¿Qué sabemos de los superdelegados?

¿Qué sabemos de los superdelegados?

Por: Gerardo Lozano

Ya están trabajando, aunque casi nadie conoce cuáles son exactamente sus funciones. Son las personas a través de las cuales el presidente Andrés Manuel López Obrador busca establecer una especie de poder paralelo directo en los 27 estados de la república donde no gobierna Morena.

¿Quién es y de dónde viene políticamente Reyes Flores Hurtado, el superdelegado coahuilense?

La figura del superdelegado no está contemplada dentro del modelo político que avala la constitución y menos aún dentro de un esquema sano del federalismo. Tampoco se sabe hasta dónde llegará su control sobre las delegaciones y dependencias federales que operan en cada estado, las cuales, hasta el mes de noviembre, dependían directamente de los secretarios de estado y los directores de los organismos y empresas estatales.

En Coahuila, Reyes Flores Hurtado ya está en funciones, sin embargo muy poca gente lo conoce, aun dentro del medio político. Paradójicamente, su círculo de relaciones más cercanas está dentro del panismo lagunero y estatal, no dentro de Morena; en consecuencia son los miembros de la dirigencia panista quienes sí lo conocen, pero ahora están parados del lado opositor de este río turbulento del nuevo gobierno morenista.

En teoría la función principal de estos superdelegados o coordinadores, como se les ha tratado de denominar, es vigilar la aplicación correcta de los recursos federales que se destinan a los estados y municipios a través de las diferentes delegaciones, que ahora han pasado también a “coordinaciones”, así como vigilar los recursos federales que se mezclan con los estatales y municipales a través de diferentes fondos.

El problema es que todavía, ya iniciado el gobierno obradorista, estos delegados no conocen qué estructura orgánica tendrán, qué presupuesto y, lo más delicado, exactamente qué funciones y facultades, sin que esto provoque un choque de trenes con los gobiernos municipales y estatales.

Ya hoy varios delegados manejan un lenguaje que suena amenazante, al hacer afirmaciones que les hace parecer como alguaciles del gasto público, pidiendo facultades para poder auditar sin previo aviso la aplicación de los recursos públicos. Al menos éste es el caso de Coahuila y las últimas declaraciones que ha hecho su Flores Hurtado, quien por ahora radica en Saltillo.

De una forma u otra, se deberá crear una estructura orgánica nueva para estos coordinadores, que requerirá de expertos en muy distintas áreas técnicas, personal administrativo, de servicios y se desconoce si algún tipo de especialistas en auditoria y derecho.

Aunque todo ha sido una improvisación, la intención política tiene un penetrante olor a centralismo y la innegable sombra del presidencialismo de los años setentas del siglo pasado, cuando no se movía una hoja de un árbol sin la voluntad del señor presidente.

 

¿QUIÉN ES REYES FLORES HURTADO?

Es muy probable que no haya mucho qué saber, dado que el historial político de Flores Hurtado es más bien corto.

Es un hombre nacido en 1975. Abogado por la UIA Torreón. Se dedicó inicialmente al ejercicio de la abogacía y aparece por primera vez en ese medio con un caso algo escandaloso, relacionado con el controvertido empresario Oscar Gutiérrez del Bosque, quien fue detenido en San Miguel de Allende debido a un fraude relacionado con cuestiones inmobiliarias y un grupo de jubilados norteamericanos.

Se desconoce exactamente en qué fecha ingresa al PAN en Torreón, pero a partir de ahí su carrera tiene un giro hacia la política.

Flores Hurtado, a la sombra del dinero y las relaciones de Guadiana Tijerina, logra mucho éxito mediático dentro y fuera de Coahuila. Hasta el mes de octubre de este año, evadía a los medios de comunicación que trataban de entrar de fondo a tema de cuáles serán realmente sus funciones específicas, qué atribuciones legales realmente tendrá, qué infraestructura y cómo se regularán sus relaciones con el gobierno estatales y los municipales.

El primer cargo que se le conoce es el de Consejero Estatal Electoral, cargo que tiene un muy buen sueldo pero que, a manera de curiosidad, sólo es obtenido por personas cercanas o de cierta confianza con el partido que gobierna, que era y es el PRI.

Posteriormente vuelve a aparecer ante los medios pero ya como Presidente del Comité Municipal del PAN en Torreón, con el padrinazgo del grupo que controla el partido, lo que es obligado. Este cargo lo desempeña con un perfil bajo.

A raíz de un desacuerdo aparente entre Guillermo Anaya Llamas y Juan Antonio García Villa, se decide nombrar un candidato como tercero en discordia en la elección interna por la dirigencia estatal del PAN y se designa a Reyes Flores Hurtado.

El presidente estatal del PAN recibe un sueldo semejante al de un diputado local, que muy alto, para que pueda dedicarse de tiempo completo al partido. Lo primero que hizo Flores Hurtado en su nueva posición fue adquirir una camioneta Suburban último modelo.

Como dirigente estatal le tocan varios procesos electorales y es un dato peculiar que al menos en tres ocasiones recurriera a ponerse en huelga de hambre por lo que los panistas consideraban como fraudes electorales.

Su estilo se vuelve más beligerante, acentuando el comportamiento que se maneja mucho dentro del medio de la abogacía.

En este periodo abre precisamente un despacho de abogacía en Torreón con instalaciones caras, pero no logra convertirse en un abogado cotizado.

Por razones que se desconocen, nunca fue considerado por la cúpula del partido para ser candidato a puestos de elección popular o algún tipo de cargo público, lo que era de lo más común. Tampoco se desconocen las razones por las que se distanció del partido y terminó desertando, habiendo sido dirigente estatal.

Se radica en Saltillo, de acuerdo a fuentes bien informadas, y abre un negocio de venta de abarrotes al mayoreo, con el cual fracasa como empresario.

No parecía tener más alternativa que tratar de regresar a la abogacía, pero entra en relación con el empresario minero Armando Guadiana Tijerina, quien lo contrata como abogado para darle un giro legal a su confrontación con el ex gobernador Humberto Moreira, en contra del cual interponen varias demandas.

La demanda que tiene un éxito mediático fue la que interpuso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, por crímenes de lesa humanidad, relacionados con la masacre del poblado de Allende, Coahuila, donde el crimen organizado tomó por asalto el poblado durante varios días, destruyendo casas, ejecutando y desapareciendo a un número indeterminado de personas, sin que ninguna autoridad, de ningún nivel, interviniera.

Esta demanda irritó fuerte a Rubén Moreira quien, desde su posición de gobernador, la emprendió contra el obispo de Saltillo, Raúl Vera, quien estaba, y está, encubriendo varios casos de pederastia y abuso sexual por parte de sacerdotes de la diócesis; pero no pudo actuar en contra de Guadiana Tijerina ni de su abogado, que era Flores Hurtado.

Realmente Flores Hurtado trasladó el discurso opositor panista al pleito entre Guadiana Tijerina y Humberto Moreira, repitiendo el tema de la enorme deuda pública generada en el periodo de este último y la muy frecuente presunción de la relación de Humberto Moreira con una de las organizaciones del crimen organizado, a la cual le permitiera convertir a Coahuila en “su territorio”, con un saldo de sangre terrible.

EN EL CARRO DE MORENA

Flores Hurtado, a la sombra del dinero y las relaciones de Guadiana Tijerina, logra mucho éxito mediático dentro y fuera de Coahuila, mismo que le permite al empresario y ahora senador colocarse políticamente y ser candidato a la gubernatura de Coahuila por Morena.

A donde va Guadiana Tijerina va Reyes Flores Hurtado como su asistente. En 2018 Guadiana se convierte en el hombre fuerte de Morena en el estado y gana la elección por la senaduría.

Después de la aplastante victoria del 2 de julio, Morena, que es un partido demasiado pequeño en Coahuila, tiene que comenzar a buscar cuadros, lo que hace casi obligado el que Guadiana recomiende a Reyes Flores como el “superdelgado” para el estado.

Lo último, al momento de redactar este análisis, fue la presión de los gobernadores el 4 de diciembre, en la reunión de la CONAGO, para  que los “superdelgados” fueran retirados como los secretarios técnicos de los nuevos consejos de seguridad, estableciendo que son los gobernadores quienes llevan el mando, en coordinación con las fuerzas armadas, y siguiendo el modelo que se ha aplicado exitosamente en La Laguna con el llamado Mando Único, presidido por un militar pero en coordinación con los gobernadores.

Hasta el mes de octubre de este año, Reyes Flores Hurtado evadía a los medios de comunicación que trataban de entrar de fondo a tema de cuáles serán realmente sus funciones específicas, qué atribuciones legales realmente tendrá, qué infraestructura y cómo se regularán sus relaciones con el gobierno estatales y los municipales. Fuera de libreta Flores Hurtado reconocía que “estaban trabajando en ello”.

“Supermán, si va a Nuevo León, se tiene que poner a mis órdenes porque yo soy el gobernador.”
-Jaime Rodríguez, “El Bronco”

¿Qué harán las contralorías y las secretarías de la función pública si el nuevo superdelegado es el alguacil del dinero público?

Por las pocas declaraciones que ha hecho a la prensa de Saltillo, Reyes Flores quiere dientes y facultades para intervenir en cualquier dependencia federal y en cualquier programa donde se manejen recursos considerados federales, partiendo del supuesto de que acabaran con la corrupción, los moches y la ineficiencia.

Una figura sacada de la improvisación y la pretensión de un control presidencial, que además pasa por la muy posible manipulación electoral de los programas de inversión pública en los estados, lo que anticipa fricciones y confrontaciones, no sólo con los gobiernos estatales y municipales sino al interior del propio organigrama del gobierno federal, pues cada delegado, denominado ahora “coordinador”, depende del secretario correspondiente y tan solo en Coahuila hay 33 delegados de secretarías, pero además están los de dependencias y organismos estatales, como el IMSS, el ISSSTE y muchas otras más.

Algunos gobiernos municipales de extracción panista piensan que pueden sacar provecho de su relación con Reyes Flores Hurtado, pero la consigna política de los superdelgados es consolidar la clientela de Morena, no la del PAN, mucho menos la de cualquier otro partido.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Te podría interesar: