El PAN: La oposición mediocre e irresponsable

El PAN: La oposición mediocre e irresponsable

Por: Álvaro González

El equilibrio de la república está roto y eso es algo grave para el país. El poder ejecutivo está en manos de un hombre que piensa en términos del viejo presidencialismo del siglo pasado; que ordena, ni tan siquiera pide, al poder legislativo y no tiene cuidado alguno en cargar públicamente contra el poder judicial, sobre el cual desea también mandar.

Los órganos autónomos, incluido el mismos INE, son vistos con recelo o hechos a un lado, mientras que otros son eliminados. Todos los organismos de la sociedad civil reciben el mismo trato y cualquiera que disiente, ejerce la crítica o se opone a las nuevas políticas presidenciales es descalificado, sin diálogo, sin que exista debate de por medio.

Es un poder presidencial sin los contrapesos propios de una república, pero además sin el contrapeso de los organismos intermedios, tanto públicos como privados, lo que es sumamente riesgoso para el país. Sólo han transcurrido días del nuevo gobierno y ya hay turbulencias y polarización.

En este escenario tan delicado, los partidos políticos llevan una gran parte de la responsabilidad de lo que sucedió, de lo que sucede y de lo que sucederá en los próximos años, que pudieran no ser sólo seis sino muchos más.

Después del desastre de las elecciones del 2 de julio, el partido que tiene más posibilidades de reconfigurarse y reposicionarse como oposición es el PAN , desde una posición de centro-derecha, pero el problema es que este partido parece estar inmerso en una grave crisis interna y, desde antes del periodo electoral, ha actuado con mediocridad y una gran irresponsabilidad histórica.

Varias voces muy calificadas advirtieron sobre los graves riesgos de tener a un presidente de las características de Andrés Manuel López Obrador con el congreso y el senado bajo sus órdenes, porque esto lo deja sin el más importante de los contrapesos, pero además le permite romper el orden constitucional o manejarlo como lo deseé, lo cual, de facto, rompe con el modelo republicano.

Si el PAN hubiera actuado con eficiencia en el proceso electoral, como el partido de oposición que es, es probable que AMLO hubiera alcanzado la presidencia, pero no la mayoría de los senadores y diputados, lo que estaría permitiendo hoy un debate político intenso y un equilibrio indispensable en el ejercicio gubernamental.

Lejos de apostarle a sus mejores hombres o inclusive darle participación a ciudadanos destacados que sin estar en el partido tienen perfiles muy importantes, el consejo nacional panista se ha perdido en mezquindades, luchas internas de facciones e intereses personales. El resultado es desastroso: no hay hoy una sola figura de liderazgo político que destaque en el ámbito nacional e inclusive al nivel de los estados.

No obstante que el PAN tiene 12 gobernadores, no hay una sola figura relevante, salvo el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, quien tiene potencial de convertirse en una figura, pero por lo menos hasta ahora no tiene apoyo importante al interior de la cúpula partidista.

Es penoso que Enrique Alfaro, gobernador de Movimiento Ciudadano y a quien precisamente el PAN tuvo que cederle un estado tan estratégico como Jalisco, se haya posicionado de manera más enérgica como opositor y esté al frente de la CONAGO, lo que le ha redituado ya en un sensible incremento de su presupuesto para el 2019, mientras que estados también estratégicos y muy productivos gobernados por el PAN han sido castigados presupuestalmente.

El país está urgido de una oposición inteligente, serena pero muy enérgica, lo que implica un discurso muy bien estructurado, la defensa de proyectos que son realmente importantes y estratégicos para el país y liderazgos a nivel de los estados y a nivel nacional.

En el sistema norteamericano el mayor semillero de cuadros de primer nivel tanto de los republicanos como de los demócratas surge de las gubernaturas. En nuestro sistema gran parte de los gobernadores son figuras grises o más bien mediocres, que se pierden una vez concluidos sus mandatos y muy raramente sus liderazgos tienen alcance regional o nacional en el ejercicio de sus funciones.

Los senadores deberían ser otra fuente de cuadros de primer nivel, cosa que también sucede en los países desarrollados, pero no en nuestro caso, debido a la misma mediocridad y a los vicios con que son designados para el cargo.

En estados como Durango, el PAN alcanza el poder estatal a través de un priista desertor y tibio, interesado únicamente en su proyecto personal. Es muy probable que después de las elecciones del 2019 no les quede sino un gobernador débil, acorralado por Morena y unos cuantos diputados, que es lo único que han tenido tradicionalmente.

En Coahuila la reciente elección para renovar la dirigencia estatal muestra a un partido dividido, sumido en mezquindades y sujeto a la ambición de unos cuantos personajes que brincan de cargo en cargo, pero no trascienden como liderazgos hacia la sociedad. Si gobiernan hoy en el segundo y tercer municipio más importante del estado, se debe más a cuestiones coyunturales o, si se le quiere poner nombre, a toda la animadversión que generó la familia de los Moreira durante los doce años que duró en el poder, no al gran trabajo del partido ni a su discurso o propuestas.

Muchos opinan que los gobernadores no pueden ser un contrapeso al poder presidencial, que está impulsando un centralismo a ultranza, pero esto parece una apreciación muy ligera, porque de las 32 gubernaturas 28 son de partidos opositores a Morena, que apenas tiene 4, de las cuales sólo son estratégicas la ciudad de México y Veracruz, donde tiene una oposición fuerte, porque Chiapas es un estado con muy poco peso político y Morelos está en manos de ese disparate de político que se llama Cuauhtémoc Blanco.

28 gobernadores en acuerdo pueden tener una fuerza contundente, especialmente defendiendo el modelo republicano y los intereses de cada entidad, ante el embate de un movimiento que ni tan siquiera es partido y depende de un solo hombre.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Te podría interesar: