La traición de Marina Vitela a Gómez Palacio

La traición de Marina Vitela a Gómez Palacio

Por: Eugenia Rodríguez

Marina Vitela, candidata de Morena a la presidencia de Gómez Palacio, coordinó, dirigió y encabezó en el 2011 un golpe letal a las finanzas del municipio, al poner sobre la mesa y en sesión de cabildo un punto de acuerdo que permitió a Ciudad Lerdo vender su agua tratada a la planta Ciclo Combinado de la CFE y eliminar toda posibilidad de un ingreso anual de 24 millones de pesos para su ciudad, traición que no olvidan los gomezpalatinos.

Sustentada en el interés de grupo y personal, Marina Vitela se prestó para organizar en lo oscurito esta acción que a la fecha es perjudicial para las finanzas de Gómez Palacio, pues no solamente fue un golpe económico, sino también ecológico al no tener un destino final de provecho las aguas tratadas de la ciudad.

LA HISTORIA

El viernes 23 de septiembre del 2011 la alcaldesa Rocío Rebollo fue llamada de urgencia a la ciudad capital de Durango, con el pretexto de que recibiría recursos económicos de un programa denominado Comunidades Saludables y en donde su presencia era estrictamente necesaria.

Ese día tenía que celebrarse, como todos los viernes, la Sesión Ordinaria de Cabildo, la cual, ante la ausencia de la alcaldesa Rebollo Mendoza, fue presidida por Marina Vitela en su calidad de Primera Regidora.

Todo estaba arreglado y en cuanto dio inicio la Sesión de Cabildo y despacharon pronto los primeros puntos de la orden del día, Marina se saca de la manga el punto de acuerdo que permite a Lerdo vender su agua tratada a la CFE en Gómez Palacio, la pone a votación y la mayoría de los regidores, algunos del PRI y todos los de la oposición, de inmediato votaron a favor de esa concesión.

El golpe estaba asestado. Gómez Palacio perdería 24 millones de pesos por año por la venta de agua tratada y además no había de momento qué destino darle al líquido que por mucho tiempo fue derramado en el lecho seco del río Nazas.

Ese mismo día 23 de septiembre del 2011, al conocer Rocío Rebollo la traición a Gómez Palacio, regresa de inmediato de Durango y declara a los medios de comunicación que haría todo lo posible por revocar ese acuerdo al que calificó de “absurdo y al vapor”.

El acuerdo por el que votaron la mayor parte del Cabildo encabezado por la Primera Regidora Marina Vitela se “brincó” varios aspectos legales, como el no haberse sometido al Consejo Directivo del Sideapa y no haber pasado por las comisiones de Obras Públicas y Gobernación.

Fue un plan siniestro, coordinado en lo “oscurito” por Marina; el viaje de Rocío a Durango ese día era parte de la traición que se cocinaba, no en contra de la alcaldesa en turno, sino a todo Gómez Palacio.

Rocío le hizo la lucha pero nada logró. Gómez Palacio se quedó sin aprovechar su agua tratada y sin 24 millones de pesos anuales.

En esos días se habló de corrupción, de mucho dinero de por medio y aunque Marina Vitela no conspiró sola, sí se le atribuye la autoría intelectual, tan así que poco tiempo después de la traición pidió licencia como Primera Regidora y fue premiada con un puesto a nivel estatal en el Partido Revolucionario Institucional, ese instituto político que le dio todo y al que ahora le da la espalda.

Es fecha aún que los gomezpalatinos no se explican el por qué fuera Lerdo el que vendiera el agua tratada al Ciclo Combinado de la CFE, cuando las dos plantas tratadoras de Gómez Palacio están ubicadas a 3.5 y 4 kilómetros de distancia de esas instalaciones, mientras que los de la Ciudad Jardín tuvieron que construir un ducto de 11.1 kilómetros de distancia que atravesó una gran parte del periférico que le corresponde a Gómez Palacio.

Los gomezpalatinos no olvidan la traición de Marina y por ello en un evento de Andrés Manuel López Obrador en la Expo Feria de Gómez Palacio durante su campaña, la hoy candidata a la presidencia municipal fue abucheada por miles de ciudadanos que se unieron en un solo grito: “fuera Marina”. Hay evidencias –video- que confirman lo anterior.

No es una casualidad que los problemas que Marina Vitela ha tenido para conservar su candidatura han sido al interior de Morena. Las impugnaciones han salido de militantes ampliamente reconocidos de Morena y es fecha aún que no logra superar ese rechazo.

No sería nada extraño una desagradable sorpresa el 2 de junio para Marina Vitela que como gomezpalatina resultó ser más lerdense que la nieve Chepo.

SIEMPRE SU INTERÉS PERSONAL

La carrera política de Marina Vitela ha estado caracterizada por perseguir su interés personal, por encima de cualquier interés comunitario y compromiso con el municipio que ahora busca gobernar.

Sin ninguna preparación en ciencia política y de gobierno (su formación es enfermería) ha obtenido varias diputaciones, siempre sirviendo a políticos ajenos o contrarios a Gómez Palacio.

De empleada del ISSSTE en Gómez Palacio, donde se desempeñaba como enfermera general, logró todo, con el apoyo del PRI, y colocarse como diputada local en el 2007.

Radicaba entones en una vivienda de tipo popular en el fraccionamiento Morelos II, pero a partir de su posición como diputada comenzó a realizarle modificaciones a la finca.

En 2014, ya como diputada federal por el Distrito 02, también gracias al PRI, declaró a sus allegados la incomodidad de su familia por vivir en Gómez Palacio y en el fraccionamiento donde inició, por lo cual adquirió una residencia en el fraccionamiento más lujoso y exclusivo de Torreón: Las Villas, donde radica por lo menos desde 2015, aunque realiza la simulación de vivir en Gómez Palacio, en tanto transcurre la campaña electoral.

No sólo ha traicionado a Gómez Palacio yendo en contra de los intereses del municipio, sino que no le interesa tan siquiera vivir en él, por lo que realmente radica en Torreón.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Te podría interesar: