guzmán. La voz del pueblo bautizó a este episodio como el “lunar negro del Santos Laguna’’.

SE RECUPERA EL EQUIPO

En el último trimestre del 2006 el Grupo Modelo recupera el equipo y se ve obligado a invertir otra fuerte suma millonaria en dólares para salvarlo del descenso, siendo entonces cuando llega Alejandro Irarragorri Gutiérrez con el cargo de Vicepresidente Deportivo, en sustitución de José Antonio “El Tato’’ Noriega.

En diciembre de ese año presentan de manera oficial a los nuevos refuerzos para el Torneo Clausura 2007, encabezados por el guardameta Oswaldo Sánchez, los argentinos Fernando Ortiz y Daniel “El Hachita’’ Ludueña, los mexicanos Jorge Iván “El Guty’’ Estrada y Juan Pablo “El Chato’’ Rodríguez. Se trató de reincorporar al equipo lagunero a Jared Borgetti, pero éste no quiso venir a jugarse el descenso y se quedó en Cruz Azul, según declaró tiempo después un directivo.

El Torneo Clausura 2007 fue muy difícil para Santos Laguna; los resultados no se daban pese a los refuerzos y el equipo lagunero luchó hasta la última jornada por librarse del descenso junto con el Querétaro. Cada uno de estos equipos tenía 19 puntos en la penúltima jornada.

DESCUENTO Y AMAÑO

Para ayudar al Santos, el Comité Directivo de la Primera División le descontó tres puntos a los Gallos Blancos, bajo el argumento de que no cumplían con la Regla de Menores, dejándolos en una posición muy difícil y favoreciendo al albiverde.

La última jornada de ese torneo se jugó el domingo 29 de abril de 2007. Los partidos entre Santos Laguna contra Cruz Azul y Atlas contra el Querétaro se celebraron a la misma hora por estar inmiscuidos en el tema del descenso.

Santos Laguna venció apuradamente al Cruz Azul por dos goles a cero, no sin antes estar al borde del descenso en un remate de volea de Jared Borgetti que pegó en la base del poste derecho defendido por Oswaldo Sánchez. Querétaro sucumbió ante Atlas por dos tantos a cero y descendió.

Los Guerreros festejaron la salvación como si hubiera sido la conquista de un título. Trascendió que se había hecho una “coperacha’’ entre los jugadores locales para gratificar a los Rojinegros por haberles “echado la mano’’. Cada jugador puso 15 mil pesos en tal “coperacha”, en lo que ha sido otro amaño más en la historia del Santos por no descender.

TERCERA ESTRELLA

En el Torneo Apertura 2007, el equipo de la Comarca realizó una de las mejores campañas de su historia, en la que logró 38 puntos y fue líder general de la competencia. En esa memorable campaña llegó el ecuatoriano Cristian “Chucho’’ Benítez (+) y Daniel “El Travieso’’ Guzmán se consolida en el timón de los Guerreros.

En el Clausura 2008, el Santos Laguna conquista su tercer torneo de Liga al vencer en la gran final al Cruz Azul por marcador global de tres goles a dos. En el partido de ida ganó el equipo verdiblanco por dos goles a uno en el Estadio Azul y, en el de vuelta, en el Estadio Corona hubo empate a un gol el domingo primero de junio de 2008. De nueva cuenta hubo una gran fiesta en la Comarca y resurgió la “Santosmanía’’.

NUEVO ESTADIO Y PATROCINADORES

El proyecto de construcción del nuevo Estadio Corona con capacidad para 30 mil espectadores fue presentado el 14 de noviembre de 2007 como parte del Territorio Santos Modelo. El 11 de febrero de 2008 la compañía HKS inició la obra en el kilómetro siete de la autopista Torreón-San Pedro, en donde había un campo de béisbol llanero, con la limpieza del terreno donde se construyó. Dos meses después, el 20 de abril de 2008, se dio la primera colada de cemento.

La construcción del nuevo Estadio Corona y Complejo Deportivo requería una inversión de 97 millones de dólares. Se formó un grupo de diez Patrocinadores Fundadores, cada uno de los cuales debía aportar diez millones de dólares. Entre esos diez estaba el Gobierno del Estado de Coahuila a cargo de Humberto Moreira Valdés, quien según los enterados “echó mano’’ del Fondo de Pensiones del Estado para participar en este proyecto, sacrificando el servicio médico de los maestros afiliados a la Sección 38.

El último encuentro en el viejo Estadio Corona fue la noche del domingo primero de noviembre de 2009 con el partido entre Santos Laguna y Pumas, cuyo resultado fue empate a un gol. La última anotación fue del argentino Matías Vuoso. Al final del encuentro hubo una ceremonia de clausura con juegos artificiales y apagón de luces. Al día siguiente dio inicio la demolición del histórico inmueble.

Finalmente el miércoles 11 de noviembre de 2009 fue inaugurado el nuevo Estadio Corona con la presencia de Felipe Calderón Hinojosa, presidente de México; Joseph Blatter, presidente de FIFA; autoridades estatales y municipales, y como invitado de honor Edson Arantes do Nascimento, “Pelé’’, quien dio la patada inaugural en un ambiente de fiesta. En el partido inaugural Santos Laguna derrotó al Santos de Brasil por dos goles a uno.

LA BALACERA QUE SÍ FUE

El sábado 20 de agosto del 2011, el recién desaparecido equipo Monarcas visitó al Santos Laguna en el nuevo Estadio Corona dentro de la jornada seis del Apertura 2011. Corría el minuto 40 del primer tiempo cuando se escucharon detonaciones de arma de fuego en el interior del inmueble a la altura del Túnel Norte. El primero en echarse a correr fue el portero visitante Federico Vilar, en seguida los jugadores de ambos equipos se refugiaron en el Túnel Sur. Los jugadores de Santos Laguna reaccionaron y como pudieron se treparon a la Zona de Palcos para rescatar a sus familiares y refugiarse con ellos en la zona de Vestidores.

Momentos de terror y angustia se vivieron en el Estadio Corona, en el que se registraron escenas como la del fotógrafo que estaba atrás de la portería de Federico Vilar y por el temor de perder su vida se escondió debajo de la banca donde usualmente se colocan sus compañeros de labores.

La directiva de Santos Laguna y su departamento de comunicación social se dieron a la tarea de minimizar la realidad de los hechos, estaba de por medio el partido internacional que iba a celebrarse el 11 de octubre de 2011 entre la Selección de México y la Selección de Brasil en el Estadio Corona, para el cual habían hecho una fuerte inversión en dólares con el controvertido promotor Guillermo Lara y estaba en riesgo la suspensión del encuentro por lo sucedido.

TRES ESTRELLAS MÁS

Después de este episodio negro, el Santos Laguna continuó en su racha ascendente y se coronó Campeón de Liga en el Clausura 2012 al mando de Benjamín “El Maestro’’ Galindo; Campeón de Liga en el Clausura 2015, Campeón de Copa y Campeón de Campeones ese año al mando del portugués Pedro Caixinha; Campeón de Liga en el Clausura 2018 con Robert Dante Siboldi, a quien la directiva despide apenas iniciado el torneo siguiente.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Te podría interesar: