El Bodegón #327 diciembre 2018

El Bodegón #327 diciembre 2018

REBANADAS DE PAN

La elección interna para renovar la dirigencia estatal del PAN se convirtió en una cena de negros, confirmando lo que ya todo mundo sabía: los panistas enfrentan una grave crisis interna, una lucha de poder más truculenta y confusa que un pleito de callejón. Oficialmente ganó Jesús de León Tello, el candidato del grupo de Guillermo Anaya, los de siempre, pero Mario Dávila, quien encabeza el voto del centro del estado, ha impugnado los resultados en un proceso que fue, por decir lo menos, desordenado y amañado. Torreón tiene, a nivel estatal, el padrón más grande de miembros, con 1’060, pero Monclova y Frontera suman cerca de 900 y a eso hay que añadir los municipios chicos de la región, lo que igualaría los padrones.

Saltillo, siendo la capital, tiene un panismo que sigue siendo un círculo muy cerrado, con apenas 260 miembros, lo que es increíble si se parte de que el municipio está ya sobre los 700 mil habitantes, pero finalmente el partido es propiedad de la familia López Del Bosque, mientras que municipios como Piedras Negras tienen 200 miembros activos. Pase lo que pase el PAN queda bipartito y confrontado entre Torreón y Monclova-Frontera, donde gobierna actualmente. Esto ya se veía venir. En la elección de la dirigencia nacional, en Torreón el triunfador de otra contienda tormentosa, Marko Cortés, ganó apenas con 211 votos, contra los 195 votos que obtuvo Gómez Morín, quien ni tan siquiera alcanzó a visitar Torreón, pero esto refleja la inconformidad que existe contra el grupo que encabeza Guillermo Anaya y compañía, pues además la participación en esta elección interna fue de apenas un 40%. Aunque gobierne en Torreón y en el centro del estado, el PAN, como partido, parece metido en un agujero bastante hondo, del cual no se sabe cómo vaya a salir.

CHUY ESTÁ ESTRENANDO NOTARÍA

Pero mientras el partido es un desorden, don Jesús De León Tello está estrenando edificio para la instalación de su flamante notaría pública, ubicada en la colonia Los Ángeles de Torreón, un sector de nivel residencial en la ciudad. Ya se sabe que Jesús de León, Guillermo Anaya y Karla Samperio fueron bendecidos cada uno con una notaría pública allá, hace ya buen puño de años, cuando eran diputados locales y a cambio de los favores realizados en pro del gobierno del momento, presidido por el ex gobernador Enrique Martínez y Martínez. Cuando les cayó encima la crítica, dijeron que renunciarían al fíat recibido, por lo menos eso dijo Guillermo Anaya, pero don Jesús y doña Karla callaron boca y guardaron su fíat para cuando fuera oportuno ponerlo a trabajar y don Jesús, viendo los vientos huracanados que soplan en la política nacional y lo difícil que va a ser seguir mamando con alegría de la ubre pública, ha decidido que es el momento de abrir su flamante notaría pública, aunque dice la picaresca que ya hay más notarías en Coahuila que tiendas Oxxo, gracias a que cada fin de sexenio se otorgan nuevos fíats a puño, para beneficio de amigos, ex funcionarios y prestadores de favores políticos.


PRIMO GARCÍA: FUGA

El flamantísimo director de la policía municipal de Torreón, Primo García Cervantes, hermano del amigazo de don Jorge Zermeño Infante, anuncia que dejará el cargo para reintegrarse a la Policía Federal a uno de esos cómodos cargos burocráticos, donde no tiene que sufrir presiones, riesgos y demás sustos que implica estar al frente de una corporación policiaca. Ya se había dicho que no tiene el perfil para ocupar un cargo de tales características y hasta ahora estaba librando las cosas porque le estaban haciendo la tarea las fuerzas armadas y Fuerza Coahuila, no por eficiente o por los méritos de sus propios muchachos.  Deja a la corporación con 150 nuevos elementos egresados de la improvisada academia de policía, pero sólo ellos saben qué nivel de capacitación real traen estos nóveles guardianes del orden, porque desde que se instaló la tal academia las cosas se han manejado con el más puro espíritu de improvisación que, desgraciadamente, es una de nuestras malas características como país. Néstor Villarreal, quien ha sido el director fundador de esta “academia”, sabe del tema policiaco poco menos que nada. El caso es que don Primo García Cervantes se va y las razones reales por las cuales lo hace sólo las saben él, el alcalde y unos cuantos, pero no nos las van a decir. El excelentísimo don Jorge Zermeño e Infante, el alcalde que está haciendo bellísima a la ciudad con toneladas de pintura comprada a quién sabe quién, tendrá el problema esta navidad de ponerse a buscar un nuevo director de policía, que sea amigazo, de sus plenas confianzas y le entre al toro, que es donde más de dos se van a arrugar.


MORENA, PARTIDAZO SIN CABEZA

El país tiene un tremendo mesías tropical, todopoderoso que desea ser absoluto y tener al país entero dentro de su puño, pero en Coahuila, aunque ganó la elección, su partido Morena, que es más bien un movimiento de lo más variopinto y singular, al cierre de esta edición había fracasado en el intento de integrar su nueva dirigencia a nivel estatal, porque de los 68 delegados que hay en el estado sólo llegaron a la asamblea 15 y 6 despistados militantes sin nombramiento, por lo que el secretario general estatal, José Guadalupe Céspedes Casas, declaró desierta la asamblea y ahora tendrá que recorrer todo el estado para recabar firma por firma para una nueva convocatoria.  Morena está sin cabeza, porque la dirigente estatal anterior, Miroslava Sánchez Galván traía urgencia de ocupar su diputación plurinominal en la ciudad de México y el partidazo de moda queda sin capitana y con un comité directivo estatal más chimuelo que un abuelito de noventa. Suponemos que los Guadiana Tijerina, los Flores Hurtado y los demás que andaban en campaña ahora están en busca de formar parte de la Cuarta Transformación, pero desde un buen hueso, no importa que ganen un poquito menos de los 108 mil pesillos que gana el supremo tlatoani, ungido de los pueblos de la tierra ( ¿habrá algún pueblo que no sea de la tierra?) por medio de una “limpia” especial para que todos los espíritus del más allá y del más acá lo protejan y lo acompañen en la transformación histórica de la patria. O sea, que hablando en términos llaneros, el partido les vale; lo que importa es encaramarse al nuevo carro de la revolución.

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Te podría interesar: