Bodegón febrero 2019

Bodegón febrero 2019

Durango, muy complicado

Para los ingenuos, MORENA es un partido como cualquier otro, que gobernará un periodo o los que decidan los votantes y después se va, pero precisamente se hace llamar movimiento porque pretende refundar el sistema político mexicano tal como lo conocemos, lo que implica que tienen en mente asumir el control absoluto, para instalarse en el poder no un gobierno sino toda una época. Ellos calculan que en tres años o cuatro se van a deshacer de todos los gobiernos estatales de oposición y en los años siguientes habrán doblegado a los demás poderes fácticos y organismos autónomos. ¿Hasta dónde están dispuestos a llegar? El caso de Puebla le puede ser ilustrativo. Ante este escenario de un centralismo a ultranza y un absolutismo presidencial que ataca, con ferocidad, a todo aquel que se opone a la voluntad del soberano, a DURANGO le ha llegado por desgracia demasiado pronto la elección intermedia, para la renovación de sus 39 alcaldías, todas las cuales, por supuesto, pretende controlar MORENA y su monaguillo el PT, por las buenas o por las malas. Ellos saben que el hueso más duro de roer es Gómez Palacio y, ¡qué gran casualidad!, le quitaron el presupuesto de casi todos los programas federales y, sólo después de que se dio la discusión pública, le regresaron un poco más de 11 millones del Fortaseg, pero al gobierno de José Rosas Aispuro lo traen a pan y agua, literalmente. Con el gobierno estatal y los municipios a pan y agua, se pretende dar el segundo paso para controlar Durango, pues en sólo tres años irán por la gubernatura, que ya sienten suya. Ante tan pavoroso escenario, todos los partidos políticos distintos a MORENA y PT parecen dispuestos a establecer una alianza de facto. Es una apuesta máxima porque de no contener la ola morada y roja, el PRI desaparecería y el PAN quedaría también atrapado y sin salida.


Problemas en Piedras Negras

El que puede comenzar a parir atravesado es el alcalde morenista de Piedras Negras y ex dinosaurio del PRI, Claudio Bres, pues la llegada de la caravana de 1,700 centroamericanos a la frontera ya comenzó a causar problemas, lo que ha requerido que el gobernador de la provincia, don Miguel Riquelme Solís, le haya tenido que entrar al rescate, poniendo orden entre los integrantes de dicha caravana, quienes se han ido empoderando con todas las facilidades y el trato que se les brinda por parte del gobierno federal, que luego deja el problema en manos de los alcaldes fronterizos y los gobiernos de los estados norteños. Resulta que las autoridades estatales detectaron que la mayoría de quienes se hacían pasar por líderes, eran nada menos que miembros de la pavorosa pandilla de la Mara Salvatrucha, una organización criminal que parece salida del inframundo. Claudio Bres, quien tiene problemas para ponerse su nuevo disfraz de morenista, ha podido sobrellevar de momento la presencia del enorme contingente, pero el problema es cuánto tiempo pasará antes de que aquello haga crisis de fea manera. Feliz, desde sus cómodas oficinas de la ciudad de Saltillo, el obispo Raúl Vera mueve a su gente para que otra caravana de migrantes centroamericanos llegue a la frontera coahuilense, lo que pondría las cosas peor de como están, pero el gobernante estatal dice que no más migrantes. Un feo asunto, como todo lo que sale de la mente enferma de Donald Trump.


El profe, George Torres y Vallarta beach

La familia López, la familia más “fifí” de Saltillo, movió  a sus mejores abogados y envió emisarios para rogar al señor presidente de la cuarta transformación que no se extradite al primo más incómodo de la familia: Jorge Torres, quien fue aprehendido mientras disfrutaba gozosamente de las playas y el clima de Puerto Vallarta, cumpliendo una orden de la Interpol, a pedido del distrito judicial del sur de Texas, con fines de extradición, proceso que se inició de inmediato, pero los abogados de la familia más de inmediato le tramitaron un amparo, lo cual no significa nada si la flamante nueva fiscalía de la nación decide ponerlo, vía express, en manos de la justicia norteamericana.  Si no lo extraditan sería absurdo haberlo detenido, pero en este país los ricos no van a la cárcel. El asunto es que si Jorge Torres va a dar a Texas, le harán cantar hasta el Ave María en latín, porque el hombre es un junior y no se caracteriza, ni de lejos, por su recio carácter, pero además se supone que sufre de un padecimiento cardiaco y no le hacen bien los sustos. Antes de enfrentarse a una larga condena, negociaría la reducción de la misma a cambio de información y no se ocupa ser adivino para anticipar que el tema de conversación será Humberto Moreira. Si Torres López habla ahora sí que van a poner a bailar al bailarín del clan de los Moreira, porque si no le caen a palos por el lado de Texas le pueden caer a palos desde España. Por lo pronto Humberto ya está amparado, pero, como dice la canción, de nada te sirve, porque su amigazo Enrique Peña Nieto se pasea por Europa en compañía de una rubia modelo despampanante y si te vi ni te conozco y ni me acuerdo. Vamos a ver si hay un poco de justicia poética después de tantos años de impunidad.


¿Atentaron contra Adelaido?

La noticia pasó un tanto desapercibida por ahí en la página roja de los diarios, pero lo sucedido, dicen los que a la malicia se dedican, que da mucho en qué pensar. Pues resulta que el teniente Adelaido Flores, jefazo de Fuerza Coahuila en la región lagunera de Coahuila, circulaba normalmente a bordo de una camioneta blindada, que es un vehículo mucho más pesado que los ordinarios, acompañado de tres de sus gentes, cuando de pronto fue embestido por otro vehículo, con tal fuerza que la camioneta del jefe policiaco quedó completamente volcada, con las llantas hacia arriba, lo cual es sumamente raro en cualquier accidente vial en un medio urbano; quedaron con heridas don Adelaido y sus tres acompañantes, afortunadamente ninguno de ellos de gravedad. Los sospechosistas de inmediato se comenzaron a preguntar si se trató solamente de un accidente raro o los malosos le quisieron mandar un feo mensaje al jefe de Fuerza Coahuila. Vaya usted a saber, pero de que el accidente estuvo raro, estuvo raro.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Te podría interesar: