Juan Antonio García Villa: una vida en la nómina

Juan Antonio García Villa: una vida en la nómina

Por: Gerardo Lozano

Le discutía a un político veterano de Torreón que Juan Antonio García Villa era un político panista sobrio, sin antecedentes de corrupción, conservador y con una muy larga trayectoria dentro de su partido, que se remonta a décadas.

Sí, me dijo, estoy de acuerdo que es sobrio, inclusive hasta cuando habla, pues sólo habla mucho cuando habla de beisbol; es tan viejo como yo, debe de andar arriba de los setenta, tiene más de cuarenta años en la política, pero dime una cosa: ¿qué ha hecho él por Torreón, por La Laguna o por Coahuila que tú puedas considerar importante?

Me quedé repasando un rato y hurgando en la memoria, ciertamente no recordaba nada que fuera importante, salvo que ha sido uno de los impulsores del cambio hacia la democracia y la alternancia en el poder, pero tampoco de una manera especialmente destacada, aunque sí ha estado ahí en la cúpula de su partido desde los años setenta.

Y mi entrevistado volvió a la cargada: ¿sabes cuántas veces ha sido diputado y senador? ¡Tres veces diputado federal, una vez senador y dos veces diputado local! ¡Se ha pasado más de 21 años cobrando en la nómina legislativa!, ¡sólo ganado una elección: la primera!

Repaso entonces la carrera pública de Juan Antonio García Villa: fue diputado federal en 1979, lo que entonces era algo excepcional, por el control que mantenía el régimen priista, pero en buena medida su triunfo se debió al pleito de las dos camarillas políticas priistas que controlaban La Laguna, pero también a una efervescencia política que se vivía en ese momento en Torreón.

Terminando su periodo se convierte en diputado local de 1982 a 1985 y realiza un papel destacado, porque rompió con prácticas viciosas arraigadísimas en el Congreso del Estado, como el hecho de que el presidente de la Comisión de Hacienda era compadre del tesorero municipal. Todo era muy burdo y no se cubrían las apariencias.

Tenía sólo un compañero de lucha legislativa, pero el sistema era abrumador y no hubo cambios reales hasta muchos años después.

Hasta aquí la carrera política de García Villa resulta muy interesante y debió aportar mucho al inicio del cambio democrático del país que iniciara, en el papel, José López Portillo con la Reforma Política que diseñó Jesús Reyes Heroles, abriendo el Congreso de la Unión a los partidos opositores, creando las diputaciones plurinominales.

Pero después de este periodo todo indica que García Villa se convierte en un político profesional y deja atrás el idealismo, que obligadamente debió de haberlo tenido en su etapa joven. Se vuelve pragmático, extremadamente cuidadoso en la toma de riesgos y hace de la política un medio de vida, con un ingreso económico excelente. Nunca más se bajó de la nómina hasta la fecha, cuando ya ha cumplido los 74 años de edad y concluirá el año que entra como diputado local, a los 75: 41 años después de que irrumpiera en la política.

SIEMPRE EN LA NÓMINA OFICIAL

Cuando se convierte en el primer diputado federal electo por mayoría directa, era ejecutivo de la Comisión Federal de Electricidad (es economista de profesión y posteriormente estudió derecho), tenía 34 años de edad, pero de alguna manera se siguió manteniendo como funcionario de la paraestatal y sus referencias biográficas indican que está jubilado, y muy bien, por CFE.

¿Cómo pudo ser varias veces diputado federal y seguir siendo funcionario público hasta jubilarse? Todo indica que aquí comienzan los claroscuros de García Villa.

Serio, inteligente, aceptable orador, bien estructurado intelectualmente, carece sin embargo de una personalidad carismática o atractiva para la contienda electoral, lo que hace más excepcional su triunfo inicial, pero nunca más requirió el ser votado para realizar una larguísima carrera legislativa.

De su cargo de legislador local (1982-1985), en 1988 vuelve a ser diputado federal plurinominal, terminando en 1991. Deja pasar un periodo y en 1994 vuelve nuevamente a ser diputado federal plurinominal.

Termina en 1997 e inmediatamente pasa a ser senador plurinominal del 1997 al 2000.

En el 2003 y sólo hasta el 2004 es Subsecretario de Economía a nivel Federal. Se desconoce por qué dejó el cargo.

De 2006 a 2008 regresa a un gabinete federal, pero en un cargo que estaba completamente fuera de sus competencias profesionales. Fue Director de la Comisión Nacional Contra Riesgos Sanitarios. Se desconoce también el por qué deja el cargo cuando le restaba mucho al sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.

Esto parecía su retiro de la política (tenía 63 años de edad), pero en 2017 aparece de nuevo en el listado de diputados locales plurinominales de Coahuila para el periodo 2018-2020, cuando ya había rebasado los 70 años de edad.

NUNCA APOSTAR AL RIESGO

García Villa fue candidato a gobernador en 1999 enfrentando a Enrique Martínez y Martínez, contra quien perdió de una manera muy contundente. Fue de las poquísimas ocasiones en su larga carrera política en que se presentó como candidato a un cargo de gobierno. Correr riesgos nunca parece haber sido lo suyo.

Con un ingreso asegurado en una de las paraestatales que mejor paga y posteriormente con una buena jubilación, el militar en la oposición pierde algo de méritos, porque, de una forma u otra, él seguía viviendo de la nómina gubernamental.

¿Trabajó como legislador durante los casi 20 años que ocupó seis cargos? Si, indudablemente, pero el trabajo legislativo es el mejor de los mundos posibles en México: sueldos enormes, grandes prestaciones, un calendario laboral comodísimo, muchos viajes y ninguna presión por resultados.

El hecho de la corta duración que tuvo en cargos gubernamentales, como los que desempeñó en los gobiernos panistas, deja entrever que ese tipo de trabajo no le agradaba, además cuando los ocupó ya tenía más que resuelta su vida económica.

En un balance general, la política le ha dado a Juan Antonio García Villa muchísimo más de lo que él ha dado a la sociedad coahuilense como político.

Hoy sigue instalado en el mejor de los mundos posibles como diputado local en, lo que se supone, será un retiro dorado, cuando al finalizar 2020 estará rumbo a los 76 años de edad.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Te podría interesar: