Black Pumas: nominados al Grammy 2020 como artista revelación

Black Pumas: nominados al Grammy 2020 como artista revelación

Por: Daniel Herrera

Escritor y músico lagunero
twitter: @puratolvanera

Tal vez es momento de aceptar que los últimos diez años, con algunas excepciones emocionantes y creativas, el rock y sus derivados se han dedicado a hacer una revisión exhaustiva y, a veces monótona, de las grandes expresiones de los últimos 60 años.  Este revisionismo no es puro, sino una compleja conexión entre diferentes géneros, sonidos y expresiones que se amalgaman bajo la mirada atenta de músicos que se han convertido en compositores y productores.

La época de los grupos que creaban en conjunto, aportando cada uno algo que nadie más podría hacer llegó a su final, o por lo menos eso parece. Atrás quedaron los músicos que se creaban a sí mismos sólo escuchando viejos discos. Ya no veremos artistas autodestructivos que utilizaban sus adicciones para crear. Ahora la perseverancia, el estudio, y la paciencia se han vuelto las armas principales de los músicos.

Es probable que sea así porque el mundo está lleno de virtuosos y creativos músicos que pueden tocar lo que sea, que pueden dar vueltas hasta Júpiter y de regreso.

Desde que las reglas de la industria discográfica cambiaron, los productores perdieron dinero, pero ganaron libertad. Con este nuevo contexto, han aparecido aquí y allá grupos creados que nada tienen de plástico.

Un buen ejemplo es Black Pumas, que nace de la mente del productor y multinstrumentista Adrián Quesada, quien, asentado en Austin, Texas, buscaba una voz para una serie de canciones que había grabado. Entonces encontró a Eric Burton, quien llegó desde Los Ángeles a instalarse en la ciudad texana, donde halló un espacio para expresarse. A partir de ahí, la creación del grupo tomó un camino natural, sobre todo en una ciudad como Austin, en donde pueden encontrarse siempre excelentes músicos.

El resultado es el álbum homónimo que ha logrado una nominación al Grammy como grupo revelación, y que el sencillo Colors se coloque como la favorita en las estaciones de radio alternativas dirigidas a adultos.

El disco es bueno, podría ser extraordinario, pero, a mi parecer, el reciclaje es demasiado evidente. Las influencias son muy claras y están a la mano: un poco de Al Green por aquí y otro de Bobby Womack por allá. Y, por supuesto, si se le agrega bastante de Marvin Gaye, es imposible equivocarse.

La voz de Burton es homenaje constante al mejor soul que nos ha dado el género y las estructuras armónicas le permiten expresar cierta melancolía alegre. Las letras son agridulces y el cantante ha entendido qué botones tocar para emocionar al escucha. Esto se puede escuchar en Colors o en Fire, que habla sobre cómo la música es un fuego inextinguible dentro de los músicos.

Soul, funk psicodélico, rock y mucho groove latino. Sí, la música de Black Pumas es irresistible, invita a moverse y a bailar. No se puede fallar al ponerlos en la fiesta o en la reunión. Mi única desconfianza ante Black Pumas es que estamos ante algo que ya hemos escuchado antes. No deslumbra, no sorprende, satisface a secas y pone de buen humor. También me preocupa que, después de ver presentaciones de ellos en YouTube, veo una impresionante habilidad para expresarse que no aparece en el disco. En vivo entregan todo, algo que no se puede encontrar de la misma manera en el estudio. Por otro lado, las texturas que logran en el álbum no existen en sus presentaciones, pero eso lo intercambian por energía y poderío.

Creo que estamos ante un proyecto que tiene grandes posibilidades de desarrollar un lenguaje propio. Espero que puedan lograrlo. Necesitamos más música que vaya a las entrañas, que nos haga desear más que un ritmo machacón, y este dúo sabe cómo hacerlo con un puñado de canciones.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Siguiente Noticia

Te podría interesar: