Aldo Villarreal Murra, de la denuncia a dar vergüenza

Aldo Villarreal Murra, de la denuncia a dar vergüenza

Por: Gerardo Lozano  

Estar en la oposición política puede ser comodísimo: te pones a revisar todo lo que, a tu juicio, está mal, y aprovechas cualquier oportunidad de acercamiento con los medios para señalarlo. Si es a título personal se trata de tu opinión, lo que le interesa poco a los medios, pero si eres el presidente del Colegio de Arquitectos de La Laguna, tus declaraciones tienen trascendencia, aunque los afiliados al colegio no compartan las mismas. 

Aldo Villarreal sirvió a los intereses de Jorge Zermeño y fue uno de los más importantes críticos del gobierno anterior, lo que le ganó la designación como Director de Desarrollo Urbano del nuevo gobierno, algo que le da un muy buen sueldo, prestaciones y otros beneficios. 

El problema es que si has sido un asiduo crítico, cuando pasas a funcionario debes ser por lo menos eficiente en la tarea que desempeñas, pero ha venido a resultar que Aldo Villarreal tiene dos problemas como funcionario municipal. El primero de ellos es que los proyectos que dependen de su área están dejando mucho que desear y, segundo, que en la administración zermeñista hay desorden en materia de obra pública, de tal forma que entre lo que es propiamente la Dirección de Obras Públicas, que dirige Tomás Galván; la Dirección de Servicios Administrativos que encabeza Antonio Loera López; el Sistema Integral de Mantenimiento Urbano, a cargo de Humberto Niño Muñoz, y la Dirección de Urbanismo que maneja Aldo Villarreal, hay un desorden, no sólo en la jurisdicción que maneja cada uno, sino en la toma de decisiones que a cada uno compete. 

Mantenimiento urbano ha recibido una ampliación de presupuesto importante para seguir pintando parques,  plazas, canchas y todo cuanto sea posible. Ha gastado muchos millones de pesos en pintura, con un manejo desaseado de proveedores, al grado de que supuestamente le han timado, lo que más bien orienta a que existen personas muy, muy cercanas a Jorge Zermeño que son quienes de fondo están detrás de los proveedores. 

Ni el propio Tomás Galván tiene control de lo que se hace o se deja de hacer en Mantenimiento Urbano, pero además Antonio Loera tiene, inexplicablemente, facultades para tomar decisiones sobre asuntos de equipamiento y mantenimiento urbano, pero luego Tomás Galván es quien tiene que arreglar las anomalías que se dan con los proveedores y constructoras que hacen alguna obra para el ayuntamiento. 

En medio de todo esto, Aldo Villarreal está haciendo un papel deplorable. Sólo basta como ejemplo la avenida Colón, cuyas obras son un tremendo desorden, no sólo en planeación sino en ejecución. 

El propio Colegio de Arquitectos de La Laguna, el cual dirigía Aldo Villarreal, ya emitió críticas directas sobre el trabajo de su ex presidente, manifestando que el diseño del paisajismo que han contratado no es para una avenida pública, sino para un jardín privado. 

Aldo Villarreal se defiende manifestando que es sólo una muestra y que no tendrá costo para el ayuntamiento, lo cual es de dudarse. En general se desconoce el proyecto de paisajismo urbano que se colocará finalmente en la avenida Colón, una vez que eliminaron todos los arbustos, dejaron secar el pasto y solo quedaron en pie los encinos que habían sido plantados desde la antepenúltima administración. 

El cordón cuneta no fue completado en los extremos de cada cuadra, argumentando que se trata de una modalidad, pero los arquitectos consultados opinan que no hay tan modalidad, porque tanto la tierra como la piedrilla que se han colocado se regarán sobre el pavimento. 

El costo anunciado del proyecto, que está sobre los 15 millones de pesos, implicaría más de un millón de pesos por cuadra, pero nadie sabe en el gremio de la arquitectura en que se gastará exactamente ese dinero. 

Ya en el antepenúltimo mes del año y de la actual administración, no se ve avance en las obras y, en apariencia, el dinero de la obra se pudo haber destinado a otras áreas, sobre todo después de la contingencia ambiental, la que obligará a Jorge Zermeño a realizar algo que no quería: invertir dinero municipal en obras de drenaje sanitario y pluvial, además que las inundaciones han destruido una parte del recarpeteo que había sido recientemente colocado, lo que tiene irritado al alcalde. 

¿Qué está haciendo Aldo Villarreal además de cobrar un muy buen sueldo?

Comentarios de Facebook
Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo más visto

Te podría interesar: