Educal: amenazada por Paco Ignacio Taibo II

Educal: amenazada por Paco Ignacio Taibo II

Por: Álvaro González

Prepotente como es, Paco Ignacio Taibo II, director del Fondo de Cultura Económica e ideólogo de la indescifrable cuarta transformación, comenzó sus visitas a las librerías de Educal, las cuales son noventa establecimientos ubicados en las principales ciudades del país.

Fue a supervisar lo que él denomina como una línea editorial conservadora, neoliberal y elitista.

Educal ha sido una editorial dependiente del presupuesto gubernamental pero con patrocinios muy importantes del sector privado, lo que ha permitido difundir por décadas la publicación de obras dedicadas a las bellas artes, la antropología, la historia y algunos otros temas de la cultura mexicana.

Una parte de estas publicaciones son de lujo, con papel caro e impresión muy cuidada; verdaderas joyas del arte de la impresión, lo que implica, necesariamente, un costo alto, que puede disminuir por el patrocinio de instituciones como bancos, aseguradoras y fundaciones privadas que apoyan dichas ediciones, con el propósito de difundir la obra artística de los más importantes creadores del país.

Una buena parte de estas ediciones son financiadas por instituciones privadas de fomento a la cultura y Educal sólo las comercializa a través de su red nacional, lo que le permite aumentar sus ingresos, como debe hacer cualquier librería que aspire a lograr unas finanzas sanas o, al menos, no caer en pérdidas y aumentar el subsidio gubernamental.

Pero no sólo maneja esa línea de libros, sino libros de muy diversas editoriales y temas, que incluyen, por ejemplo, libros para la inducción de los niños al mundo del arte, que son de muy buena calidad y están a un precio accesible.

En su visita a la sucursal de la ciudad de Monterrey, ubicada en el Complejo Fundidora, en el mismo edificio que alberga a la cineteca, Paco Ignacio Taibo II ordenó el despido de todo el personal y dejó a un solo empleado, lo que hará muy complicado el manejo de una librería de ese tamaño.

Enseguida ordenó que en las librerías de Educal no se pueden vender libros relacionados con la religión, la superación personal y el esoterismo, lo que ya es un tema mucho más delicado, porque está dándole a la editorial un manejo ideológico acorde a su pensamiento que, afirma él, es de izquierdas y proviene del marxismo-leninismo del siglo antepasado.

Todos los estudios antropológicos relacionados con la religión en la cultura mexicana fueron retirados, lo que es una estupidez, pues es imposible entender al México prehispánico, colonial e independiente sin el estudio de las religiones. ¿Cómo entender las culturas prehispánicas sin su componente religioso? ¿Cómo entender el barroco mexicano, una maravilla para el mundo, sin la religión católica?

Los libros de superación personal le parecen al Taibo una idiotez cursi, así lo expresa, pero tienen una gran demanda y estaban ayudando mucho en las ventas de las librerías de Educal. A él le parecen pseudoreligiosos; para fuera.

Como hay austeridad, se terminó la política de ofertas que siempre había manejado Educal, por la cual un libro que siguiera a la venta pero tuviera más de cinco años editado tenía una oferta del 20%. Se acabó, nada de ofertas, lo que aumentará los saldos cuya venta estimulaba este descuento.

A cambio, por una compra de casi mil pesos, ahora Educal regala uno de los nuevos libros editados por la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural de México y el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, controlados por el mismo Taibo.

Se trata realmente de una plaqueta, impresa en papel cultural, con una pasta de papel cuche mate, de apenas 45 páginas. El regalo se titula El Plan de Ayala y contiene exactamente eso: El Plan de Ayala. Es uno de los nuevos libros que cuestan 15 o 20 pesos y, efectivamente, un “libro” de tales características no puede costar más de 20 pesos, pero es un regalo gubernamental.

SE ACABÓ LA PLURALIDAD

Los críticos de Taibo están viendo cumplirse todos sus pronósticos: la toma de las editoriales financiadas con fondos gubernamentales para utilizarlas con fines ideológicos.

Todo el arte moderno y contemporáneo se maneja, temáticamente, con total libertad, como debe ser, así que su temática no tiene nada que ver con la ideología de un Taibo, por lo que se puede anticipar que Educal eliminará gran parte de su catálogo y reducirá a un nivel mínimo su presupuesto, lo que le limitará a la temática que se le fije desde la oficina de este personaje radical y además prepotente, insultante.

Bajo semejante política editorial el panorama se percibe muy difícil para la sobrevivencia misma de Educal, que fue pensada para distribuir los fondos editoriales de la Secretaría de Cultura, de preparatoria abierta, de fundaciones que apoyan la cultura y de editoriales diversas.

Debería ser la Secretaría de Cultura la que determinara el rumbo de Educal, pero Taibo es el que manda porque es amigo e ideólogo del presidente de la república.

Por lo menos comercialmente, hay muchas probabilidades de que tanto el Fondo de Cultura Económica como Educal sufran un serio deterioro bajo la dirección de este personaje radical e ignorante del negocio editorial. Aunque sea un autor prolífico y toda su vida la haya dedicado a los libros, es muy diferente dirigir una casa editora como Fondo de Cultura Económica, creada para la pluralidad y abierta a todas las corrientes de pensamiento.

Por Educal es una pena, porque es una editorial única en su línea de atención a las artes, aun cuando sus libros tengan ese nivel de calidad y costo que son, sí, un lujo, pero un lujo que con creces lo vale.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Te podría interesar: